martes 18 mayo, 2021
Mujer es Más –
ELENA CHÁVEZ BLOGS

«METAMORFOSIS»: Ante lo que viene, un efecto purificador: ¡“Bohemian Rhapsody”¡

 

Los mexicanos estamos a punto de entrar a una verdadera tragedia económica, política, social y cultural con la administración de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República, por lo que, al igual que los espectadores de una ópera, necesitamos con urgencia un efecto purificador que nos saque del temor y la incertidumbre provocada por las contradicciones diarias de quien será el primer mandatario y con la ilusión de su esposa, de convertirse en la copia de la amada y, al mismo tiempo odiada, Evita Perón.

Instintivamente este sentimiento me llevó al cine. Con la ilusión de respirar positivismo compré el boleto para ver Bohemian Rhapsody, la historia del legendario Freddie Mercury, vocalista de la banda Queen.

Sentada frente a la gran pantalla recordé que el título de la película también fue el tema principal del álbum de Queen A Night at the Opera, hace más de 30 años, composición de Mercury que describe perfectamente lo que es una tragedia y que le dio el nombre de la mejor banda-rock de ópera de aquella época:

“Obra dramática de asunto serio en que intervienen personajes nobles o ilustres y en la que el protagonista se ve conducido, por una pasión o por la fatalidad, a un desenlace funesto. En la Grecia la antigua la ópera tenía como objeto un efecto purificador en el espectador”.

La piel se me erizó al pensar en la similitud de lo que estamos viviendo: Un país que será gobernado en unos días más por un presidente explosivo, intolerante, necio, como lo define la escritora Elena Poniatowska, populista y reacio a escuchar a los demás.

Una esposa que se describe introvertida, prudente, intelectual y amorosa, pero que, en los hechos, es protagónica y peleonera. Ejemplo: cantar y actuar durante la campaña de su esposo, mentar madres y azuzar a sus seguidores para linchar a los ciudadanos que no piensan como ella y a la prensa crítica que todo país que presume de democracia tiene.

Un gabinete como el que han tenido todos los expresidentes del PRI y PAN que nos han gobernado: sumisos ante lo que ordene el Jefe del Ejecutivo Federal y un legislativo dependiente de lo que pida quien vivirá en Palacio Nacional, en una pequeña estancia donde se le colocará la hamaca para dormir en pareja.

¡Oh Dios! El inicio de la película me salvó de mis terribles pensamientos, sobre una cama vi al actor que daba vida a Freddie Mercury y me dejé llevar por mis recuerdos de niña, en ese entonces, cuando el intérprete subía como la espuma en el género del rock musical de Inglaterra yo tenía doce años.

Dispuesta a purificar mi mente apagué el celular, borré temores y dudas, respiré profundamente y me dispuse a disfrutar el momento: Bohemian Rapsody era mi estímulo purificador.

Redescubrir la vida de una leyenda como Mercury bien vale la pena; en mi infancia escuchaba las canciones del británico porque uno de mis hermanos era fanático del rey del rock-opera. Sus videos, forma de contorsionarse en el escenario, su vestimenta tan pegada a su piel, siempre me llamaron la atención, era un artista que verdaderamente corría riesgos.

Verlo ahora como adulta reconfirmó mi juicio para un artista de su tamaño, era “buenísimo”, “increíble”, “talentoso”, “sensible” y tremendamente retador ante los prejuicios de los años setentas.

Me purifiqué a tal grado que de pronto, con el fondo del tema “l Want To Break Free”, donde la banda se viste de mujeres, noté que mis pies bailaban, escuchar su música me inundó de una enorme alegría, mi cerebro disfrutaba de las canciones de Queen.

En ese instante, aconsejada por Freddie Mercury, me liberé, canté, baile sentada en mi butaca y pensé que la vida es muy corta, tanto que se debe vivir día a día, instante a instante a pesar de las tormentas políticas y económicas amenazantes.

También yo quiero que mis manos sobrepasen el cielo…

 

Artículos Relacionados

«DESDE LA IMAGEN» “Al carajo” con la ignorancia

Cristina Ortega

«RIZANDO EL RIZO» Elogio de lo cotidiano

Boris Berenzon Gorn

«TENGO ALGO QUE DECIRTE» De chile, dulce y de manteca…

Citlalli Berruecos

«CEREBRO 40» Buenas noches México, perdón por la tristeza

Bárbara Lejtik

«RIZANDO EL RIZO» “La bolsa o la vida”: La ilusión de libertad en plena pandemia

Boris Berenzon Gorn

«CEREBRO 40» Los niños que fuimos

Bárbara Lejtik
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.