jueves 24 junio, 2021
Mujer es Más –
BLOGS METAMORFOSIS

«METAMORFOSIS»: La vida para Morena no vale nada

 

Resulta que Sergio Mayer se ha convertido en el diputado que tendrá las responsabilidades que los de Morena no quieran, como la protección de los animales que en la pasada campaña electoral fue compromiso de muchos de ellos: Andrés Manuel López Obrador, Claudia Sheinbaum y de la hoy vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna quien, incluso, ayudó en su reconocimiento como seres sintientes en la Constitución de la CDMX.

Su rechazo a aceptar una iniciativa civil para que dicho reconocimiento sea a nivel federal, es repudio de Morena a la vida y a la propia Constitución de esta urbe que recientemente, el 17 de septiembre, entró en vigor.

Hace unos días se le propuso a la diputada morenista fuera el enlace en la cámara baja para dar entrada a una iniciativa hecha por ciudadanas y ciudadanos que luchan todos los días por erradicar el maltrato en los animales, su respuesta fue contundente: “Véanlo con Sergio Mayer, yo tengo otros compromisos”.

Padierna olvidó que en su campaña como diputada del partido guinda prometió no solo legisla a favor de los animales, también habló de la creación de una Comisión de Protección Animal, de gestionar presupuesto para la esterilización masiva de perros y gatos en el país y por garantizar el bienestar de los seres vivos.

En el ámbito de la psiquiatría se asegura que somos el reflejo de lo que vivimos. Los diputados de la “cuarta transformación” no únicamente en la cámara baja, en Congreso Local, expresan el desprecio que sienten por la vida, al negar lo que en campaña electoral prometieron: proteger a los animales en esta Ciudad de México.

Al hacer la repartición de Comisiones en la legislatura local, los morenistas tiraron a la basura la propuesta de crear la Comisión de Protección Animal que llevaba bajo el brazo su compañera de bancada Leticia Varela, lo cual nos deja ver algo muy peligroso: su odio hacia su propio ser porque, les guste o no, los animales son seres vivos que como ellos respiran y sienten, y con quienes comparten el mundo.

Los morenistas, además, muestran su repudio a lo que mandata la naciente Constitución de la Ciudad de México, que en su Artículo 13 reconoce a los animales como seres sintientes. Alejandro Encinas, quien fuera presidente de la Asamblea Constituyente, comprometió su palabra en repetidas ocasiones, a apoyar como legislador emanado de Morena, todas las iniciativas de protección a los animales. ¿Dónde quedó su palabra?

Leticia Varela fue portadora de cartas-compromiso firmadas por el entonces candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador de que se garantizaría el bienestar y protección de los animales como un tema de justicia para estos seres vivos y las personas que dedican su vida y esfuerzo a su rescate.

Días después de presentar en redes sociales la carta obradorista, Varela, de quien no dudo ame a los animales, exhibió el mismo documento de compromiso firmado por la ahora jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, y dijo que en la defensa de los animales pondría su propia vida. ¿Dónde quedó su valentía y amor por los animales de compañía?

Tanto Encinas como Varela guardaron silencio ante el menosprecio de la coordinadora de los morenistas en el Congreso local, Ernestina Godoy, quien junto con los diputados que conforman la Jucopo ni siquiera se tomaron la molestia de analizar la importancia de crear la mencionada Comisión de Protección Animal para, como dicen, pacificar a la ciudad que está en manos de la violencia.

Quizá su ignorancia no les permite tener conciencia de que la delincuencia inicia con el maltrato hacia los animales.

Es lastimoso para la ciudadanía que les brindó su confianza para representarlos en el Congreso federal y local que desprecien la vida de seres inocentes y limpios de alma, mucho más dignos que personas que ocupan las curules morenistas señaladas con actividades ligadas al crimen organizado o como priistas involucradas en la trata de personas.

Aún están a tiempo de enmendar su irracional repudio hacia los animales; todavía tienen la oportunidad de cumplir con el compromiso adquirido de velar por la vida de los seres sintientes; están comenzando mal, pésimamente. Su actuación es la misma que hartó a los millones de ciudadanos que votaron en contra de la insensibilidad, indiferencia, corrupción y la violencia.

Quieran o no todos somos animales, solo que hay muchos que se creen superiores nada más porque hablan….

Artículos Relacionados

«CEREBRO 40» Pobres de los papás

Bárbara Lejtik

«RIZANDO EL RIZO» Lectura en México: un saber subestimado

Boris Berenzon Gorn

Ustedes y nosotros

Boris Berenzon Gorn

«SEXTO SENTIDO» ¿México ganó o perdió?

Adriana Luna

«RIZANDO EL RIZO» A medio siglo del ‘halconazo’: lecciones de autoritarismo

Boris Berenzon Gorn

«CEREBRO 40» ‘Salvar el fuego’

Bárbara Lejtik
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.