domingo 20 junio, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS IVONNE MELGAR

«ELLAS EN EL RETROVISOR»: Contra la militarización

 

Paradojas de la vida política: las diputadas que más empujaron el Parlamento Abierto que dio paso al mando civil de la Guardia Nacional, no consiguieron el reconocimiento de sus compañeros cuando presentaron modificaciones que garantizaran una total desmilitarización.

A pesar de ese saldo adverso, es muy importante registrar quiénes fueron las legisladoras que hasta el final pelearon porque se escucharan las voces críticas de la reforma constitucional aprobada ayer en Cámara de Diputados.

Aun cuando ese dictamen deberá pasar la prueba del Senado, y eso será hasta febrero, es previsible que ahí se repita el voto positivo de la bancada del PRI que, este miércoles 16 de enero, inclinó en San Lázaro la balanza a favor de la reforma.

Pero más allá de la matemática legislativa, es posible y necesario hacer un corte de caja de la relevancia que –antes de la aprobación de los diputados– tuvieron las audiencias públicas con diversos protagonistas del debate nacional de seguridad.

Fue gracias a esos foros que el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que la Guardia Nacional contara desde un inicio con un mando civil y no hasta 2023, después de un tramo transitorio de cinco años de timón militar, como originalmente se planteó.

Las audiencias públicas también fueron el escenario donde se escucharon los reclamos de respeto al federalismo y de fortalecimiento a las policías locales por parte de gobernadores y alcaldes.

Esos foros donde defensores de derechos humanos alertaron de los riesgos de darle poder político a la Guardia Nacional, fueron posibles por el tesón de un grupo de diputadas cuyos nombres y pronunciamientos deben subrayarse en la memoria de este capítulo legislativo del sexenio: Martha Tagle de Movimiento Ciudadano, Verónica Juárez del PRD, Adriana Dávila del PAN y las morenistas Tatiana Clouthier, Lorena Villavicencio y Abelina López.

Junto con otros diputados y senadores, ellas consiguieron que la aprobación de la Guardia Nacional no fuera el resultado de una vulgar aplanadora. Pelearon por realizar los foros y consiguieron que los secretarios de Seguridad Pública, Alfonso Durazo; de la Defensa Nacional, Crescencio Sandoval, y de la Marina, Rafael Ojeda Durán, acudieran a las audiencias para comprometerse, al menos de palabra, en que respetarían el mando civil.

Lamentablemente, pese a que fueron forjadoras de los consensos que permitieron concretar la reforma, las mencionadas diputadas carecieron de un reconocimiento elemental, el de darles en el debate final el reconocimiento de su protagonismo al aceptar sus propuestas de mejoría de la reforma.

Queda para el registro de la inflexibilidad del bloque legislativo de la 4T y el gobierno, el rechazo a la propuesta de la diputada Clouthier, vicecoordinadora de la bancada de Morena, de eliminar de la reforma constitucional la conformación militar del Consejo del Estado Mayor de la Guardia. La morenista pedía que se regulara en la ley secundaria para evitar el riesgo de un creciente poder político de los militares.

De cualquier manera, y así debe entenderse la construcción de la vida parlamentaria, sus aportaciones y advertencias quedarán como parte de una discusión histórica sobre el uso legítimo de la fuerza del Estado contra la delincuencia organizada.

Necesitamos visibilizar estos esfuerzos de nuestras políticas mexicanas. Y en contribución a esa memoria, compartimos aquí parte de las reflexiones que las diputadas dejaron en tribuna.

Diputada Martha Tagle (MC)

“La Guardia Nacional no funcionará para garantizar la seguridad, y no me quiero quedar con la memoria de ellos cuando han actuado en Aguas Blancas, Palmarito, Tlatlaya, Ayotzinapa y sentencias como los casos Rosendo Cantú, Cabrera y García, Montiel Flores, Alvarado Espinosa, Trueba, Arciniega y muchos otros. Casos de violación, tortura, detención arbitraria, casos crueles y denigrantes. Desaparición forzada y ejecución extrajudicial. No quiero esa imagen, y los estamos llevando a eso justo cuando los ponemos al frente de la seguridad pública”.

Diputada Verónica Juárez (PRD)

“La decisión que se tome en esta legislatura con relación a la propuesta de modificar 13 artículos constitucionales, con el propósito de crear una Guardia Nacional en la que la presencia militar tenga participación permanente, continúa sin limitaciones, sin regulación explícita de sus actuaciones, sin controles políticos y jurídicos y por encima de las autoridades civiles responsables de la seguridad. Es algo que nos será cuestionado por décadas por venir, a cada una y cada uno de nosotros.

El cuestionamiento será severo, porque esta decisión es ingenua, porque se piensa que una persona por más alto que sea su cargo político será capaz de evitar que no se cometan violaciones a los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas mexicanas”.

Diputada Adriana Dávila (PAN)

“Ninguno de nosotros, ninguno, cuestiona el importante papel de las Fuerzas Armadas. Nadie cuestiona su fortaleza institucional. Apoyamos y reconocemos también su trabajo, pero la conclusión más importante de las audiencias, fue que el dictamen de reforma constitucional que se había presentado y lo que hoy se nos pretende hacer y presentar como cambios, no debía ser aprobado en sus términos, más aún dijeron, no debe constitucionalizarse la militarización para evitar muchos más problemas de los que se pretenden resolver”.

Diputada Tatiana Clouthier (Morena)

“Compañeros diputados y diputadas, y especialmente me dirijo a los de la coalición Juntos Haremos Historia, les recuerdo que la propuesta de campaña fue pacificar al país y desmilitarizarlo paulatinamente, algo contrario a lo que estaríamos votando hoy si no lo eliminamos desde la Constitución (la conformación del Consejo del Estado Mayor de la Guardia Nacional).

No es lo mismo desde la Constitución dar cierto mando a las Fuerzas Armadas, que hacerlo en una ley. Los invito a que apoyemos esta reserva, que estoy segura habrá de llevarnos a encontrar el mejor camino para cumplir con lo prometido y dejarlo, como repito, en la ley y no en la Constitución. Solo así podremos salir a la calle, mirar a nuestros hijos y familiares y asegurarles que hicimos lo mejor posible para, como dijo John Lennon, imaginar a todos viviendo en paz”.

Diputada Lorena Villavicencio (Morena)

“Reconozco las modificaciones que se realizaron, derivadas de las consultas, donde le otorgan el mando civil al secretario de Seguridad Pública. Sin embargo, a pesar de este avance importante, me preocupa que nos estén dando la cabeza de la Guardia Nacional para un civil y el cuerpo esté entregado a las Fuerzas Militares”.

Diputada Abelina López (Morena)

“La ruta de la izquierda no debe ser la ruta de la militarización. La ruta de la izquierda, a la que he caminado durante muchísimos años, hoy en verdad, hoy en verdad que me duele. Te hablo a ti pueblo de México, la ruta y nuestra lucha, 35 años caminando a ras de tierra, 35 años ahí, Guerrero llora. No se me olvida, compañeros y compañeras, el caso de los jóvenes de la escuela rural de Ayotzinapa. No se me olvida la matanza en el 68. No se me olvida el caso Tlatlaya. No se me olvida el caso Nochixtlán. Debemos rectificar, compañeras y compañeros, sí a la Guardia Civil, no a la militarización. No a la militarización”.

 

Artículos Relacionados

«CEREBRO 40» Pobres de los papás

Bárbara Lejtik

«ELLAS EN EL RETROVISOR» La disculpa pública para Yndira (una historia de justicia restaurativa)

Ivonne Melgar

«RIZANDO EL RIZO» Lectura en México: un saber subestimado

Boris Berenzon Gorn

«PERIODISMO A TODA PRUEBA» María busca empleo

Editor Mujeres Mas

«RAZONES INTUITIVAS» Encrucijada tributaria para América Latina

Editor Mujeres Mas

Ustedes y nosotros

Boris Berenzon Gorn
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.