«ACTOS DE PODER»: Margarita

Margarita Zavala renunció.

Estaba en el estudio donde se realiza el programa Tercer Grado que conduce Leopoldo Gómez, vicepresidente de Noticieros Televisa, y corría el minuto tres de la entrevista con los periodistas que participan en la emisión, cuando Zavala anunció su renuncia a la candidatura presidencial.

Zavala fue la primera mujer en alcanzar una candidatura independiente al cargo más alto del país. Ella, dos veces diputada, esposa de un presidente de la República y militante del derechista Partido Acción Nacional por más de 30 años, renunció a seguir compitiendo, dijo, en condiciones de inequidad.

Para Zavala el dinero en la política dejó de lado los ideales, corrompió a los partidos políticos y empoderó a las dirigencias. Dinero y spots marcaron una desigualdad en la competencia contra la que ella, ya no podía luchar.

El anuncio de Zavala se da en un proceso que ella califica como polarizado en donde unos no proponen nada más que evitar que Andrés Manuel López Obrador no sea presidente.

Ella no llamará a votar por nadie, al menos no en estos días, sino que tomará decisiones después de reunirse con el equipo que se formó a su lado.

Margarita Zavala asegura que los partidos están desdibujados, sin rumbo, agrupados en coaliciones que no permiten distinguir quién es quién.

A Zavala le preguntaron si ella le recomendaría a Meade o a Rodríguez declinar y afirmó que esas decisiones son personales.

Le insistieron en que dijera si se sumaría a una campaña y, su repuesta fue que en política no hay que cerrarse a nada pero que esa respuesta no la tiene pues no ha pensado en ello.

La renuncia de Margarita Zavala se da cuando sus números en las encuestas no crecen. Ella dice que la realidad le mostró que no tenía ninguna posibilidad de ganar y por ello, deja en libertad a sus simpatizantes de votar por quien mejor consideren.

La renuncia de Zavala ¿es el primer paso para que Rodríguez y Meade se hagan a un lado en una especie de declinación para cerrar la contienda entre López Obrador y Anaya?

Eso lo sabremos el lunes, luego del debate del domingo, al que no asistirá ya la excandidata independiente.

Estamos en un momento de determinaciones y Enrique Peña Nieto deberá tomar una decisión: mantener a sus candidatos Jaime Rodríguez y José Antonio Meade en la búsqueda de la presidencia o pactar.

¿Por quién?

Anaya ya lo dejó colgado de la brocha. También amenazó con meterlo a la cárcel.

¿Hay un punto en el que Peña Nieto coincida con AMLO y decida permitir su triunfo sin la intervención del gobierno en el proceso electoral?

Pronto lo sabremos.

Comentarios

comentarios