viernes 05 marzo, 2021
Mujer es Más –
COLUMNAS COLUMNA INVITADA

«COLUMNA INVITADA»: El golpe de Estado que se avecina

 

Un escalofrío recorrió al salón cuando el profesor de aquel diplomado, nos demostró con datos duros, que el Ser Humano no sólo está siendo desplazado del mercado laboral por las máquinas, sino de que sólo es cosa de tiempo que éstas se apoderen de todo lo demás.

Nos dio el ejemplo de que un conmutador moderno sustituye a cerca de quinientas telefonistas del pasado. Ese equipo, cuyas dimensiones equivalen a una maleta mediana, ha ocasionado la desaparición de medio millar de puestos de trabajo.

Otro dato: las calificadoras tipo Moody’s o Fitch, han logrado suplantar a los gobiernos de todo el mundo gracias a la tecnología. Basta un teclazo de éstas desde sus oficinas en Manhattan, contra un país en particular, para que éste se derrumbe financieramente. La soberanía convertida en pieza de museo.

También se nos dijo que las grandes potencias cuentan ya, con las herramientas necesarias para no poner en riesgo a sus soldados durante las guerras modernas (misiles teledirigidos, aviones inteligentes, rastreo satelital), lo que divide al mundo en dos: ellos y los demás. Un puñado de naciones con capacidad disuasiva para someter al resto del planeta.

Hoy las conquistas ya no son territoriales sino virtuales. Es suficiente con que los grandes trusts globales retiren sus inversiones de una bolsa de valores, para llevar a la quiebra a ese país al instante. Sólo tienen que enviarle un whats a sus operadores bursátiles. Las democracias sometidas al supracapitalismo voraz.

Ahora se nos anuncia que en unos años la inteligencia artificial podría sustituir al 40 por ciento de los empleos actuales en el mundo (algunos calculan que hasta 60 por ciento). Con puro desempleado, ¿qué le dará vida al mercado?

Por lo pronto ya es una realidad que en todo tipo de servicios, como el bancario o el de la telefonía, el consumidor no lidia con empleados de las marcas sino con programas de computación y algoritmos.

La cosa se va poniendo peor. Recientemente fue creado un robot al que se le dotó de todo el conocimiento disponible en el mundo. Cada pregunta que se le formula es respondida por el curioso aparato, con certeza científica y matemática pero sobre todo, apegada a la racionalidad humana que es, finalmente, de donde se nutre.

Cuando al lindo robot se le cuestionó sobre cómo resolver los problemas contemporáneos, respondió que la solución es desaparecer al planeta, destruirlo todo y comenzar de cero.

Existe ya un caso real -aterrador- de que una red de cómputo en algún lugar del mundo, hace poco cobró vida propia, tomó decisiones por su cuenta y hubo que desconectarlo. No se había insubordinado al ser humano -aún- pero en esa dirección se movía.

No falta mucho para que comencemos a ver brotes similares. Imaginemos que Trump ordena un ataque nuclear a Norcorea pero las computadoras se nieguen. La Humanidad perdería el control de sí misma. Sería la primera vez que la Civilización fuera gobernada por no-humanos, con los riesgos inherentes.

El golpe de Estado se define como “modo violento y repentino de tomar el poder”. Bajo esa perspectiva, no es descabellado que algo así llegue a intentar la inteligencia artificial contra los poderes establecidos, y acabe desembocando en un apocalíptico gobierno tipo Mátrix a nivel mundial. Te invito a debatirlo en twitter: @rodriguezrraul

Artículos Relacionados

«ACTOS DE PODER» Anaya y su campaña de caricatura

Fernando Coca

«DOLCE ÁLTER EGO» Cocinas fantasma, una exquisita explosión

Gilda Melgar

«TENGO ALGO QUE DECIRTE» Ponerse la vacuna

Citlalli Berruecos

«COLUMNA INVITADA» Mejor rabo de toro que cabeza de vaca

Editor Mujeres Mas

«CEREBRO40» Reflexiones sobre la pandemia

Bárbara Lejtik

«RE-VISIONES» Comunidades cibercovid

Editor Mujeres Mas
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.