«COLUMNA INVITADA»: ¡Que vivan los niños!

Hace un par de días, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, consideró que debía suspenderse la transmisión de un spot que seguramente todos vimos, me refiero al titulado ¿y si los niños fueran candidatos? Realizado y difundido por la organización Mexicanos Primero.

Tal circunstancia obedeció a que, según la Sala Superior, la exposición de ese spot violenta lo establecido en el artículo 41 constitucional, respecto a que terceros contraten propaganda en radio y televisión, cuando esa propaganda esté dirigida a influir en las preferencias electorales de los ciudadanos, ni a favor o en contra de partidos políticos o candidatos a cargos de elección popular.

En su mayoría, los magistrados y magistrada de la Sala consideraron que, el contenido del spot podría significar una posible influencia en las preferencias electorales, afectando la equidad en la contienda, pues existe la posibilidad de producir algún efecto en el destinatario del mensaje, sin que sea necesaria una expresión manifiesta de apoyo o rechazo electoral respecto de un partido o una candidatura.

De manera que, la máxima autoridad electoral determinó que el contenido del promocional no debía seguir publicitándose en los medios de comunicación. Por un lado, consideró que la contratación del spot supone una contravención a la regla constitucional de la prohibición a personas físicas o morales de contratar propaganda electoral. Por otro, no sancionó el agravio expuesto respecto al deber de protección especial a los derechos de los niños, niñas y adolescentes, al no vulnerarse los derechos de los menores.

En la sentencia, se destacó que en el spot existe la expresión “elige al candidato que…” entonces de alguna forma existe un llamado a que la opción del voto sea por el candidato que apoye la propuesta educativa que la asociación civil sostiene es la mejor, de ahí que se circunscribe en la hipótesis del artículo 41 constitucional de que la propaganda se relacione con un proceso electoral, hace una invitación expresa a votar, y además señala que el voto sea por aquella propuesta que no vaya en contra de la transformación educativa, lo que se relaciona directamente con alguna de las plataformas electorales de las candidaturas presidenciales en curso.

Por todas estas razones es que el spot ya no debe estar en los medios de comunicación, sin embargo en la sentencia se advierte que la publicitación del mismo solo se evitará en los medios de radio y televisión, no así en el internet y en salas de cine, pues eso no fue controvertido.

Lo anterior por que el internet es un medio de comunicación pasivo, esto es, la ciudadanía busca la información que desea obtener, es un acto de voluntad accesar en un buscador determinada información y así recibirla.

En tanto que en el cine, no se acreditó su transmisión, entonces no es posible retirar un spot que no se tiene constancia de que se este publicitando.

También es importante señalar que en la sentencia se analiza que la prohibición constitucional solo opera para radio y televisión.

Desde mi punto de vista, el spot debió suspenderse de forma definitiva, siguiendo la lógica de lo razonado por los magistrados de Sala Superior, pues si se desea evitar la inequidad en la contienda, la medida tomada debe ser integral, finalmente el spot estará difundiéndose generando las impresiones en la ciudadanía de empatía o desencanto según la preferencia electoral de quien lo reciba.

Ahora bien, para la ciudadanía el contenido del spot seguramente es inocente, aparecen unos niños simpáticos, la gente se ha reído viendo como parodian a los candidatos “qué gracioso es que hayan encontrado niños tan parecidos…” dicen algunos, otros, “mira habla igualito que tal o cual candidato, trae el rebozo que usaba la candidata…” y así un sin fin de comentarios, donde parece gracioso la incursión de menores.

Finalmente, lo que llama la atención es la actitud de los niños y niña, seguramente ellos se divirtieron a jugar a ser candidatos, su actuación nos abre la expectativa que desde niños podemos educar a esta sociedad a que participe activamente en los asuntos públicos del país. Educación cívica y entonces tendremos autoridades electas más legitimadas.

¡Que vivan los niños!

@SandraVivanco13

Comentarios

comentarios