martes 27 julio, 2021
Mujer es Más –
CEREBRO 40 BÁRBARA LEJTIK COLUMNAS BLOGS

«CEREBRO 40» Cumpleaños en cuarentena

 

Primero les tocó a los de marzo y abril, ya los de mayo estaban seguros que la librarían, está terminando junio y no sólo vivimos millones de personas nuestros cumpleaños en confinamiento, tampoco ningún graduado de ningún nivel pudo festejar como esperaba el final de su ciclo.

Al paso que vamos la gran mayoría de las personas festejaremos con suerte nuestros cumpleaños pero de una manera distinta, tal vez con alguna reunión virtual, o simplemente con las personas que hemos compartido el encierro.

El hecho de que sea un cumpleaños, digámoslo de alguna manera, solitario, no lo hace menos especial ni memorable, al contrario, pienso que el cerrar un ciclo e iniciar un nuevo año a solas nos permite hacerlo con mucho más conciencia, introspectivamente, con mucho más tiempo y claridad para pensar en lo que hemos vivido, en lo que somos y en qué lugar de la pista de nuestras vidas vamos.

No sólo cumplo años, son también 100 días casi ininterrumpidos de distanciamiento social, es un buen momento para hacer un balance de lo que esta situación, en lo personal me ha traído.

Primeramente agradecer 100 veces no haber sufrido el contagio hasta ahora ni lamentar la pérdida de algún familiar o ser querido, la cuarentena triple me regaló muchas cosas que me debía la vida, horas y horas de sueño que nunca pensé recuperar, por ejemplo. Se dice que al final de la vida habremos dormido aproximadamente unos veinte años, yo en estos meses repuse cientos de horas que tenía atrasadas desde que era universitaria ni que decir cuando mis hijos eran bebés.

Lo mismo con las horas en el carro, para una persona como yo que maneja un promedio de tres horas diarias, permanecer en casa ha sido un verdadero descanso.

Horas invaluables de convivencia familiar, comidas tranquilas, tardes sin prisas, tiempo para platicar, para ver películas, o para simplemente permanecer en silencio juntos.

Libros que veía esperarme en algún estante y que anhelaba leer profundamente, pero que por el ir y venir de la vida cotidiana había pospuesto.

A estas alturas creo que ya nos conoceremos bastante como para sorprendernos de alguna nueva manía u obsesión, pero aun así ha sido un tiempo importante de introspección y también nos ha brindado la oportunidad de observar a los demás, sin máscaras, sin títulos, desde casa todos somos iguales, no hay que saber de qué estamos hechos, con quién hemos crecido y cómo nuestros conocidos han manejado este ejercicio forzoso de autoconfinamiento.

“La cuarentena”, como la llamaremos por siempre marcó la vida de todos nosotros.

¿Ha sido difícil? Sin duda. ¿Enriquecedor? Yo creo que sí y mucho.

Dicen por ahí que la inteligencia de una persona se refleja en la incertidumbre que es capaz de soportar y esto nos tocó vivir a nosotros y de cómo sepamos librar esta enorme batalla dependerá, en gran medida, la nueva normalidad de cada uno.

Más de tres meses, dos estaciones del año completas, nacimientos y despedidas, muchos inicios y adioses definitivos.

Esto pasará como todo pasa, pese a nosotros, la tierra nos dio la lección de nuestras vidas, nosotros no éramos el mundo, solo una pequeña parte de él.

 

Artículos Relacionados

«EL ARCÓN DE HIPATIA» Mariana Rodríguez: la agenda de género como bandera política

SaraÍ Aguilar

«COLUMNA INVITADA» Afrolatinas

Sandra Vivanco Morales

«COLUMNA INVITADA» Sin tregua de Dios

Editor Mujeres Mas

¡Que viva el Círculo Teatral!

Elena Chávez

«ACTOS DE PODER» Los Maléficos

Fernando Coca
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.