sábado 18 septiembre, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS GILDA MELGAR

«DOLCE ÁLTER EGO» Cocinas fantasma, una exquisita explosión

Por. Gilda Melgar

Debido al cierre de restaurantes y establecimientos formales de venta de alimentos a raíz de la pandemia de Covid-19, miles de cocineros perdieron su empleo o vieron disminuidos sus ingresos, sin posibilidad de ser contratados por otro establecimiento, pues los sectores turístico y gastronómico son dos de los más golpeados a nivel global.

Dicen que con toda crisis se crean áreas de oportunidad, y esto ha sido parcialmente cierto para el ámbito gastronómico, con el surgimiento de nuevas formas de producir o comercializar los alimentos.

Tal es el caso de las “dark kitchen” o cocinas fantasma que, a un año del confinamiento, se han convertido en una moda de la cual México no se escapa.

Se trata de un modelo de preparación y venta de alimentos en el que no hay un comedor o espacio físico de atención a los comensales ni personal que les atienda. Aquí no hay un local, sólo cocinas, y si bien en algunos casos no hay una renta ni nómina de meseros a cubrir mensualmente, sí hay una gran exigencia en cuanto a la difusión y calidad del servicio para poder competir y destacar.

Un fenómeno particular y común entre las cocinas fantasma es que no necesariamente usan las aplicaciones populares de entrega a domicilio, como Uber Eats o Rappi, e incluso han creado su propio servicio de entrega con un perfil mucho más personalizado a través del trato directo con los clientes. Normalmente se dan a conocer a través de las redes, sobre todo por Instagram, lo cual implica sí o sí invertir tiempo y recursos en la difusión digital de su oferta.

De hecho, muchas veces el contacto con el comensal inicia por mensaje privado de Instagram para derivar en un número de WhatsApp a través del cual se envía el menú y se concreta la compra. 

Es un fenómeno emocionante. Imagino que un cocinero con mucha experiencia en grandes fogones ahora tiene oportunidad de crear su propio menú, desde su cocina, y que éste puede llegar a mi mesa a través de una relación calidad-precio difícil de encontrar en un establecimiento. Para mí es muy antojable y mientras no haya seguridad sanitaria para nadie será una magnífica opción para comer sabroso sin tener que cocinar.

También está el caso de negocios nuevos que estaban listos para empezar a operar justo antes de la pandemia o acababan de abrir sus puertas y, ante el cierre, decidieron arrancar de forma “online” y sólo con servicio a domicilio o para llevar. Es el caso de La vitrine, de la galardonada repostera Sofía Cortina quien, a través de la cuenta oficial de Instagram, ofrece pastelería de vitrina y otras delicias de inspiración francesa, tanto de línea como con ediciones limitadas. No se pierdan sus travel cakes o el París Brest. Está previsto que su tienda abra este año. Ojalá que así sea. 

Durante el año pasado festejamos los cumpleaños de la familia en casa, de forma espectacular gracias a Pin-tó, thai to go, propuesta de comida tailandesa estilo callejero, para llevar, surgida en la pandemia gracias a la chef Somsri Raksamra, creadora del restaurante Galanga. El plus de Pin-tó es que resulta más accesible que el anterior y la calidad y presentación de los alimentos es excelente.

Algo más casual y perfecto para un finde relajado es Brasa Fina-kitchen grill, con su oferta de hamburguesas, hot dogs, ensaladas, papitas, Cortes de carne y pescados a las brasas. Aún no lo pruebo pero está en mi lista de antojos sobre todo por su baguette tostado enhorno con Entrecot, queso emmental y gravy, bien nombrado por la marca como French Dip Sándwich.

¿Menú de entre semana pero con un toque Gourmet mexicano? En Ideas que llenan tienen uno semanal que hace babear a cualquiera. Les contactas por WhatsApp y te hacen llegar tu pedido. Esta semana, por ejemplo, hubo sopa  prehispánica de Xoconostle, chile poblano relleno de ternera y de postre, Tarta de Santiago. Un gusto de fonda fina de vez en cuando no hace daño . 

Los que aún tenemos la fortuna de quedarnos a trabajar desde casa sin haber menguado el ingreso y queremos seguir cuidándonos al máximo, apoyemos a estas cocinas fantasma, que aunque aún no salen a la luz, ya brillan por el sabor de sus platillos y el profesionalismo de sus propietarios. 

Buen finde de dark kitchen.

Artículos Relacionados

«RIZANDO EL RIZO» La toxicidad de las redes

Boris Berenzon Gorn

«SEXTO SENTIDO» Mujeres en el Ejército, igualdad de oportunidades

Adriana Luna

«METAMORFOSIS» Gabinete sin Honor

Elena Chávez

«RAZONES INTUITIVAS» El Buen Vivir, tan utópico como necesario

Editor Mujeres Mas

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» Los estímulos para los investigadores de la Secretaría de Salud: una farsa más

Editor Mujeres Mas

Problemas con el puchero

Rodrigo Llanes
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.