miércoles 22 septiembre, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«RE-VISIONES» ¿Votar o botar?

Por. Sabrina Gómez Madrid

Ante la inminencia de las elecciones, diversos manejos informativos y discursivos que se vienen dando desde la última alternancia y los dos años y medio de gobierno, hay que reflexionar en cómo ejercer el derecho ciudadano más importante que tenemos para intervenir en la toma de decisiones sobre los asuntos que nos preocupan y que deben ocupar a quienes nos representan. Así que a continuación, algunos elementos que deben ayudarnos a pensar, independientemente de la infodemia electoral, por qué y para qué es importante ir a votar este 6 de junio.

Desde hace algunos meses y en medio de una pandemia dio inicio el Proceso Electoral para renovar la Cámara de Diputados, quienes integrarán la LXV Legislatura del Congreso de la Unión de México a partir del 1 de septiembre y diversos cargos en los 32 estados del país. Participan 10 partidos políticos, tres de los más recientes (el partido Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México) de manera independiente, al igual que Movimiento Ciudadano y otras dos coaliciones que aglutinan a los partidos mayoritarios. Se trata de Juntos haremos historia (adonde están: Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Verde Ecologista) y Va por México que reúne al Partido Acción Nacional, Partido Revolucionario Institucional y al Partido de la Revolución Democrática.

Pero antes de votar hay que informarse y meditar cuál es la situación de nuestro país, cuál es la del estado, ciudad y hasta el barrio en el que vivimos, qué es en lo que habría que trabajar, para entonces pensar en los partidos y personas que lucharán por lo que creemos que necesitamos. Eso nos hará más conscientes de por qué y para qué damos cada uno de nuestros votos que no tienen por qué ser en una sola dirección. ¿Pero cómo hacerlo?

Podríamos empezar por preguntarnos ¿cuál es la situación de nuestro país? Aquí habría que analizar tres frentes: los problemas que el país viene arrastrando desde hace décadas, los asuntos que se han generado en los últimos años en cómo se han trabajado o no, y el presente. Y en todos los casos valorar aciertos, desaciertos y acciones ante asuntos no previstos como el terremoto de 2017 o la pandemia por COVID.

Si bien en cierto que el problema de seguridad y de violencia es transversal, podemos tomar en cuenta las diversas medidas que han tomado contra él las tres alternancias políticas de quienes nos han gobernado en lo que va del milenio. Otros temas: la desigualdad, el acceso a servicios, el manejo económico, derechos humanos, entre muchos otros que deben ocuparnos como individuos pero también como familias y sobre todo, como sociedad

Por supuesto que no podemos olvidar estos meses de confinamiento que perturbaron toda nuestra forma de vida a nivel global. A pesar de ello hay que pensar en cómo se ha afrontado este hecho inédito en un siglo, comparándonos con países similares al nuestro. Así que hay que pensar un poco en el pasado, un poco en el presente pero también un poco en el futuro y hacerlo de manera equilibrada.

Por eso creemos que es importante destacar que el manejo informativo ha operado apostando por deteriorar la imagen de unos, generalmente los más populares, para tratar de posicionar mejor a otros. Un mecanismo es el de dividir preferencias creando nuevos partidos, o bien, aglutinarlas para fortalecer otras posiciones. En este juego de posturas la radio y la televisión así como la folletería, carteles, lonas y anuncios espectaculares siempre han desempeñado un papel fundamental, por eso grandes sumas de dinero de las campañas se han destinado siempre a ellos. No obstante, las posibilidades gratuitas de difusión inmediata de las redes sociales actuales, parecen incidir con más rapidez en la población que se deja influenciar por lo que consideran su red de amigos sin tener conciencia de que esto de que éstas operan de otra manera. En este caso, la estrategia de las redes ha apostado por la división pero con posturas que tienden a radicalizar emociones amor/odio más que a informar sobre las propuestas de cada uno de los partidos y concretamente de sus candidatos.

Y para ello, cada uno de nosotros, debemos investigar los proyectos políticos de cada partido para tener claras las razones por las cuales vamos a ir a votar, y en las acciones y planes con los que estamos o no estamos de acuerdo. Se trata, como escribimos al inicio, de ejercer el derecho ciudadano más importante que tenemos, pero es nuestra obligación moral hacerlo a través de un voto razonado.

 

Artículos Relacionados

«CUARTO PISO» Emociones que matan

Marissa Rivera

«SALA DE ESPERA» El tamaño de la tragedia

Gerardo Galarza

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Tlali: monumento a la frivolidad

SaraÍ Aguilar

«COLUMNA INVITADA» Cumplimiento de paridad de género

Sandra Vivanco Morales

«MIRADA GLOBAL» Aquel 19 de septiembre y las tragedias sucesivas

Paty Betaza

«COLUMNA INVITADA» Del bolivarismo al sueño europeo en América

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.