aldf

 

«TENGO ALGO QUE DECIRTE»: Aniversario

14 febrero, 2018

Etiquetas: ,

Festejamos el 52 aniversario de bodas de los abuelos y fuimos a cenar en familia. A pesar del trabajo, el tráfico, la escuela y todo lo que puede suceder en un día normal en una ciudad tan grande como la nuestra, el ambiente del restaurante hizo que de inmediato, todos nos relajáramos para disfrutar la compañía y la plática. No faltaron las preguntas ocasionadas por la curiosidad de los nietos, que entre risas, ambos abuelos contestaron con sus propias versiones…

¿Cómo se conocieron?

Abuelo: Un día estaba con mis amigos en la Facultad, se acercó y me dijo que vivíamos en la misma calle, que si quería acompañarla a un café y acepté. Empezamos a hablar…

Abuela: No es cierto. Mi tío era Director en la Facultad donde él estudiaba y un día lo acompañé a su trabajo. Lo había visto pasar por mi casa antes porque vivían en la misma calle que nosotros. No sabía que él estudiaba ahí. Le dijo a sus amigos que me conocía, cosa que no le creyeron, así que le apostaron para que lo demostrara. Se acercó y me preguntó si podía invitarme un café y le dije que le pidiera permiso a mi tío, pensando que no se atrevería. Pero si lo hizo y me dio el permiso de ir acompañada de mi hermanito.

¿Por qué escogieron el 14 de febrero para casarse?

Abuelo: Porque soy muy romántico y quería darle eso de regalo.

Abuela: ¡Ajá! Porque nos conocimos ese día tres años atrás, el día que fui a la Facultad.

¿Cómo fue que se comprometieron?

Abuelo: Me dijo que teníamos que casarnos y que debía ser muy pronto. No sabía que estaba tan adelantada. En nuestras épocas, no existían los condones ni pastillas. Ella tenía que llevar muy bien el calendario. Nos falló.  Ella me dio el anillo y puso la fecha de boda de inmediato. No quería que se le notara más la pancita.

Abuela: ¡¡¡Para nada!!!  Invitó a cenar a mi mamá y sus papás el día de mi cumpleaños para poder darme la sorpresa.  Al final de la cena les dijo frente a mí que quería formalizar nuestro noviazgo y quería casarse. Me entregó un anillo precioso y a partir de ese día, se empezó a hablar de fecha, lugar, preparativos, vestido… en fin, todo lo de la boda. Era la mujer más feliz del universo.

Pero… ¿por qué se comprometieron?

Abuelo: Porque nuestra hija venía en camino. Apenas la libramos. Nació dos días después de la boda.

Abuela: ¡Ja! Porque llevábamos mucho tiempo de novios y nos amábamos. Nuestra hija nació un año después de la boda.

¿Cómo fue la boda?

Abuelo: Ella usó un vestido imperio para aparentar su pancita y que nadie se diera cuenta. Fue una ceremonia rápida y una fiesta tranquila para no afectar a nuestra hija y que no nos diera la sorpresa de nacer ese día.

Abuela: ¡Está loco! Mi vestido fue bello. Tuvimos la boda en la iglesia y la fiesta en casa de mi mamá. Obviamente, no tenía pancita alguna.

¿Y qué han hecho para estar más de 50 años juntos?

Él: No sé. Amo que me aguante.

Ella: Pues… Amo su gran sentido del humor.

Los nietos concluyeron que hoy y siempre somos afortunados de vivirlos, gozarlos y quererlos más allá del infinito.

¡Feliz aniversario 53!

 

 


Citlalli Berruecos. Tiene estudios de Sociología en la UNAM y la Universidad Complutense de Madrid, España. Licenciatura en Lengua y Literatura Inglesa, UNAM. Maestría en Educación con especialidad en Educación a Distancia, Universidad de Athabasca, Canadá.

Comentarios

comentarios

 

sedatu