miércoles 04 agosto, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS BLOGS ABREVADERO DE LETRAS

«ABREVADERO DE LETRAS» Prepárense o desaparezcan

 

  • El futuro del trabajo en la era de la automatización

Hay palabras y expresiones que usamos actualmente con tanta familiaridad que parecen haber estado ahí toda la vida. Algunas de ellas como algoritmo, robot, digitalización y computadora, se han instalado en nuestra vida cotidiana al punto de llegar a creer que se refieren a temas sin importancia, más bien comunes, cuando en realidad no es el caso ¿por qué?

Según el libro ¡Sálvese quien pueda! El futuro del trabajo en la era de la automatización, del periodista y escritor argentino Andrés Oppenheimer, estas cuestiones son de tomarse muy en serio e inmediatamente. Explica que, de acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Oxford en los próximos 15 o 20 años el 47 por ciento de los empleos pueden ser desplazados por máquinas y computadoras inteligentes tan solo en los Estados Unidos.

Experiencia que ya está sucediendo y pone como ejemplo a Kodak, ícono de la industria fotográfica, cuya nómina sumaba 140 000 empleados y tuvo que ir a la bancarrota, en 2012, por Instagram de apenas 13 colaboradores, pues supo anticiparse a la imagen digital; y Blockbuster, la cadena de tiendas de alquiler de películas que llegó a sumar 60 000 asalariados en todo el mundo, misma que fracasó por su ineficacia ante Netflix, que comenzó enviando videos a domicilio con apenas 30 personas.

No es aventurado creer que durante las charlas que Oppenheimer ofreció sobre el tema para la televisión mexicana se le escuchara asombrado y preocupado. El punto es que nos va afectar a cada uno de nosotros personalmente, hagamos lo que hagamos, a todos; incluso a los de nuestra generación, sentenció. Ni hablar de los que vienen, añadió.

Refirió que aunque se han escrito muchos libros sobre el tema decidió escribir ¡Sálvese quien pueda! El futuro del trabajo en la era de la automatización, dedicándole un capítulo en particular a cada una de las profesiones u ocupaciones más comunes; desde las más calificadas, como son los abogados, los banqueros, los maestros, los ingenieros, los médicos, etc., hasta los oficinistas o quienes trabajan en el área de bienes y servicios.

El ganador del Premio Pulitzer de 1987 y actual columnista del Miami Herald, advirtió que en su texto deja en claro que el llamado desempleo tecnológico impactará sobre todo en los países emergentes de Asia, Europa del Este y Latinoamérica. Haciéndose una pregunta muy importante ¿qué debemos hacer nosotros para prepararnos ante el tsunami de automatización que viene, en mayor o menor medida, en todo el mundo?

Relató que en otros países ya se toman providencias y alertó: En América Latina no. No estamos conscientes de la avalancha laboral que se viene. Luego reiteró que un sinnúmero de actividades están siendo desplazadas por robots y algoritmos o conjuntos ordenados de operaciones. Más adelante se declaró “tecno optimista, a largo plazo” y “tecno pesimista, a corto plazo”, porque a la larga, la tecnología siempre ha creado más trabajos; pero a la corta, va a ser un proceso muy traumático, argumentó.

De modo que el libro, sin ser un tratado apocalíptico, si es un llamado de atención. Según su autor, consultó a los principales futurólogos y economistas del mundo que se ocupan del tema y ¡ojo! todos le dijeron lo mismo: México va a ser el país más golpeado de las naciones latinoamericanas, igual que China; porque ambos pueblos tienen más fábricas manufactureras y los robots, cada día más baratos e inteligentes, están reemplazando los trabajos rutinarios y repetitivos que se hacen en éstas.

Al final de su charla Oppenheimer dijo que estos cambios van a aumentar la brecha de ingreso, siempre y cuando un individuo esté preparado y se pueda reinventar de la noche a la mañana. Toda vez que sea un profesionista en algo. La persona preparada va a tener muchas posibilidades de reacomodarse en una nueva actividad, destacó. Y señaló al Asistente de salud, el Policía digital, el Analista de datos y al Cuidador y programador de robots, entre otros, como algunos de los empleos del futuro.

 

Artículos Relacionados

«SALA DE ESPERA» No fue un fracaso

Gerardo Galarza

La ruptura de la COVID-19

Boris Berenzon Gorn

«VÍA LIBRE» En la juventud aprendemos, con la edad entendemos

Raúl Piña

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Clases presenciales: ojalá sólo fuera cuestión de limpiar aulas

SaraÍ Aguilar

«COLUMNA INVITADA» Cultura cívica

Sandra Vivanco Morales

«COLUMNA INVITADA» De Mesías a redentor

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.