«EL RING DE LOS DEBATES»: El caso Nestora Salgado: la amnistía a criminales de AMLO va en serio

Nestora Salgado es el ejemplo más claro de la amnistía a criminales enarbolada por el candidato presidencial de la coalición Juntos haremos historia, Andrés Manuel López Obrador.

Al ocupar la posición número nueve en la lista de candidatos plurinominales al Senado de la República, en los hechos le concede fuero por los próximos seis años, a pesar de que hay dos causas penales abiertas en su contra por el delito de secuestro en el estado de Guerrero.

La aparición pública de “La Comandanta” -como es conocida esta mujer-, se remonta a octubre de 2012, cuando los habitantes del municipio de Olinalá, Guerrero, formaron la Policía Comunitaria.

Como los grupos de autodefensa de Michoacán, esta organización surgió en respuesta a las extorsiones, la violencia y los problemas de inseguridad causados por organizaciones del crimen organizado.

Desde un inicio, Salgado García fue la lideresa de esa Policía Comunitaria, figura que está regulada por la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del estado de Guerrero.

Ahí se establece que esta policía tiene facultades para detener a presuntos criminales cuando haya denuncias y someterlos a un juicio ante la Asamblea de la Comunidad, la cual puede fijar una sanción, generalmente basada en trabajo comunitario.

He aquí el problema. Uno de los casos por los que se acusó a Nestora Salgado fue el secuestro de Eugenio Sánchez González, habitante de esa comunidad detenido por la Policía Comunitaria acusado de robo de ganado, delito por el que cumplía el castigo de limpiar y realizar labores de cultivo en la Casa de Justicia, según determinó la Asamblea de la Comunidad.

Sin embargo, al menos 50 personas (cuatro de ellos menores de edad: uno de 11, otro de 13 y dos más de 17 años), fueron detenidos por la organización encabezada por “La Comandanta”, acusados de crimen organizado. En los hechos, estaban secuestradas.

Los días 22 y 23 de agosto de 2013, debido a denuncias de familiares de los detenidos, el Juez Primero de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Los Bravo giró una orden de cateo para la Casa de Justicia de la localidad El Paraíso, municipio de Ayutla, sede del grupo operado por la hoy candidata a una senaduría. Ahí se logró liberar a 42 personas.

Las víctimas denunciaron que se encontraban injustificadamente privadas de su libertad y su defensa logró demostrar que no existían denuncias formuladas en su contra. Tampoco se aportaron ante el Ministerio Público las pruebas para proceder en su contra o los expedientes que debieron integrarse.

Por el contrario, denunciaron que se solicitaba dinero, cuyos montos iban desde los cinco mil hasta los 20 mil pesos, para ser liberados. Al exigir un beneficio económico, se acreditaba el delito de secuestro.

El 21 de agosto de 2013, Salgado García fue detenida por elementos del Ejército Nacional, la Marina y la Policía Federal en el municipio de Ayutla, acusada de los delitos de secuestro y delincuencia organizada. Dos días más tarde fue trasladada al Centro Federal de Readaptación Social Número 4 de Nayarit.

El magistrado del Primer Tribunal Unitario con sede en Acapulco, el 31 de marzo de 2014, dejó sin efecto la acusación de crimen organizado, el único delito del ámbito federal que se le imputó, pero las investigaciones por secuestro continuaron su curso.

En 2015, Salgado García fue trasladada al Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla, en la Ciudad de México, y luego fue enviada a la Torre Médica de Tepepan para que fuera atendida por un padecimiento de columna.

Tres jueces de Guerrero determinaron su inocencia por los delitos que se le imputaron y después de dos años y siete meses de prisión, Nestora Salgado fue liberada el 18 de marzo de 2016. Al salir de prisión vestía una playera verde militar y portaba un rifle.

La mujer enfrentó siete procesos penales: cinco están concluidos, el de delincuencia organizada y cuatro más por secuestro. En todos los casos fue declarada inocente. No obstante, los dos restantes siguen abiertos luego de que el Ministerio Público interpuso dos recursos de apelación en 2016.

Hasta ahora no se han podido celebrar las audiencias para concluir los procesos ya que, según las autoridades, ha sido imposible notificar a las víctimas. A eso se refería el candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, en el debate presidencial del domingo 20 de mayo: debido a que el Tribunal de Apelación no ha resuelto sobre estas causas penales, las acusaciones por secuestro se encuentran vigentes.

Nestora presentó una denuncia por difamación contra Meade Kuribreña y exigió una disculpa pública de su parte. El abanderado priista escribió en su cuenta de Twitter: “Ni me retracto ni ofrezco disculpas. ¡Faltaba más! Por si fuera poco, le obsequian a la señora una senaduría plurinominal. La amnistía de Andrés Manuel va en serio. Yo estoy del lado de las víctimas y de la legalidad”.

Y así es: la amnistía lópezobradorista va en serio y es muy probable que Nestora Salgado cuente con fuero por los próximos seis años. La escena que nos falta ver es que algún día llegue a la sede senatorial con un rifle y una playera verde militar.

Comentarios

comentarios