jueves 16 septiembre, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS IVONNE MELGAR

«ELLAS EN EL RETROVISOR» Marcela Lagarde y las diputadas feministas

Por. Ivonne Melgar

Sostengo la hipótesis de que el presidente López Obrador ha decido representar la resistencia machista en esta hora de movilizaciones de mujeres que reclaman un basta ya a las violencias y el pleno respeto al ejercicio de sus derechos.

Son diversas las razones que explicarían esta determinación y apuesta del gobernante más poderoso y querido del México contemporáneo: su generación; su repelencia a la llamada sociedad civil organizada; su convicción de que los propósitos de igualdad del gobierno tienen la suficiencia para superar inequidades; su base social mayoritariamente popular y a la que no quiere confrontar en la normalización de la desigualdad de género y, por supuesto, su credo religioso.

Pero no pretendo en este texto desmenuzar las motivaciones que han llevado al presidente de la República a decirle no al feminismo, tanto a la posibilidad de considerarse afín en su enfoque como a sus demandas: reconocimiento y atención focalizada a la violencia de género y derecho a decidir, entre otras.

Sólo quiero subrayar la postura que el jefe del Ejecutivo tiene en un momento de México en el que su palabra es la ley. Porque cuenta con la mayoría en el Congreso y porque, además, es un líder político con una inédita ascendencia sobre los tomadores de decisiones y la sociedad en general.

Es bajo esta circunstancia que se han tomado las principales definiciones del Poder Legislativo desde septiembre de 2018. Y desde esa condición de supremacía presidencial deberemos sopesar las definiciones parlamentarias que logran sortear ese control.

Por eso, vale mucho recuperar trozos, estampas, palabras de la conmemoración del 8 de marzo en la Cámara de Diputados, el pasado lunes, en una sesión que incrustó con letras de oro los nombres de dos mujeres que lucharon por el reconocimiento de nuestros derechos políticos, y que reconoció a una pensadora feminista mexicana, constructora de entendimiento y de conceptos que hoy dan soporte a los reclamos por las omisiones del Estado mexicano frente a las violencias de género y la impunidad que cobija a sus perpetradores.

Porque ahora que es moda global borrar la memoria y diseñar realidades alternas con retórica y percepción, tenemos del deber de registrar las acciones más temprano que tarde harán camino frente a la resistencia machista.

Quedan aquí entonces –para el gozo de la comprensión de los días que vivimos y para que no olvidemos que la siembra continúa sin reposo— algunas reflexiones que las protagonistas hicieron este 8 de marzo cuando, además, en un homenaje legislativo concreto a Marcela Lagarde de los Ríos, reconocida ese día con la Medalla Sor Juana Inés de la Cruz, la Cámara de Diputados aprobó cambios con enfoque de género al tipo penal del feminicidio.

Apenas una muestra.

Marcela Lagarde de los Ríos, feminista y filósofa, Medalla Sor Juana Inés de la Cruz 2020

“Celia Amorós develó la importancia de los pactos patriarcales entre hombres para mantener su supremacía y el sistema, la defensa de la formación social del Estado, de la cultura patriarcal. Los llamó Celia Amorós pactos juramentados, pactos por un orden meta histórico patriarcal. El contenido de ese pacto, asociarse como pares legítimos y excluir a las mujeres para dominarlas. Esa ha sido la historia patriarcal. Hombres de distintas ideologías, edades, clases sociales, creencias y culturas actúan con el automatismo del pacto. Ellos se reconocen entre sí la condición de pactantes y derechohabientes libres. Al mismo tiempo han excluido a las mujeres, incluso con violencia de género, prohibida y delictiva en México gracias a los afanes del Legislativo.

“Otros pactos ahondan la impunidad de hechos violentos, a pesar de ser de la vigencia de normas creadas desde la perspectiva feminista, para evitar que hombres violentos, deudores de pensiones alimenticias y de obligaciones familiares puedan acceder al relevo político en nuestro país. Pero los hombres burlan las normas y se tapan unos a otros de manera recíproca.

“Entonces, la impunidad campea y es nicho de toda violencia. Y todavía es un enorme desafío en México lograr el cumplimiento de leyes de avanzada, como la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que cumple 14 años, y la Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombre. Encontramos todo tipo de resistencias, de objeciones, de simulación de muchos funcionarios, representantes políticos que deberían garantizar su cumplimiento”.

Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados (PRI)

“La historia de las mujeres inscritas en el Muro de Honor también habla de la lucha por el reconocimiento de su papel en la historia de México. En 1948, 125 años después de la inscripción del primer nombre masculino en el recinto de Donceles, se emitió el primer decreto para honrar a cuatro mujeres destacadas en el movimiento de Independencia: Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, Mariana Rodríguez del Toro de Lazarín y Antonia Nava.

“Dos meses después, se inscribió el nombre de Carmen Serdán por su papel en la Revolución Mexicana, quien hasta el día de hoy era la única mujer del siglo XX. Posteriormente, en 1968, 20 años después, se incorporó el nombre de Margarita Maza de Juárez, y en 1995, hace 26 años, se reconoció a Sor Juana Inés de la Cruz.

“Del total de 81 inscripciones del Muro de Honor, 62 pertenecen a personales históricos. Hasta hoy, solo 7 mujeres en 200 años de vida independiente. Con la incorporación de los nombres de Elvia Carrillo Puerto y Hermila Galindo Acosta apenas alcanzará el 15 por ciento del total.

“Hacer visibles a las mujeres que han contribuido a la transformación de la sociedad mexicana es también tarea de la legislatura de la paridad. Hoy hemos dado un paso más, la historia es paritaria, solo hay que contarla así”.

Diputada Wendy Briseño Zuluaga, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género (Morena)

“Distinguir a la doctora María Marcela Lagarde de los Ríos con la medalla Sor Juana Inés de la Cruz, es un testimonio vivo de que el movimiento feminista y amplio de mujeres llega a las instituciones por su fuerza, razón y argumentos que construimos entre todas y que cimientan grandes maestras como la doctora Lagarde.

Como muchas de nosotras desperté al feminismo y me interesé a las causas feministas gracias, entre otras mujeres, a Marcela Lagarde y su libro, hay que citarlo Los cautiverios de las mujeres, que leí recién pasados mis 20 años. Su obra, reflexión, pensamiento, acción y causa han tocado a mi vida hasta convertir el feminismo en mi primera militancia y en mi proyecto de vida que se inscribe en lo político.

Así como hablo desde mi experiencia muy personal, también sabemos que todo su legado se inscribe en el movimiento feminista en América Latina y el mundo, y desde ahí nos nutre y fortalece en las respuestas de por qué los derechos humanos de las mujeres son tan importantes y urgentes para la paz social”

Diputada Rocío Barrera Badillo, presidenta de la Comisión de Gobernación (Morena)

“Como especialista y perito, Marcela Lagarde participó en el emblemático caso de El Campo Algodonero, ante la Corte Internacional de Derechos Humanos.

“Como legisladora logró la inclusión del tipo penal de feminicidio en el Código Penal Federal, que ha permeado en las legislaciones locales. Impulsó la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual constituyó un cambio de paradigma jurídico al reconocer a las mujeres y niñas como sujetas de derechos, convirtiéndose en un referente y en un instrumento para que el Estado promueva y protagonice la solución a la problemática de la violencia entre mujeres y niñas.

“A Marcela le debemos los mejores y más novedosos constructos de la cultura jurídica y social de nuestros tiempos para alcanzar la igualdad sustantiva, así como la adopción de conceptos clarificadores, que han permitido crear una nueva confrontación histórica y simbólica que reconoce la diversidad humana y la paridad entre quienes son diferentes”.

Diputada Verónica Juárez Piña, coordinadora de la bancada del PRD

“La violencia contra las mujeres en plena pandemia sufrió un incremento del 60 por ciento. En 2020 se reportaron 940 feminicidios y 2 mil 783 homicidios dolosos de mujeres. En total se registraron 3 mil 723 muertes violentas de mujeres que aún esperan justicia; 11 mujeres asesinadas cada día, una de las cuales es una menor de 14 años. Debería ser esta cifra inaceptable para la democracia que queremos construir.

“La violencia familiar durante la pandemia se incrementó alarmantemente los meses más álgidos del confinamiento. Las llamadas al 911 por violencia contra la mujer fueron de 260 mil 67. No obstante, a pesar de ser un fenómeno global, el inquilino de Palacio Nacional se rehusó a admitir esta realidad”.

Diputada Martha Tagle Martínez

“Las mujeres somos la fuerza transformadora, porque demandamos y construimos herramientas para hacer de los hogares, las escuelas, las plazas públicas y las calles espacios seguros, así como para exigir justicia para las 11 mujeres que son asesinadas diariamente. Las mujeres somos la fuerza transformadora, porque hemos sido capaz de reconocernos como pares y como aliadas, para alcanzar nuestros objetivos.

“Las mujeres somos la fuerza transformadora, porque en esta pandemia hemos demostrado que, a pesar de vivir la otra pandemia de la violencia de género, somos el sostén de la vida y la economía de este país, ya que sin los cuidados que realizamos este mundo colapsaría. Las mujeres no somos una oposición política como pretenden reducirnos ni somos manipuladas, influenciadas por nadie ni por ningún grupo”.

HUBO MÁS, MUCHO MÁS. Y VALE LA PENA SABERLO Y TENERLO PRESENTE. AQUÍ PUEDE CONSULTARSE.

http://cronica.diputados.gob.mx/

 

Artículos Relacionados

«RAZONES INTUITIVAS» El Buen Vivir, tan utópico como necesario

Editor Mujeres Mas

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» Los estímulos para los investigadores de la Secretaría de Salud: una farsa más

Editor Mujeres Mas

Problemas con el puchero

Rodrigo Llanes

«SALA DE ESPERA» ¿Y si España se venga?

Gerardo Galarza

«CEREBRO 40» Es hora de gritar ¡Viva México!

Bárbara Lejtik

Riqueza mexica en su jugo

Rodrigo Llanes
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.