«DURO Y A LAS CABEZAS»: No todo es culpa de Meade

24 mayo, 2018

Etiquetas: ,

Conforme se acerca el primero de julio, se confirma no sólo la tercera posición del PRI en la contienda, sino de qué tamaño es la loza que le ha tocado cargar a su candidato presidencial.

Y es que al margen de las valoraciones sobre el perfil tecnocrático de José Antonio Meade, lo evidente son las malas cuentas del partido en el poder a nivel nacional una vez que se hace la suma de las posibilidades estatales.

Porque aun cuando habrá que esperar al día de los votos, desde ya las encuestas perfilan un rezagado tercer sitio para la mayoría de los nueve candidatos a gobernador, constatando el hecho de que los priistas no lograron sembrar buena cosecha en su regreso a Los Pinos.

Así que mientras los abanderados de Morena llevan mano en Chiapas, Morelos, Tabasco y CDMX, y los del Frente toman ventaja en Guanajuato, Jalisco, Yucatán, y ambas coaliciones se dan un quién vive en Puebla y Veracruz, el PRI carece hasta ahora de posibilidades de hacerse de una sola gubernatura.

Así que no todo es culpa del candidato Meade. Ni se trata del desgaste de la marca partidista en abstracto. Es el saldo del sexenio de los Duarte y compañía.

Comentarios

comentarios