«COLUMNA INVITADA»: Héroes de la democracia

Prácticamente a treinta días de que se lleve a cabo la jornada electoral en nuestro país, tristemente podemos decir que han sido una de las más violentas, se han reportado aproximadamente 80 muertes relacionadas con el proceso electoral en curso, desde aspirantes, precandidatos, candidatos y personal de apoyo de las candidaturas.
Sin embargo, la violencia no había tocado a las instituciones electorales, hasta el domingo 21 de mayo. Ese día por la noche, después de su jornada de trabajo en el distrito electoral federal 06 de Chilapa, Guerrero, fue atacado y asesinado el Supervisor Electoral de esa región.
Justamente esta misma semana, en un programa televisivo de la barra nocturna, la presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación mencionó a pregunta expresa sobre la violencia en el proceso electoral y dijo que no ha tocado a las Instituciones Electorales. Es claro, dicha entrevista se realizó con antelación al hecho criminal de Chilapa, Guerrero.
No necesita ser un alto funcionario de algunas de las instituciones que organizan o resuelven todo lo referente al proceso electivo de este año, para considerar que se toca a una autoridad, justamente un Supervisor Electoral es quien, junto al Capacitador Asistente Electoral tienen el encuentro entre la ciudadanía y la institución, son la voz del INE, que lleva la invitación a los ciudadanos a representarse a ellos mismos en la mesa directiva de casilla el 1 de julio.
Los Supervisores Electorales, son verdaderos héroes de la democracia.
Con un sueldo de apenas 9 mil pesos menos impuestos y más gastos de viáticos, caminan secciones electorales enteras para coordinar y verificar el trabajo de los capacitadores que, intentan convencer a la ciudadanía que haya resultado insaculada de participar como funcionarios de casilla.
Además de lo anterior, verifican y asisten a los Capacitadores Asistentes Electorales en la capacitación que brindan a los futuros funcionarios de casilla.
Esto es previo al día de la jornada electoral, pues el día 1 de julio los Supervisores Electorales, justamente supervisaran la instalación de las casillas y su operación en orden durante las horas de la jornada; así mismo, son los responsables de la operación del Sistema de Información sobre el desarrollo de la Jornada Electoral (SIJE) que nos dotará de la información preliminar de lo que suceda en cada casilla instalada.
Finalmente, ejecutan los mecanismos de recolección y traslado de los paquetes electorales para que lleguen a las distintas sedes distritales.
Así que, aunque un Capacitador Asistente Electoral o un Supervisor Electoral sean personal eventual del INE son parte de ella, ante la ciudadanía representan a esa Institución, lamentablemente la violencia ya tocó a las Instituciones y por la puerta más vulnerable.
La del funcionario “eventual” pero que no deja de ser parte: su chaleco, el sombrero para cubrirle del sol o la lluvia y su identificación le dan esa identidad, esa pertenencia con el INE. Además en el caso de Chilapa, el Supervisor regresaba a casa después de su jornada diaria. Y ellos tienen una gran responsabilidad, lograr que el día 1 de julio se instalen todas las casillas y que en ellas existan los funcionarios debidamente capacitados para recibir nuestros votos.
Merecemos procesos electorales con mayor nivel, con seguridad, con garantías de vida. 
No cualquier ciudadano decide ser Supervisor Electoral o Capacitador Asistente Electoral, no solo por el sueldo bajo, sino por que a cada momento le cierran la puerta en la cara quienes deciden no atender el sorteo donde resultan insaculados para ser funcionarios de casilla.
Trabajan muchas horas, bajo el sol, con frío, lluvia, en zonas de la montaña, en lugares donde no hay internet, ni agua, caminan horas, días y semanas buscando un sí. Después deben de regresar a capacitar y esperar que ojalá y no suceda que los que dijeron si, después digan no. Y volver a empezar.
En la cadena del proceso electoral son el último eslabón, pero considero que el más efectivo, porque ellos son los que hacen contacto con la ciudadanía, caminan las calles, colonias, municipios o delegaciones, las secciones y distritos electorales buscando un sí.
La cara del INE frente a la ciudadanía son ellos y mataron uno, queremos que ya no haya ninguno más. 
El 20 de mayo cayó uno de nuestros héroes, pero siguen muchos más en pie de lucha, tratemos con respeto a esos ciudadanos que día a día, buscando a aquellos nacidos en los meses de febrero y marzo y su apellido inicie con la letra F, están haciendo Patria.

Sandra Vivanco Morales. Twitter: @SandraVivanco13 | Facebook: Sandra Vivanco Morales | Web: https://sandravivanco.wordpress.com

Comentarios

comentarios