domingo 09 mayo, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS FERNANDO COCA

«ACTOS DE PODER» Robo a cuentahabiente, paraíso de la impunidad

 

El pasado 4 de diciembre murió Alfredo Ríos Galeana, el mayor asaltabancos, según él, del mundo. Fue el enemigo público número uno en los 80 mexicanos.

Si el exmiembro del siniestro Batallón de Radio Patrullas del Estado de México viviera hoy, tal vez sus golpes serían más jugosos sin tener que saquear las sucursales bancarias.

En los últimos días nos enteramos de dos asaltos a cuentahabientes. Uno se registró en Boca del Rio, Veracruz. Al cliente de Santander le quitaron 76 mil pesos que había retirado en la sucursal Plaza Palmas.

Enojado, el cliente, con celular en mano, grabó a la cajera que le había entregado el dinero minuto antes y le reclamó cómo era que los delincuentes sabían el monto que le entregó y hasta en cual bolsa metió los billetes.

El banco, en un comunicado se deslindó, e hizo lo mismo con su cajera, con el argumento de que su personal “nunca tuvo acceso a equipos celulares o de comunicación en zona de cajeros”.

Hay un detenido, pero lo más seguro es que lo dejen en libertad y la cajera denunciará al cliente por haberla exhibido.

Otro caso es el de Martín Loera, un atleta de alto rendimiento, a quien le robaron, además de 50 mil pesos, la vida.

Martín había retirado su beca deportiva en una sucursal del banco ¡Santander! Ubicada en una plaza de Ciudad Juárez.

Él no pudo regresar a increpar a la persona que le entregó el dinero, pero seguro que la historia fue la misma: los delincuentes sabían el monto exacto de lo retirado, el lugar donde se había guardado los billetes y, sin embargo, el personal del banco aseguró que no tuvo acceso a celulares o equipos de comunicación con el que le den datos a los ladrones.

El robo a cuentahabiente no se da solo en Boca del Río o en Ciudad Juárez, sino en todo el país.

Todos los asaltantes operan de la misma forma. El cliente va al banco, retira dinero en ventanilla, el delincuente lo sigue y sabe el monto que lleva, en qué bolsa o dónde lo metió. Si bien les va, a las víctimas solo les quitan el dinero.

Los bancos y las autoridades siempre deslindan a los cajeros de estar coludidos con los delincuentes. Y aseguran  que las bandas de ladrones tienen personas en las sucursales que indican a sus cómplices quiénes son susceptibles de ser asaltados. Yo no les creo.

La Letrina

Por experiencia propia sé que estos delitos quedan en total impunidad. Ríos Galeana fue superado por estos delincuentes.

Artículos Relacionados

«ELLAS EN EL RETROVISOR» Me rehúso al encogimiento de la patria: Denise Dresser

Editor Mujeres Mas

«DOLCE ÁLTER EGO» Tarta creativa para Mamá

Gilda Melgar

«RIZANDO EL RIZO» Elogio de lo cotidiano

Boris Berenzon Gorn

«DESDE LA IMAGEN» Una historia “Dorada”

Cristina Ortega

«DESDE LA IMAGEN» La imagen política

Cristina Ortega

«TENGO ALGO QUE DECIRTE» De chile, dulce y de manteca…

Citlalli Berruecos
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.