miércoles 14 abril, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS MARISSA RIVERA

«CUARTO PISO» Un año de errores, muerte y dolor

Por. Marissa Rivera

Hace un año cuando fue confirmado el primer caso de Covid-19 en México, jamás imaginamos lo que vendría. Millones de muertos y contagios en el mundo. Una emergencia sanitaria convertida en la peor pesadilla mundial, que ha devastado familias y paralizado economías.

En México también ha sido un año perplejo y de dolor, mucho dolor por los más de 187 mil muertos (cifra oficial). Considerado como el peor país para vivir durante la pandemia (Bloomberg). Tenemos los primeros lugares en letalidad, positividad y el mayor número de trabajadores de la salud, fallecidos.

El primer caso en México fue el 27 de febrero, desde entonces la incertidumbre no ha permitido tener un día de tranquilidad, aunque desde Palacio Nacional nos digan todos los días que la pandemia fue domada -desde abril del año pasado lo ha dicho el presidente-, pero somos el tercer país con más muertos de todo el mundo, solo después de Estados Unidos y Brasil.

Algunas naciones han tenido éxito en sus estrategias para hacer frente a la más grave crisis de salud pública de las últimas décadas. También han logrado eficientes sistemas de vacunación con el antídoto suficiente para inmunizar a su población lo más rápido posible. No es el caso de México.

Quizá es cierto, como dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, no se puede comparar a México con Estados Unidos, donde se han aplicado más de 80 millones de vacunas.

Pero por ejemplo en Chile, hasta hace un par de días, se habían aplicado casi 3,5 millones de dosis. En solo 9 días se vacunaron a 2 millones de personas.

También es cierto que hay países que no han podido vacunar a nadie. Pero acá, en diciembre, nos dijeron que el gobierno federal había comprado “decenas de millones de vacunas”. Sin embargo, hasta el momento solo se han aplicado 2 millones 583 mil 435 dosis.

Mentiras y verdades a medias. A pesar de ello, sería mezquino no celebrar la felicidad que hay en los mayores de 60 años que ya han sido vacunados.

No podemos negar que las pifias del gobierno federal fueron evidentes desde que comenzó la emergencia sanitaria. Las autoridades, en lugar de prepararse para enfrentarla, la desestimaron.

Por un lado, el mismo presidente desdeñó el uso del cubrebocas e invitó a la gente a salir sin miedo, a ir a los restaurantes y a abrazarse, según él, no pasaba nada.

Y por el otro, la soberbia, los errores, las omisiones y las contradicciones del responsable de la estrategia para enfrentar la pandemia, Hugo López-Gatell. Incluso hasta en su situación de contagio por Covid, ha habido información confusa.

Mientras que otros gobiernos invirtieron recursos para realizar pruebas, rastreo de contagios y fomentaban o exigían el uso del cubrebocas, en México lo ignoraron, es más parecía que hacían todo lo contrario.

Así ha sido la estrategia fallida de un gobierno autoritario que ha subestimado a la ciencia y a los científicos. Donde la única verdad es la de un presidente que se niega a usar cubrebocas, que se siente protegido por sus imágenes religiosas y que, según él, el virus le daba principalmente a los corruptos a quienes roban o traicionan.

Por lo pronto él, su estratega y varios funcionarios ya se contagiaron. ¿Seguirá pensando lo mismo, sobre quiénes son los que se contagian?

Casi 190 mil muertos deberían ser razón suficiente para modificar el rumbo, aceptar que se han cometido errores y corregirlos, pero son tiempos electorales y no arriesgarán nada, nada, incluso, a costa de la vida de los mexicanos.

La vacunación avanza a paso lento. Sin vacunas estamos en problemas. La esperanza ante el anuncio de la compra de millones de vacunas, se desvaneció, frente a la realidad. Nadie tiene certeza de cuántas dosis se han comprado.

Frente al paso de tortuga de la vacunación, no hay más que seguir cuidándonos.

Porque la vacuna no terminará con el luto en las familias mexicanas, no en mucho tiempo.

Artículos Relacionados

«CUARTO PISO» El INE no se arredró

Marissa Rivera

«SALA DE ESPERA» ¡A resistir!

Gerardo Galarza

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Frida Sofía: la importancia de romper el tabú

SaraÍ Aguilar

«ABREVADERO DE LETRAS» Tú, mujer de cuarenta años

Cut Domínguez

«COLUMNA INVITADA» Sigue la violencia política de género

Sandra Vivanco Morales

«MIRADA GLOBAL» Cuando los sentidos fallan: “El sonido del metal”

Paty Betaza
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.