martes 26 octubre, 2021
Mujer es Más –
ELENA CHÁVEZ COLUMNAS BLOGS METAMORFOSIS

«METAMORFOSIS» Gabinete sin Honor

Por. Elena Chávez González

A la mitad del camino, como diría el presidente Andrés Manuel López Obrador, los cambios hechos en su administración dejan más dudas, especulaciones, que esperanza para los mexicanos, el gabinete con el que inició tres años atrás su administración está prácticamente disuelto y los que permanecen se desempeñan con tal servilismo que podemos definirlo como: Gabinete sin Honor.

Antes de entrar de lleno a la actuación de las y los integrantes del gabinete del primer mandatario de nuestro país es importante conocer la definición de Honor. De acuerdo con la Real Academia Española (RAE) esta pequeña palabra tiene un enorme peso que los subalternos del inquilino de Palacio Nacional no han querido asumir: “Cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo”.

Si bien es cierto que cualquier subalterno a un presidente de la República le debe respeto por su investidura, también lo es que, en México, lamentablemente, el jefe del Ejecutivo federal humilla en cadena nacional a sus empleados de primer nivel, a esos que se les denomina Gabinete. A algunos los exhibe a través de videos que sube a sus redes sociales tachándolos de mentirosos e irresponsables, a otros los sienta en su mañanera, como sucedió con el exconsejero Jurídico, Julio Scherer para decirle que es como su hermano, pero ya le resultaba inútil para seguir adelante en su llamada cuarta transformación.

Necesitaría escribir todo un pergamino para nombrar uno a uno a los integrantes del Gabinete de López Obrador que han sido sobajados y reducidos a ineptos por parte del presidente, por lo que solo me referiré a los que en más de dos ocasiones han aguantado ser humillados no por amor a México, sino por sus ambiciones personales que ni siquiera están consolidadas.

Veamos el caso del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, a quien ya muchos lo consideraban vicepresidente por todas las funciones que López Obrador le imponía sin ser de su incumbencia: comprar pipas para Pemex, comprar vacunas para combatir la pandemia, hasta ir personalmente a supervisar el caso de la masacre de la familia LeBarón.

-¨Misión cumplida, jefe¨- dijo el canciller ante las órdenes del presidente que en pago a sus buenos oficios lo sentó en la penúltima fila apenas hace unos días cuando a puerta cerrada y ante sus súbditos presentó su tercer informe de gobierno. Ahí cabizbajo, vio cómo el tabasqueño despedía amor por todos sus poros para su “delfina”, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, a quien ubicó en la primera fila y al lado de su esposa Beatriz Gutiérrez.

Y así como Marcelo Ebrard que camina sin honor anhelando ser el candidato de Morena a la Presidencia de la República, hay otros que ni el reconocimiento a su trayectoria y talento los salva de ser pisoteados por el señor que vive en Palacio Nacional. ¿Quién? Ahí está Arturo Herrera, exsecretario de Hacienda hasta hace un par de semanas que por casi tres años dejó el honor en su casa para soportar los regaños y desmentidos del presidente ante la prensa nacional.

“Mentiroso” se convirtió en el mantra de Herrera que decía una cosa sobre la terrible economía mexicana cuando al otro día López Obrador decía tener otros datos. -Ahora si renuncia, se especulaba, pues nada, el prestigiado economista que no tienen ninguna posibilidad de ser candidato presidencial aguantó estoicamente las groserías de su jefe para ser presidente, sí, presidente, pero del Banco de México y sin cumplir con los requisitos para tal puesto.

Y en este Gabinete sin Honor ni las mujeres se salvan, ¿o me van a decir que el cargo de secretaria de Seguridad Pública que le dio a Rosa Icela Rodríguez lo cumple a cabalidad y con resultados positivos para los mexicanos? La funcionaria, de sus más queridas por abnegada y sumisa tiene el titulo, pero en realidad su función es supervisar que se vacunen a quienes el presidente decide.

El colmo del deshonor lo llevan en las solapas tanto el secretario de la Defensa Nacional como el de Marina, Crescencio Sandoval y José Rafael Ojeda Durán, quienes en lugar de cuidar a los mexicanos se aseguran de que no molesten a los narcotraficantes que andan ¨libres como el viento, peligrosos como el mar…¨

Me pregunto, queridos lectores de MujeresMás, ¿qué motiva a los integrantes del Gabinete de Andrés Manuel López Obrador a dejar de lado su honor? Quizá el puesto, el sueldo, los negocios al amparo del poder que seguramente muchos estarán haciendo o su miedo a ser perseguidos por su majestad…

Felices siéntanse quienes por fortuna ya no forman parte del Gabinete sin Honor.

Artículos Relacionados

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Rosario Robles: ¿injusticia de género?

SaraÍ Aguilar

«MIRADA GLOBAL» México obeso y sedentario

Paty Betaza

«RETROVISOR» En defensa del PRIMOR

Ivonne Melgar

«CEREBRO 40» Qué importante es ser y hacer tribu

Bárbara Lejtik

«RIZANDO EL RIZO» ‘¿Smartphoinómanos?’

Boris Berenzon Gorn

«LA ABADÍA DE ELOÍSA» ‘No soy de aquí, ni soy de allá’. Philippe Ollé-Laprune, una entrevista en dos actos

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.