domingo 09 mayo, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«COLUMNA INVITADA» Los días de la Niña y la Salud Mental

 

No se puede evitar entrelazar ambas conmemoraciones de este fin de semana. Debemos recordar que los organismos internacionales fijan calendarios con fechas específicas con la intención de sensibilizar, generar conciencia, llamar la atención respecto de un tema que puede significar un problema social, o para no olvidar que un problema sigue sin resolverse, y es con este argumento que considero debemos ver el Día Internacional de la Niña y el de la Salud Mental.

Pero la intención es verlos juntos: las niñas, en un año como este 2020 y la salud mental.

Los retos que nos ha presentado este año a todas las personas son innumerables, no pueden escapar a los mismos la niñez, a la que se le arrebató de un día para otro la posibilidad de ir a la escuela, salir al parque, ir a la plaza a degustar un helado, hasta lo más cotidiano como acudir a saludar a la abuela y el abuelo.

Niños y niñas lo han padecido por igual. Pero hay un tema pendiente que lastima particularmente a las niñas: la violencia. Sí, la misma violencia que vulnera a las mujeres, es la que pareciera tiene marcada a las niñas, como si se tratara de un anuncio o el destino escrito. Esa es la razón de la fecha marcada como conmemorativa, no festiva, no se celebra, es un llamado de atención, sugiere pues que nuestras niñas están siendo lastimadas y que necesitamos atenderlo. Es un derecho humano.

Transversalmente pensemos en la salud mental de la niñez, situándola en la circunstancia de emergencia sanitaria por el virus COVID19, existe irritación, molestia, malestar, trastornos de alimentación y sueño, y evidentemente un sufrimiento por no poder jugar y ver a las personas queridas, ya sea en el entorno escolar como en el familiar.

Ahora, especifiquemos el análisis de la salud mental en las niñas, con las mismas emociones ya mencionadas, pero bajo un techo donde quizá viven violencia física y sexual.

Los problemas o afecciones comunes de cualquier niño pueden multiplicarse si se es niña, no significa que desgraciadamente los masculinos no sufran violencias, sino que en las femeninas se incrementa.

En este 2020 la propuesta es empoderar a las niñas, hablándoles de amor, libertad, seguridad, cuidados, de su cuerpo, brindarles bienestar, hacerlas sentir seguras, con ello, de forma importante se atiende el tema emocional, lo que conlleva a garantizar su salud mental.

Con la idea de empoderamiento la UNICEF lanzó la campaña “Mi voz, nuestro futuro en común”, esta frase es, sin duda una exigencia de que las niñas quieren y merecen tener un futuro y los Estados deben garantizarlo.

Otro de los puntos dignos de análisis es que dentro de las peticiones de las niñas del mundo, las que tienen más eco se refieren a: vivir libres de violencia por razón de género, de las prácticas nocivas y del VIH y el Sida; aprender nuevas habilidades para el futuro que ellas elijan; y, dirigir una generación de activistas para acelerar el cambio social.

Estas peticiones se señalan en el sitio oficial de la UNICEF y en esencia es un manifiesto de las niñas, que le hacen un recordatorio a los gobiernos de sus países de que no deben olvidar cuidar de ellas, protegerles y respetarles sus derechos, esas garantías no se encuentran en discusión, pero la realidad rebasa.

En México, existen instrumentos adecuados para proteger a la niñez, sin embargo, no es suficiente, por tanto, en la conmemoración de las niñas se recuerdan los puntos específicos de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, vigentes tanto o más que hace 25 años que fue concebida:

Eliminar todas las formas de discriminación contra las niñas; eliminar las prácticas y los comportamientos negativos contra ellas; promover y proteger sus derechos y reforzar la concienciación sobre sus necesidades y su potencial; eliminar la discriminación contra ellas en el ámbito de la educación, el desarrollo de habilidades y la formación; eliminar la discriminación en el contexto de la salud y la nutrición; eliminar la explotación económica del trabajo infantil y proteger a la niñas en el trabajo; erradicar la violencia en su contra; alentarlas a tomar conciencia de la vida social, económica y política y participar en ella; y, fortalecer el papel de la familia para mejorar su condición.

Justo ese es el llamamiento a conmemorar el Día Internacional de la Niña y de la Salud Mental, porque finalmente todo nos debe ser transversal, todo nos cruza como sociedad. Cuidemos de las niñas y de su salud emocional.

 

Artículos Relacionados

«ELLAS EN EL RETROVISOR» Me rehúso al encogimiento de la patria: Denise Dresser

Editor Mujeres Mas

«DOLCE ÁLTER EGO» Tarta creativa para Mamá

Gilda Melgar

«RIZANDO EL RIZO» Elogio de lo cotidiano

Boris Berenzon Gorn

«DESDE LA IMAGEN» Una historia “Dorada”

Cristina Ortega

«DESDE LA IMAGEN» La imagen política

Cristina Ortega

«TENGO ALGO QUE DECIRTE» De chile, dulce y de manteca…

Citlalli Berruecos
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.