jueves 24 junio, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS HANNIA NOVELL

«EL RING DE LOS DEBATES» Compras de pánico

 

Los casos positivos de coronavirus crecen en México y las compras de pánico se multiplican.

Mientras el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador asume con irresponsabilidad y frivolidad los riesgos de contagio de coronavirus, crece la desinformación y el miedo entre la población.

Tiendas departamentales, supermercados y farmacias de todo el país están abarrotadas. Largas filas de personas esperan la oportunidad de entrar para comprar alimentos, artículos de primera necesidad y cajas completas de cubrebocas, guantes y desinfectantes.

El gobierno mexicano ha sido incapaz de brindar seguridad y confianza entre la ciudadanía, no ha conseguido contrarrestar el miedo. La gente tiene razón.

Todos los países del mundo realizan, desde hace algunas semanas, cercos de medición para tomar el pulso del contagio, revisar temperatura y flujos corporales de las personas para conocer riesgos y tener elementos científicos para ajustar las medidas de prevención y ponerse a salvo de la pandemia.

Por cada millón de habitantes, Italia mantiene un seguimiento permanente de 826 personas, Corea monitorea a 400, España a 375, Estados Unidos a 26 y las autoridades sanitarias de México sólo permanecen atentas a cuatro personas. Sólo así es posible explicar las cifras oficiales y la parálisis gubernamental para enfrentar la pandemia.

Esa es la razón por la que mujeres y hombres de diferentes ciudades del país se aglomeran en los centros comerciales para comprar agua embotellada, arroz, leche en polvo y aceite, así como alimentos enlatados, gel antibacterial y papel higiénico.

En las tiendas, los anaqueles lucen vacíos, la gente camina preocupada por los pasillos buscando productos para llenar la despensa y protegerse de los riesgos de contagio.

Los comerciantes, en cambio sonríen complacidos por las ganancias millonarias de los últimos días. Pese a la gran demanda, aún tienen mercancía en las bodegas para resurtir los productos. Desde luego, con precios elevadísimos. Es el costo del miedo.

Inútilmente, las autoridades exhortan a la población a mantener la calma. Aseguran que no es necesario realizar compras de pánico porque el abasto de agua, alimentos y medicinas está garantizado. Sobre todo, aseguran que los riesgos de contagios son mínimos, por lo que recomiendan medidas básicas de higiene para permanecer a salvo.

El problema es que mientras la autoridad hace gala de indiferencia e irresponsabilidad, hasta la noche de este domingo sumaban ya 53 los casos confirmados de coronavirus en México. También hay 314 personas sospechosas de haber adquirido el virus COVID-19.

En la Ciudad de México y en los estados de Puebla, Querétaro, Chiapas, Yucatán, Coahuila y Quintana Roo es donde se han registrado nuevos casos de personas contagiadas y justo en las tiendas departamentales ubicadas en esas entidades federativas se han presentado compras de pánico.

La alarma es colectiva. ¿Será tiempo de cambiar la estrategia y revisar ejemplos efectivos tomados de otros países? Es pregunta.

Artículos Relacionados

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» Acosan y denigran a investigadores del Instituto Nacional de Pediatría

Editor Mujeres Mas

Nuestro Quijote 2020: Andrés Manuel y la necesaria dignificación de la política

Regina Santiago Núñez

«CUARTO PISO» El intrascendente semáforo

Marissa Rivera

«SALA DE ESPERA» La nueva farsa

Editor Mujeres Mas

Gracias, Regina

Editor Mujeres Mas

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Salud mental: la otra pandemia que sigue ahí

SaraÍ Aguilar
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.