lunes 25 enero, 2021
Mujer es Más –
Regina Santiago Núñez COLUMNAS COLUMNA INVITADA

Nuestro Quijote 2020: Andrés Manuel en el juego de las trompadas

 

Para Martha Josefina Núñez, siempre…

 

“Contra la base por bolas no hay defensa”, dice un viejo adagio beisbolero que también hay quienes aplican en el futbol, hablando de autogoles. Vienen a mi mente estas figuras al pensar en la forma en que Andrés Manuel, presidente de México, mueve sus fichas y hace sus apuestas en lo que me imagino que percibe como la gran ruleta del casino internacional. ¿Por qué decidió atar su destino al de un presidente derrotado en las urnas? ¿Por qué lo sigue en su aventura desafiante de los resultados electorales? Una respuesta apresurada nos diría que quizás porque al presidente de México le gustan las “trompadas”. Pero el tema es mucho más complejo. Veamos. 

La mañana del 20 de noviembre de 2020 las portadas de la mayoría de los diarios mexicanos y algunos extranjeros informaron que la cifra de muertos por Covid-19 en México rebasó los 100 mil. En su conferencia matutina, el presidente se refirió al tema sólo para quejarse de un reportaje del periódico El País (“México roto y para repetir que su estrategia ha sido un éxito y para reiterar su confianza en el subsecretario López-Gatell). ¿Por qué el afán del presidente de deslindarse de España y de algunos españoles? Una primera lectura señalaría que porque ve en empresas españolas el símbolo de los negocios de Felipe Calderón con empresas como Iberdrola y Repsol. Pero quizás hay mucho más en el tablero del ajedrez mundial de la política, o en la ruleta en la que apuesta López Obrador. 

Casi al mismo tiempo en el que el presidente de México declaraba “temporada de zopilotes” por el reportaje de El País, que pretendió exhibir el mal manejo que su gobierno ha hecho de la pandemia, el periódico El Confidencial informaba cómo funcionarios del partido, Podemos, trataban de refutar ante un juez la acusación de haber desviado dinero hacia Morena, el partido del presidente López Obrador. Poco se ha sabido en México sobre este proceso judicial que tiene lugar en España en momentos en que se resquebraja la alianza de Podemos con el presidente Pedro Sánchez (PSOE), quien ha recibido una oferta de alianza de ciudadanos (centro derecha). 

El 18 de noviembre, día de múltiples mensajes

El miércoles 18 de noviembre el canciller Ebrard tuvo un día agitado. Participó junto con el presidente en la conferencia matutina en la que la principal duda en el ambiente era, qué pudo haber cedido México ante Trump a cambio de que su gobierno retirara los cargos contra el general Cienfuegos. Mucho se había hablado y escrito que el reconocimiento de AMLO a la victoria de Biden pudo haber estado entre las monedas de cambio. La versión la negaron enfáticamente Ebrard y AMLO, aunque el presidente no pudo contener su tendencia a agradecer a Trump su trato respetuoso y amigable hacia su persona y hacia México.

Ese mismo miércoles, Marcelo Ebrard se reunió con la canciller de España, quien casualmente estaba en México cuando se anunció el movimiento del equipo de Trump. Otra “casualidad” fue que ese día El Confidencial puso a circular las sospechas de la justicia española respecto a un posible financiamiento ilegal de los radicales de izquierda de Podemos a Morena. El comunicado de la oficina de Ebrard habló de las coincidencias con la diplomacia española en la ONU y el G20. Los medios españoles, en cambio, dejaron ver el interés de la canciller por el tema del maltrato a las empresas españolas por parte del presidente mexicano.

Tal vez no haya sido necesario que la diplomática española explicara al canciller Ebrard la importancia de la investigación publicada por El Confidencial, que señala a Pablo Iglesias y a Alfonso Ramírez Cuéllar como los redactores de un manifiesto que da forma a la narrativa  de un movimiento internacional, la Red Regeneración Democracia, que busca posicionar a EU como el “villano” en la gestión internacional de Covid-19 y ensalza la labor de Rusia, China y Cuba por su visión de mayor cooperación. Quizás haya que tener en cuenta también que Pedro Sánchez fue de los primeros, si no es que el primero en felicitar a Biden por su victoria sobre Trump.

 Ahora que ha quedado claro que algunos casos como el del general Cienfuegos en EU se definen por “razones de Estado”, quizás sería necesario preguntar qué tanto podría la justicia española escalar el tema de las cuentas electorales oscuras de Podemos y qué tanto podrían afectar a Morena. ¿Será que la canciller española cruzó el Atlántico para algo más que hablar sobre cultura y celebraciones 2021 con Claudia Sheinbaum y sobre la ONU y el G20 con el canciller Ebrard? Con esas preguntas en mente cerré los ojos para comenzar el diálogo con nuestro Quijote.

Conversación con nuestro Quijote 2020.

—Tu pensamiento sigue muy inquieto, me dijo nuestro personaje percibiendo de inmediato mi preocupación. Pensé que te encontraría mucho más alegre con la derrota de Trump.

—Sin duda es una buena noticia que mucha gente haya votado en contra de todo lo que Trump eligió encarnar: el racismo, el desprecio hacia las mujeres, la polarización y el odio como estrategias de campaña. Todo eso es muy valioso, le dije. Sin embargo, me preocupa también el gran número de votos que obtuvo.

—Yo no quisiera creer que la gente haya votado por todas esas infamias, me respondió el Quijote. Quisiera darle más peso a muchas de los textos que hemos leído que nos dicen que Trump supo canalizar el desencanto de mucha gente con un sistema económico que no dio los resultados que se esperaban. Eso que llaman globalización, fue acompañada por decisiones que dejaron a muchos sin empleo, sin oportunidades de educación, sin acceso a la salud. El voto por Trump y por otros gobernantes con discurso y características similares, fue un voto de castigo contra lo que se percibió como un corrupción e injusticia. 

—¡Pero el remedio salió peor que la enfermedad!, le dije convencida. 

—Y por eso mucha gente que no salió a votar hace 4 años, ahora sí quiso manifestar su rechazo hacia lo que Trump y sus aliados representan.

—Me preocupa que Andrés Manuel haya ligado su destino y el destino de México a un aventurero como Trump que, según escribió la periodista Peniley Ramírez, estaría dispuesto a dejar minado el campo para la presidencia de Joe Biden.

—Recuerda que yo leo lo mismo que tú, me dijo nuestro Quijote. Peniley hizo notar también que sus propios colaboradores y los congresistas republicanos se están rebelando contra la intención de Trump de reventar al país antes de irse. 

—¿Y si no pueden controlar los daños?, pregunté preocupada.

—Nunca dejes de confiar en la bondad humana, me dijo nuestro Quijote con una sonrisa. La oscuridad sirve para que se pueda distinguir mejor un cielo estrellado. Para que triunfe el ideal, debe darse oportunidad a los idealistas de defender sus convicciones en las más justas lides. El odio divide y separa; finalmente también aísla a quienes lo promueven. Recuerda siempre nuestro lema: “El amor debe triunfar sobre la muerte”.

—Así sea. 

 

 

Artículos Relacionados

«MIRADA GLOBAL» No es tiempo de mezquindades

Paty Betaza

«COLUMNA INVITADA» Qué hacer cuando los ‘detentes’ no funcionan

Editor Mujeres Mas

«COLUMNA INVITADA» Día Internacional de la Educación

Sandra Vivanco Morales

«ACTOS DE PODER» Aristas de la Línea 12

Fernando Coca

«DOLCE ÁLTER EGO» Las penas con pan son buenas

Gilda Melgar

«RIZANDO EL RIZO» La pandemia de la desesperanza

Boris Berenzon Gorn
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.