viernes 07 mayo, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«COLUMNA INVITADA» La última y se acaba

 

Esta es la última colaboración para Mujer es Más, por lo menos de este 2020, porque espero en una semana estar sentada frente al monitor diseñando una lectura agradable, con nuevos anhelos y sueños como siempre que se empieza un proyecto, la apuesta por el año nuevo 2021 es hasta cierto punto reservada, todas y todos pedimos salud y bienestar para nuestras familias.

Este año que acabará en unos cuantos días nos ha tenido a todos con preocupación, pero nuevas y mejores situaciones nos aguardan. Cerraremos el año con la esperanza de una vacuna que nos permita que la nueva normalidad sea lo más apegada a la realidad que vivíamos antes del 16 de marzo de este 2020.

También tenemos las buenas noticias en el aspecto político, concluimos este pandémico año, con una sentencia que obliga a los partidos políticos a postular 7 mujeres como candidatas a las elecciones de gubernaturas, por tanto, en aproximadamente 3 años, estaremos con un escenario similar, si no es que mejor para la participación de las mujeres que aspiren a ser primeras mandatarias de casi la mitad de las entidades del país.

Las buenas noticias abarcan en este mismo tema electoral, la posibilidad de que las mujeres denuncien violencia política en razón de género y que ello se castigue al tratarse ya de un delito.

Pero sin duda, la mejor noticia sería que en congruencia con este difícil año los partidos políticos buscaran eficientar los recursos públicos, gastar lo menos posible y que como se ha incrementado la creatividad de padres y madres de familia, maestras y maestros de escuela, así como de los niños y niñas para seguir en clases en línea cuando se tienen los medios tecnológicos para ello, o aprender sin clases a distancia, solo dejando tareas que se revisan una vez cada semana, o cada 15 días en las zonas rurales, la clase política busque estrategias para convencer a las personas electoras de que su opción es la mejor y obtener el tan deseado voto.

Desgraciadamente no es esa la intención ni tampoco será el destino de los miles de millones de recursos económicos, porque como ya sucedió en otro momento, no será factible la no utilización de ese dinero, ni tampoco su devolución. Debería ser, para no tener elecciones donde exista un gasto innecesario en campañas, que por ejemplo se mejoren los pagos a las personas que temporalmente trabajan como capacitadoras y supervisoras electorales, a todas aquellas de trabajos por honorarios en áreas de fiscalización o en los consejos distritales del Instituto Nacional Electoral o de los Oples, un apoyo más significativo a la ciudadanía que destina su tiempo para ser integrante de las mesas directivas de casilla y que son quienes se capacitan, reciben y cuentan los votos.

O en este tiempo de pandemia, que con los recursos que hipotéticamente no se utilicen en campañas, se les otorgue un aumento en sus ingresos libres de impuestos al personal médico, de enfermería, laboratoristas e intendencia de los hospitales públicos que no han parado y que están en la primera línea de atención a las personas contagiadas.

Para finalizar este 2020 pareciera que no estoy siendo seria en la colaboración de la semana, pero justo pensaba que estamos a días también de que lleguen los Reyes Magos, bien podríamos escribir una cartita, no nos caería mal, y así como un día soñamos con la paridad y desde hace un año es ya un principio constitucional, por qué no pensar en reducir los gastos de campaña, en virtud de una emergencia sanitaria.

Aunque más bien esto simula a una buena broma del día de los Santos Inocentes lo cierto es que, la empatía que podrían demostrar las diferentes fuerzas políticas sería un incentivo para las personas electoras, verían con otros ojos las ofertas de campaña, se humanizaría la política en un momento crítico de salud pública.

Debemos cerrar el año con mejores pensamientos, con ideas que nos produzcan felicidad para dejar de lado la angustia y el dolor que para muchos significa este año, y es precisamente en las acciones de las personas tomadoras de decisiones y que detentan el poder, a quienes les corresponde, disminuir por ejemplo el gasto de campaña, ello significaría millones que ahora mismo resolverían una necesidad de atención prioritaria.

Sería tan buena noticia, como lo son las candidaturas para mujeres en 7 entidades, la paridad en todo, el delito de violencia política de género, las 21 candidaturas para personas de comunidades indígenas, la llegada de las vacunas, que la aplicación sea un éxito, que no haya más contagios aunque eso signifique quedarse en casa un poco más, que las personas contagiadas sanen, que los niños y niñas sean felices aunque tengan clases a distancia, que la violencia en casa deje de ser la primer pandemia que tuvimos desde hace varios años, tenemos tantos deseos que poner en la cartita, tanto por qué desear iniciar un nuevo año. Gracias por su lectura en este 2020, gracias Mujer es Más.

2021, sé mejor, te esperamos con ilusión.

 

Artículos Relacionados

«DOLCE ÁLTER EGO» Tarta creativa para Mamá

Gilda Melgar

«RIZANDO EL RIZO» Elogio de lo cotidiano

Boris Berenzon Gorn

«DESDE LA IMAGEN» Una historia “Dorada”

Cristina Ortega

«DESDE LA IMAGEN» La imagen política

Cristina Ortega

«TENGO ALGO QUE DECIRTE» De chile, dulce y de manteca…

Citlalli Berruecos

«CUARTO PISO» Mezquindad en tiempos de luto

Marissa Rivera
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.