sábado 31 julio, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» Investigadores del Hospital Juárez de México sin fecha para recibir instalaciones, pero les exigen alta productividad

Por. Yohali Reséndiz

Es 2013, el organigrama de la División de Investigación, que depende de la Dirección de Investigación y Enseñanza, está dividido en siete Laboratorios de Investigación y Diagnóstico:

· Laboratorio 1. Microbiología y Toxicología.
· Laboratorio 2. Alergia y Micología.
· Laboratorio 3. Genética y Diagnóstico Molecular.
· Laboratorio 4. Histocompatibilidad.
· Laboratorio 5. Medicina Regenerativa.
· Laboratorio 6. Endocrinología molecular.
· Laboratorio 7. Inmunobiología.

Los laboratorios 2, 3 y 4 realizaban pruebas diagnósticas, pero el 1 de abril de 2016 la actual administración decide modificar el organigrama, donde los tres Laboratorios de Diagnóstico dependerán de la Dirección Médica, mientras que los 4 Laboratorios de Investigación son sustituidos por cuatro Unidades de Investigación:

· Unidad de Investigación en Microbiología y Toxicología (UIMyT).
· Unidad de Investigación en Enfermedades Metabólicas y Endocrinas (UIEME).
· Unidad de Investigación en Genética y Cáncer (UIGEC).
· Unidad de Investigación en Inmunidad e Inflamación (UIININ).

Para ello, se ha designado como titular de cada unidad a un investigador en Ciencias Médicas, aunque luego cambian de opinión y les dan el título de encargado, porque esa “titularidad” no existe en el organigrama oficial. Así, las inconformidades de “los encargados” comenzaron debido a que se les asignaron diversas tareas administrativas entre las que se encontraban la elaboración de Manuales de Procedimiento, la realización de reuniones de organización con el personal a su cargo, el mantenerse al tanto del desarrollo de los proyectos, autorizar los periodos vacacionales o días económicos, es decir, funciones administrativas de la Dirección de Investigación y otras áreas.

El 30 de enero de 2019 el Director General, el Doctor Martín Antonio Manrique, presentó su Informe Anual a la comunidad, donde informó que debido a los movimientos telúricos de 2017 algunos edificios del Hospital recibirían mantenimiento para el reforzamiento de la estructura y seguridad de las instalaciones, olvidando el Edificio de Investigación y Enseñanza.

El 23 de abril de 2019, informaron a los investigadores que con el fin de dar seguimiento a las actividades de la Comisión Auxiliar de Seguridad y Salud en el Trabajo del Hospital Juárez de México, se realizaría un recorrido en la División de Investigación para dar cumplimiento a la disposición legal, que obliga a dicha Comisión a mantener el medio ambiente de trabajo, libre de condiciones inseguras de carácter general; así como de una verificación de edificios, instalaciones y equipos en forma periódica y frecuente.

El 27 de junio de 2019, después de ventilar sus diferencias entre los encargados de las Unidades de Investigación con la Administración vigente, se informó que, con el fin de hacer más eficientes las actividades de investigación, además de facilitar las interacciones, libertad de asociación y colaboraciones, la División de Investigación realizaría modificaciones al organigrama funcional, cambios que entraron en vigor a partir del primero de julio de 2019. Entre ellas se anunció que:

· Desaparecerían las Unidades de Investigación, tal como venían operando.
· En consecuencia, quedaban sin efecto los manuales operativos de las cuatro Unidades de Investigación, por lo que deberían sujetarse a los lineamientos descritos en los manuales vigentes de operación y de procedimientos de la División de Investigación.
· Los ICM y personal afín quedaban directamente subordinados a la División de Investigación, ante la que deberían realizar cualquier trámite requerido y a la cual deberían rendir cuentas.
· Los equipos de investigación eran propiedad del HJM y debían estar disponibles para todos los investigadores; en el entendido de que su operación continuaría bajo la custodia de los mismos investigadores que se habían hecho cargo de ellos hasta ese momento.
· El personal de apoyo continuaría asignado a los investigadores con quienes habían colaborado.

Cabe mencionar que la disolución de las Unidades de Investigación en julio de 2019, fue una decisión derivada del conocimiento de que demolerían el edificio de Investigación y Enseñanza del Hospital, debido a los daños estructurales generados como consecuencia del terremoto de septiembre de 2017. Información que todo el personal de la División de Investigación desconocía.

El 16 de julio de 2019 el Director General del Hospital, Doctor Martín Antonio Manrique convocó al personal de la Dirección de Investigación y Enseñanza a una reunión informativa en el Aula Magna y les comunica que el Edificio de Investigación y Enseñanza a causa del sismo de septiembre de 2017, sufrió daños estructurales y que la comisión dictaminó que costaba más reforzarlo que demolerlo y volverlo a construir, así que se decide desarrollar un proyecto ejecutivo integral que cumpla con el reglamento y normas de construcción vigentes de la CDMX. La demolición se programó para el mes de agosto de 2019, para cuatro meses después comenzar a construir el nuevo edificio de Investigación y Enseñanza, con presupuesto otorgado por el Programa Nacional de Reconstrucción, donde se planteó que en año y medio se terminará la reconstrucción, para lo cual se instalarían estructuras prefabricadas para el traslado de todas las oficinas administrativas y las aulas, así como de todo el personal, esas estructuras se instalaron en el estacionamiento del Hospital, ya que se consideraba como el lugar más seguro, aunque actualmente se encuentra en mantenimiento para su reforzamiento. Pero, debido a que no había una estrategia para el desalojo del edificio de Investigación y Enseñanza, y a que las instalaciones prefabricadas tardaron más de lo establecido en su construcción, la demolición se retrasó hasta el mes de noviembre de 2019 y sólo dieron cuatro días para desalojar la División de Investigación, los cuáles fueron utilizados para:

· 5 de noviembre. Movimiento de reactivos de la mitad de ultracongeladores y refrigeradores para dejar la mitad de ellos vacíos y desconectados. Empacar insumos, reactivos y papelería.
· 6 de noviembre. Traslado de refrigeradores y congeladores vacíos al área designada.
· 7 de noviembre. Conexión de refrigeradores y congeladores trasladados. Último día para completar el empaquetamiento de insumos, papelería y reactivos no refrigerables.
· 8 de noviembre. Llevar los reactivos restantes a los refrigeradores y congeladores trasladados. Desconectar y dejar vacíos la otra mitad de los refrigeradores y ultracongeladores para su traslado al área designada. Iniciar embalaje de equipos, y traslado de estos a las áreas designadas.

Después de esta fecha, le fue prohibido al personal de la División de Investigación ingresar a las áreas.

Y habrá que resaltar que todo el equipo especializado que no se logró colocar en un área adecuada, fue emplayado y resguardado de forma inadecuada en el cuarto de máquinas del Hospital, donde hay fugas, no hay servicio de limpieza y recientemente se ha convertido en un almacén. Es en esta área en la que están en funcionamiento algunos refrigeradores, congeladores y ultracongeladores, donde se resguardan muestras biológicas y reactivos. Equipo especializado que le costó al Hospital, pero sobre todo a los investigadores, quienes lograron obtenerlo con financiamiento derivado de convocatorias externas. Dicho equipo, después de varios años es estas circunstancias, ya no será funcional o requerirá de mantenimiento costoso, que deberá ser gestionado a través del área administrativa, ya que el presupuesto de Investigación no incluye el pago de pólizas de mantenimiento de los equipos. Hasta la fecha, a pesar de que el edificio de Investigación y Enseñanza fue demolido, no se ha iniciado la construcción del nuevo edificio, y no hay una fecha probable para que esto ocurra.

¿Cuántos años más jinetearán el presupuesto asignado al edificio de Investigación?

Derivado de lo anterior, el 30 de julio de 2019, los Investigadores en Ciencias Médicas del Hospital solicitaron que se designara o adecuara un área que pudiera funcionar como centro de operaciones, dónde se mantuvieran en funcionamiento algunos de los equipos para el procesamiento de muestras, área en la que se contara, además, con mesas de trabajo experimental y de escritorio con acceso internet. Todo esto con la finalidad de que se continuara, en la medida de lo posible, con la toma de muestras de protocolos de investigación activos, y llevar a cabo el procesamiento y almacenamiento de estas.

¿Y qué pasó?

La respuesta de las autoridades fue que no era factible habilitar instalaciones que pudieran funcionar como laboratorio en el Hospital, incluso en forma temporal. Sin embargo, en el área prefabricada se tendría un cubículo que serviría como oficina y centro de operaciones cuando fuera necesario, donde habría escritorios, internet y teléfonos y sí, el área existe y es un espacio de 6 metros cuadrados donde pueden hacer trabajo de escritorio un máximo de 5 personas tiene internet, pero no cuenta con ningún otro servicio.

En los últimos dos años diversas circunstancias sirven de referencia para preguntar ¿cómo es que los investigadores en Ciencias Médicas del Hospital Juárez (HJM) están realizando investigación?

En julio de 2019 a los Investigadores en Ciencias Médicas y resto de personal de la División de Investigación se les comunicó que tienen que buscar acomodo en otras instituciones de investigación para realizar su labor, y continuar con sus proyectos, debido a la inminente demolición del Edificio de Investigación y Enseñanza.

Como es entendible, la gran mayoría de los Investigadores en Ciencias Médicas no quieren abandonar la Institución; sin embargo, no hubo otra opción y solo un grupo de “privilegiados” se quedaron. Entre ellos, dos investigadores en Ciencias Médicas que consiguieron espacio para realizar trabajo de laboratorio y escritorio para ellos y su personal, así como una investigadora en Ciencia Médica clínica que ya contaba con un área de trabajo en el servicio de Oftalmología.

Así, los “no privilegiados” que son doce Investigadores en Ciencias Médicas sin posibilidad de conseguir espacio en el Hospital Juárez de México, consiguieron situarse en diversos centros de investigación. Cada investigador tuvo que gestionar su comisión con las autoridades de cada Institución receptora SIN RECIBIR NINGUN APOYO NI MORAL NI ECONÓMICO DE LAS AUTORIDADES DEL HOSPITAL JUÁREZ. El apoyo de la Administración del Hospital se limitó a generar los oficios para la comisión oficial de los Investigadores y Ayudantes de Investigador asignados a otras Instituciones de salud o de enseñanza.

Estas comisiones no incluyeron el préstamo de equipo. Ningún investigador pudo sacar equipo especializado para continuar con sus proyectos de investigación, éste se mantiene almacenado en el Cuarto de Máquinas del Hospital. Así que los “No privilegiados” del Hospital Juárez de México“ se distribuyeron en diferentes Instituciones, donde se instalaron para hacer investigación sin equipos, al inicio sin reactivos, y en algunos casos sin alumnos, porque el espacio asignado no incluía espacio para sus estudiantes.

Será posible que definan ya un área que puedan utilizar como centro de operaciones, donde podamos continuar con la toma y procesamiento de muestras para los protocolos de investigación en desarrollo.

¿Qué se requiere?

Un espacio físico de mínimo 36 metros cuadrados con ventilación, que cuente con las instalaciones adecuadas para mantener en funcionamiento los siguientes equipos: una centrífuga refrigerada, una campana de mesa, una incubadora sin CO2, un microscopio de epifluorescencia, un crióstato, un refrigerador, un congelador y un ultracongelador. Equipos que el Hospital mantiene almacenados y sin funcionamiento en el cuarto de máquinas. También solicitan que este espacio cuente con una tarja, una mesa de trabajo para las muestras y de dos a cuatro espacios para trabajo de escritorio con acceso a Internet que permita tener a todos los investigadores en un espacio de trabajo adecuado para el procesamiento de muestras disponible en cualquier momento que se requiera.

Lo anterior no se contrapone con el desarrollo de las comisiones en Instituciones Externas, puesto que es más sencillo transportar muestras ya procesadas y preservadas adecuadamente, que transportar muestras en fresco hasta los centros comisionados, que en algunos casos requieren de un traslado de 1.5 a 2 horas para llegar de un punto al otro.

Además, no hay que olvidar que ante la emergencia sanitaria por COVID-19 la mayoría de las Instituciones receptoras cerraron sus instalaciones y el Hospital Juárez de México se convirtió en Hospital COVID, lo que afectó la toma de muestras de varios protocolos de investigación en desarrollo. La pandemia del COVID-19 obliga a reflexionar sobre las tareas de investigación desde una perspectiva totalmente nueva: HACER INVESTIGACIÓN DESDE CASA.

Son muchos los requerimientos y opciones que tienen los Investigadores para avanzar en su labor: escribir un artículo de revisión bibliográfica (que son por invitación del editor de alguna revista), intentar escribir un artículo original con algunos datos que se tengan a la mano, seguir con las asesorías o tutorías en línea, etc. A pesar de todo lo mencionado, recientemente la directora de investigación, la Doctora Mónica Alethia Cureño Díaz por recomendación del Doctor Rodolfo Cano Jiménez de DGPIS, solicita a los Investigadores del Hospital de Juárez implementen acciones inmediatas que incrementen la producción de publicaciones científicas en las que participen como primer autor(a) o de correspondencia por encima de las coautorías.

Es decir, es obvio que los Investigadores en Ciencias Médicas persiguen ese objetivo, pero realmente les importa el trabajo que realizan para la Institución…¿En qué otro país los investigadores enfrentarían el desdén de sus “superiores”? Es triste, terrible, que se siga minimizando su trabajo y aquí lo que debería de preponderar la Dirección General de Políticas de Investigación en Salud es analizar a profundidad la situación actual en la que se encuentran los Investigadores en Ciencias Médicas del Hospital Juárez de México y ofrecer estrategias de apoyo en conjunto con las autoridades y los mismos investigadores que pese a sus decisiones burócratas y estúpidas, siguen de pie.

¿Tienes una denuncia?

[email protected]

¿Ya me sigues en Twitter?
@yohaliresendiz

Artículos Relacionados

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» ¿Quién violó a Guty?

Editor Mujeres Mas

«RIZANDO EL RIZO» La vida en las pantallas…

Boris Berenzon Gorn

«SALA DE ESPERA» Va de nuevo

Gerardo Galarza

«CEREBRO 40» Abracémonos con palabras

Bárbara Lejtik

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Mariana Rodríguez: la agenda de género como bandera política

SaraÍ Aguilar

«COLUMNA INVITADA» Afrolatinas

Sandra Vivanco Morales
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.