«CUARTO PISO»: La trampa, mucha o poca es trampa

“Dios es grande, gracias. La fe es grandiosa”.

Así, agradecido con Dios, Jaime Rodríguez “El Bronco”, celebró en Twitter, el favor, perdón, el empujón que el Tribunal Electoral le dio, al resolver que el INE debe registrarlo como candidato independiente a la presidencia de la República.

O sea, “haiga sido como haiga sido”, aparecerá en la boleta electoral, por lo que en lugar de agradecer a Dios, debió agradecer al Tribunal por el grotesco premio a la ilegalidad, a la trampa, al engaño y a los delitos en los que presuntamente incurrió durante la solicitud de firmas de apoyo.

En un dividido 4 votos a favor y 3 en contra, los magistrados de la Sala Superior del TRIFE resolvieron de manera “urgente”, su registro como candidato, porque la autoridad electoral violó su debido proceso al no dejarlo revisar todas las firmas de apoyo que el Instituto Nacional Electoral le rechazó por considerarlas invalidas.

¿Qué razón tendrían los cuatro magistrados que votaron a favor? Habría que preguntarles a Felipe Fuentes, José Luis Vargas Valdéz, Indalfer Infante y Mónica Aralí Soto, sino encontraron elementos suficientes para castigarlo en lugar de premiarlo.

Mire, 810 mil 995 firmas que no fueron encontradas en la lista nominal; 58 por ciento de firmas apócrifas; miles de firmas simuladas; miles de documentos no válidos, y fondos irregulares ¿en serio no tuvieron ningún valor?

A Armando Rios Piter, también independiente le dieron 10 días para revisar las 900 mil firmas que el INE le invalidó por considerarlas irregulares ¿por qué en el caso del Bronco no hicieron lo mismo y se ordenó su inclusión en la boleta?

La sociedad está harta e indignada de tanta mentira, corrupción y engaño. Una sola firma falsa era motivo para no incluirlo en la boleta, por tramposo.
La resolución de TRIFE, encargado de calificar la elección del 1 de julio, advierte lo débil que podrían ser sus decisiones, al dejar tantas dudas en este tema.

La determinación abona en el desencanto por las elecciones y en la desconfianza sobre las instituciones encargadas de calificar las elecciones.

Hace unos meses, en una entrevista el Bronco dijo: “yo nací para hacer historia” y vaya que sí.

Será candidato a la presidencia de México por una “sospechosa” decisión del TRIFE. Un Tribunal a modo, que deja precedentes y mucha incertidumbre. Así quedará registrado.

El enojo ha sido monumental. Muchos neoloneses lo han celebrado porque, por el momento, “El Bronco” no regresará al gobierno. Otros consideran que, como quinto candidato, solo dividirá el voto. Al tiempo, a ver si no les sale el tiro por la culata.

El 1 de julio habrá en la boleta cinco candidatos a la presidencia. Uno de los dos independientes registrados, estará marcado por la estafa, pero apapachado por el Tribunal Electoral.

Ya lo dijo el Divo, ¿pero qué necesidad?

Comentarios

comentarios