miércoles 14 abril, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«COLUMNA INVITADA» Mediciones de octubre de 2020

 

Este domingo 18 de octubre se llevaron a cabo las pospuestas elecciones locales en los estados de Hidalgo y Coahuila, por fin se tendrán insumos reales para trabajar con miras a la reina de las elecciones, las del próximo 2021.

Los ejercicios electorales de este domingo permitirán tanto al Instituto Nacional Electoral como a los Organismos Públicos Locales, tomar medidas pertinentes en temas muy variados, que van desde la capacitación hasta los resultados preliminares para evitar contratiempos en junio del año venidero.

Aún es temprano para realizar la medición de un posible abstencionismo derivado de la pandemia, porque no puede ser un tema solo de números confrontados con el ejercicio electoral anterior, sino que requiere un análisis profundo, puesto que, en estos ejercicios estatales solo se eligieron autoridades locales municipales por lo que toca a Hidalgo y en Coahuila se renovó su Congreso Local, eso impacta, con mayor razón en momentos de normalidades nuevas y con la presencia de un virus que al parecer seguirá vigente por más tiempo.

Por ahora, los números de los resultados preliminares arrojan votaciones que no alcanzan el 40 por ciento de participación en ambas entidades.

Otro de los puntos a medir, será la eficacia de la implementación de los protocolos de salud, por un lado para saber si la ciudadanía se sintió confiada en acudir a las urnas y por otro para corroborar si resultaron un mecanismo eficaz para prevenir contagios por el virus SARS-COVID-19, por tanto, debe existir un posterior informe por parte del INE y OPLES para conocer sus evaluaciones y estar pendientes de las oleadas de contagios en ambas entidades, para corroborar que salir a votar no genera un riesgo a la ciudadanía si se cumplen con las medidas de sana distancia y protección.

Una de las novedades de estos procesos locales que seguramente se implementará en las elecciones federales y locales del próximo año será la utilización de la urna electrónica, que al parecer funcionó, por lo menos al corte de la instalación y al cierre de la jornada no hubo incidencias reportadas por ese mecanismo de votación, porque desde ya, parece que se verá favorecido al salir airoso en ésta, su prueba piloto.

Más allá de los resultados electorales, que definitivamente dan cuenta de que la ciudadanía decide, lo cierto es que hay lecciones que repasar antes de llegar a junio, pero las estrategias electorales y los rumbos partidistas serán tema de análisis posteriores, por ahora, es importante conocer el comportamiento de las personas al activar sus derechos político electorales a través del voto, en un año en el que prácticamente un tercio del mismo han estado en el confinamiento.

Por ahora es vital saber que los procesos democráticos pueden y deben seguir, y que el Estado a través de un organismo autónomo, está obligado a garantizar el derecho al voto y a otros derechos fundamentales como el de la salud.

Al cierre de la jornada, más allá de los triunfos y derrotas, debemos celebrar que en un año con las circunstancias que ha presentado el 2020 se han llevado a cabo las elecciones y que, en el 2021 se deben mejorar los detalles que en este ejercicio se presentaron, pero también nos deja enseñanzas invaluables, entre ellas, considero que hay una que es digna de mesas de análisis: repensar los recursos públicos que se disponen para gastos de campaña, ya que, de conformidad con los protocolos que se desarrollaron por los OPLES y el INE para los actos proselitistas y en virtud de la semaforización por la emergencia sanitaria, los eventos de campañas han sido muy diversos a lo que en otros tiempos hemos conocido, por tanto, este es un momento para reflexionar en el gasto que esos actos conllevan.

Sin lugar a dudas, los medios digitales y de comunicación han tomado gran importancia en la vida diaria, lo mismo sucede con todo lo relativo a las elecciones y su organización, de igual forma a la realización de actos proselitistas, hacia allá nos dirigimos, entonces que se eficiente el gasto, ese puede ser una de las grandes modificaciones que nos deje la pandemia en temas de elecciones, que las formas de hacer campaña cambien, así se podrá evitar el despilfarro en eventos multitudinarios con espectáculos de luces y artistas que costaban millonadas.

Las mediciones que permiten las elecciones locales de este año deben forzosamente llevarnos a la reflexión, no podemos regresar a las actitudes y prácticas de antaño, esta nueva normalidad debe ser una oportunidad para mejorar, evitar el gasto innecesario puede ser una de ellas, además ya se ha visto que todos los partidos y candidaturas pudieron promocionarse sin necesidad de ese tipo de actos, siguen teniendo la prerrogativa de radio y televisión, el internet y las diversas estrategias que los especialistas que contratan deben desarrollar para posicionarles en el ánimo de las personas electoras.

Por ahora, veamos en los siguientes días que los protocolos de salud, la urna electrónica y demás mecanismos para evitar contagios han funcionado en las elecciones locales, por ahora son las mediciones importantes rumbo a junio de 2021.

 

Artículos Relacionados

«CUARTO PISO» El INE no se arredró

Marissa Rivera

«SALA DE ESPERA» ¡A resistir!

Gerardo Galarza

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Frida Sofía: la importancia de romper el tabú

SaraÍ Aguilar

«ABREVADERO DE LETRAS» Tú, mujer de cuarenta años

Cut Domínguez

«COLUMNA INVITADA» Sigue la violencia política de género

Sandra Vivanco Morales

«MIRADA GLOBAL» Cuando los sentidos fallan: “El sonido del metal”

Paty Betaza
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.