jueves 04 marzo, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS FERNANDO COCA

«ACTOS DE PODER» Tamaulipas va saliendo

 

Durante décadas, Tamaulipas, Guerrero y Michoacán se distinguieron por ser el centro de la violencia y la impunidad generada por el crimen organizado.

En Michoacán, el llamado del entonces gobernador Lázaro Cárdenas Batel a Vicente Fox para combatir a los delincuentes no fue escuchado hasta que, por consideraciones políticas y de legitimidad, Felipe Calderón lanzó su guerra contra el narco, con el consecuente baño de sangre que hasta hoy vivimos.

En Guerrero, el gobierno de Ángel Heladio Aguirre Rivero, se vio manchado no solo por la presencia endémica de los delincuentes, sino también por el horror que derivo en la noche de Iguala en la desaparecieron 43 alumnos de la normal de Ayotzinapa. Ese hecho puso fin al sexenio de Peña Nieto. 

En los conteos que hacen el INEGI y organizaciones civiles como el Semáforo Delictivo, esas entidades ya no son los estados más violentos. De las tres entidades mencionadas, la que está saliendo del bache es Tamaulipas.

Un reporte del diario Reforma indica que Reynosa, una de las ciudades que más violencia tenía, hoy está en la lista de las demarcaciones que encabezan la generación de empleos, con 7 mil 102 plazas de trabajo registradas ante el IMSS.

Junto a Baja California Sur, Quintana Roo, Yucatán, Sonora, Baja California, Ciudad de México y Tlaxcala, Tamaulipas conforma el grupo de estados que tienen una mayor participación de su población en la actividad económica.

Hace unos meses, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguraba que Tamaulipas ya no era una entidad que preocupara por cuestiones de seguridad, solo tenía a Nuevo Laredo en la lista de atención. 

Los últimos tres gobiernos del PRI en Tamaulipas marcaron la vida de sus ciudadanos que vivieron prácticamente secuestrados pues no sabían quién era más peligroso, si la delincuencia uniformada o la que tenía bajo sus órdenes al gobierno estatal.

Según el gobierno federal, la estrategia de seguridad emprendida por el gobierno estatal de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, está provocando el regreso de la inversión, la consecuente generación de empleo y el regreso del turismo nacional e internacional a Tamaulipas. 

Ese estado ya no es el infierno de hace unos años. Si mantienen el paso y no creen que ya lo hicieron todo, se sentaran las bases para que lo alcanzado hasta hoy sea irreversible.

La Letrina. El Palacio de San Lázaro está bloqueado desde hace dos semanas por grupos que no quieren perder recursos que mantienen vivas a las organizaciones rentistas. Quien no entienda que la 4T pasa por la reasignación de los recursos, pasó de noche lo que sucedió en julio de 2018.

Artículos Relacionados

«COLUMNA INVITADA» Mejor rabo de toro que cabeza de vaca

Editor Mujeres Mas

«CEREBRO40» Reflexiones sobre la pandemia

Bárbara Lejtik

«RE-VISIONES» Comunidades cibercovid

Editor Mujeres Mas

«ABREVADERO DE LETRAS» Cuento chinito

Cut Domínguez

«CUARTO PISO» Un año de errores, muerte y dolor

Marissa Rivera

«SALA DE ESPERA» De apuestas y trucos

Gerardo Galarza
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.