jueves 24 junio, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS IVONNE MELGAR

«ELLAS EN EL RETROVISOR» Elecciones 2021: con las mujeres al frente

Ivonne Melgar

Los primeros acontecimientos del año confirman las palabras de Yndira Sandoval de Nosotras tenemos otros datos: las elecciones de 2021 serán con nuestros derechos al centro y las mujeres al frente.

De esa manera, la también fundadora de Las Constituyentes MX celebró en 2020 los niveles de institucionalización que fue adquiriendo la iniciativa feminista 3 de 3 contra la violencia, una vez que el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial se hicieron cargo de que ese sería un filtro para los candidatos a cargos de elección popular.

Haber obligado a los partidos a revisar si sus aspirantes tienen deudas en la manutención de sus hijos o expedientes en materia de agresión sexual y violencia política de género, está cimbrando uno de los principales sustentos de la desigualdad entre hombres y mujeres: la normalización de los maltratos en todas sus acepciones.

De entrada, Morena se encuentra en serios problemas justamente por haber trivializado las denuncias por acoso sexual en contra de su abanderado a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio.

El caso del senador con licencia está en manos de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de ese partido y es evidente, por el manejo caótico de la comunicación de sus resolutivos, que sus cinco integrantes se encuentran divididos en torno a una sanción que implique cancelar o no la candidatura.

La discrepancia de qué hacer con esa bomba también se ha dado entre las legisladoras, regidoras y feministas de Morena.

Mientras la línea presidencial abiertamente declarada es señalar que se trata de una campaña negra propia de estas temporadas, hay fuego amigo morenista que usa el tema para descarrilar al aspirante.

Pero también están los auténticos reclamos feministas de que un partido que ha ofrecido cambio de régimen no puede darse el lujo de cruzarse de brazos frente a las evidencias que configuran un perfil violencia de género constante en la biografía del candidato.

Se trata de una situación inédita gracias a la plataforma 3 de 3. Y de una bomba de tiempo porque más temprano que tarde, el caso tendría costos si se impone la idea de que no pasa nada.

Pero también en la oposición se observan situaciones que colocan a la agenda de género como la gran novedad de las próximas elecciones, destacando el triunfo de la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, en la interna del PAN para definir la candidatura al gobierno estatal.

La historia es del dominio público: la presidenta municipal no era la favorita del gobernador Javier Corral para sucederlo. Peor todavía: él la había señalado como aliada a la gestión local priista de César Duarte, a quien se le sigue juicio por corrupción.

Con ese contexto, el triunfo en la selección interna de la Maru Campos no sólo representó un portazo para el mandatario estatal sino también para el equipo político que lidera, incluyendo al senador Gustavo Madero que perdió frente a la popular alcaldesa.

Lo sucedido en Chihuahua desmiente a quienes prejuzgan que las postulaciones de las mujeres son sinónimo de derrota en las urnas.

Así que Maru Campos irá a la contienda estatal con la legitimidad de haber ganado con votos su candidatura. Es obvio que tiene méritos y trabajo entre sus gobernados.

Pero también hay que reconocer el peso que en este momento tiene la agenda de paridad y de penalización política de la violencia que el INE y el Tribunal Electoral les han fijado a los partidos en esta elección.

Es una agenda inescapable que, sin embargo, algunos pretenden sortear con subterfugios y trivializaciones sobre los reclamos y derechos de las mujeres.

Nos referimos a la postulación, por ejemplo, de Paquita la del Barrio para diputada por Movimiento Ciudadano, un partido que nos quedó a deber en el debate sobre paridad en gubernaturas en el INE guardando un imperdonable silencio, ya que presume en su propaganda y plataforma estar comprometido con esta causa.

Por supuesto que hemos disfrutado de la intérprete de Rata de dos patas, a quien reconocemos en sus aportaciones culturales y artísticas. Pero convertirla en aspirante a una representación popular no compensa las resistencias que en los hechos tiene MC frente a los liderazgos femeninos y las causas feministas.

Y qué decir del PAN que ha ofrecido la candidatura al gobierno de Baja California a Lupita Jones, referente de los concursos de belleza, justo cuando el debate de fondo es salirnos de la frivolidad con la que el estatus quo ha pretendido afrontar los reclamos de igualdad de las mujeres.

Son anécdotas de los que no entienden que no entienden, en medio de una tendencia de cambio que sin duda marcará la disputa electoral que viene.

Artículos Relacionados

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» Acosan y denigran a investigadores del Instituto Nacional de Pediatría

Editor Mujeres Mas

Nuestro Quijote 2020: Andrés Manuel y la necesaria dignificación de la política

Regina Santiago Núñez

«CUARTO PISO» El intrascendente semáforo

Marissa Rivera

«SALA DE ESPERA» La nueva farsa

Editor Mujeres Mas

Gracias, Regina

Editor Mujeres Mas

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Salud mental: la otra pandemia que sigue ahí

SaraÍ Aguilar
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.