martes 18 mayo, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS

«COLUMNA INVITADA» Democracia y la emergencia sanitaria

 

El pasado mes de junio debieron celebrarse elecciones locales en Hidalgo y Coahuila, pero derivado de las estrategias federales contra la pandemia por el virus COVID-19, los primeros días del mes de abril el Consejo General del Instituto Nacional Electoral determinó modificar los plazos, esto es, aplazarlas esperando un escenario sanitario mejor.

En un primer momento se esperaba que entre julio y agosto se podrían llevar a cabo los ejercicios democráticos locales aplazados, pero la semaforización nacional, así como las condiciones de las dos entidades federativas no permitieron que el INE determinara el reinicio de las actividades preparatorias y dictara fecha cierta para el desarrollo de la jornada electiva, eso sucedió apenas al inicio de este mes de agosto, concluyendo con que las elecciones se celebraran el 18 de octubre próximo, por tanto, el calendario suspendido, se reactiva, para dar paso a la organización de las etapas correspondientes.

Con la realización de las elecciones locales pendientes de este 2020 en nuestro país, sucederán dos cosas vitales: garantizar el estado democrático a través de la realización de elecciones periódicas, justas, confiables y competitivas, para la renovación de poderes; y, por otro lado, será el laboratorio para visualizar el comportamiento de las personas electoras, las instituciones electorales, partidos políticos, aspirantes y personas candidatas, rumbo al proceso electoral 2021, en los ámbitos federales y locales.

Los análisis internacionales de procesos electorales, concentrados por el Instituto para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA, Internacional), refieren que los países que tenían calendarizados procesos electorales, como en México, para el 2020, fueron pospuestos, aunque algunas naciones mantuvieron sus calendarios ante el escenario de los pocos casos de contagios que existían al momento de llevarlas a cabo, pero sin duda lo que si se modificó fueron las formas de presentar la oferta electoral de las diversas fuerzas políticas, el diseño de la capacitación electoral, las campañas electorales y en sí, la dinámica de la jornada electiva.

Sin duda, las condiciones de cada nación son diversas: población, economía, servicios médicos, además del número de casos positivos, semáforos, eficacia de pruebas, acciones gubernamentales ante la emergencia sanitaria, entre muchos otros; pero lo cierto es que, las instituciones encargadas de realizar los comicios prácticamente se enfocan en proteger y garantizar el derecho humano de votar y ser votado, de las personas habitantes de sus respectivos países.

Con diseños similares para ejercer plenamente los derechos político-electorales de la ciudadanía, en cada país donde ya se han realizado elecciones se han procurado implementar medidas especiales de salud y seguridad, con la finalidad de que las personas puedan acudir a emitir sus votos, sin embargo, los problemas se han presentado en otras etapas, como en las campañas, hay países que decidieron no suspender actos masivos, como en Burundi, África, que llevó a cabo su jornada comicial el 20 de mayo pasado, sin atender medidas sanitarias, inclusive expulsó a los expertos de la Organización Mundial de la Salud, por dichas razones no hubo observación electoral extranjera.

Otras naciones, como Guinea, determinaron cambios radicales en la organización del proceso electoral, suspendiendo votación en el extranjero en algunos distritos, implementando medidas sanitarias como uso obligatorio de máscaras para los funcionarios electorales, en los escrutinios no más de 20 personas en la misma sala, utilización excesiva de medios de comunicación para informar las medidas de protección, las elecciones se celebraron el 22 de marzo, el 17 de abril siguiente falleció el presidente de su Comisión Electoral, por Covid-19.

Cabe mencionar que en esta última nación, la participación ciudadana decayó en casi 10 puntos porcentuales en comparación con su anterior elección.

En América, el caso particular de Nueva York con su elección primaria, se realizó en junio 23, cuando originalmente debía haberse celebrado el 28 de abril. No fue exitosa, baja votación, aunque se determinó privilegiar la votación a través de boletas enviadas por correo, se desató un caos, porque las personas electoras alegaron que las boletas no llegaron a sus domicilios, el sistema electrónico presencial no fue eficaz el día de la jornada.

De los ejemplos anteriores, se puede apreciar que, el abstencionismo podría hacerse presente en las elecciones locales en nuestro país, para nada se antoja ese escenario, sin embargo es una realidad, las personas podrían preferir hacer uso del “quédate en casa” para faltar a su deber cívico. Lo que no sucede en la cotidianidad de la vida diaria, pues las cifras de contagios y muertes por Covid-19 cada día, dan cuenta de la poca atención a las medidas sanitarias.

Por lo pronto, el INE, al determinar el reinicio de la jornada electiva local en Hidalgo y Coahuila ha establecido una serie de protocolos para la protección de la salud de las personas, entre los que destacan: que todas las personas presentes en las casillas usen cubrebocas y careta.

De igual forma las personas electoras deberán acudir con cubrebocas y de preferencia usar caretas.

Se establecerán acciones específicas para las personas capacitadoras y supervisoras, privilegiando la capacitación virtual. Operativos de limpieza y desinfección en los lugares donde se instalarán casillas y cada 3 horas se suspenderá la votación para limpieza de superficies y materiales. Las personas electoras, de preferencia deberán llevar su bolígrafo para marcar la boleta, en la casilla se contará con ese material debidamente desinfectado.

 

Artículos Relacionados

«EL ARCÓN DE HIPATIA» #LadyCinépolis y la necesidad de reivindicar al periodismo

SaraÍ Aguilar

«ACTOS DE PODER» La verdad legal de la Línea 12 (II) 

Fernando Coca

«COLUMNA INVITADA» Violencia simbólica y reinado de belleza

Sandra Vivanco Morales

«ACTOS DE PODER» La verdad legal de la Línea 12 (I)

Fernando Coca

«RIZANDO EL RIZO» Una “normalidad” dividida: de cara a la desigualdad

Boris Berenzon Gorn

«SALA DE ESPERA» ¡Al carajo!

Gerardo Galarza
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.