«MIRADA GLOBAL»: Hijos exitosos… sin morir en el intento

Como madres y padres sabemos que nadie tiene la receta mágica para hacer de los hijos personas exitosas. Salvo excepciones –porque las hay- todos hacemos o tratamos de darles las herramientas que a nuestro juicio los ayudarán a convertirse en personas útiles, honestas y bien intencionadas. El éxito vendría por añadidura  y  sólo se mide por el parámetro económico. Aunque pareciera una obviedad, aplicar el sentido común no es fácil.

Por eso comparto las recomendaciones que publicó la revista Business Insider y que dio a conocer en Antena Radio del IMER, la  maestra Lisa Antillón, internacionalista y especialista en temas de desarrollo quién desde Silicon Valley está siempre al tanto de tendencias y  estudios sobre asuntos de gran ayuda práctica.

1.- Crear lazos emocionales fuertes en casa. Que los niños se sientan seguros a través de una buena relación con hermanos, padres y demás miembros de la familia con quienes convivan. Esto les permitirá crecer con menos estrés y podrán utilizar su energía para aprender, pensar y ser creativos.

2.- Que estudien matemáticas. Esto –según las investigaciones– estimula de mejor manera la lecto-escritura. Es decir, no basta solo con leerles.

3.- Que ayuden en las labores domésticas. Esto hace niños empáticos y más colaboradores. Aprenden y aprecian el valor  del trabajo. No importa si se cuenta con ayuda, deben de tener tareas como hacer la cama, lavar trastes o darles de comer a la mascota.  Cuando crecen  tienen mayores posibilidades de saber trabajar en equipo y de apreciar el esfuerzo de lo que hacen. Evitar ser los típicos padres consentidores quienes les hacen creer que el único trabajo que tienen es estudiar y jugar.

4.-  Independientemente de si están juntos o separados, que los padres se lleven lo mejor posible.  Es mucho mejor vivir con uno de ellos, porque de lo contrario una mala relación es provocadora de tensión y estrés que les merma sus capacidades.

5.- Tener expectativas altas para ellos. Y hacérselas saber. No se trata de atiborrarlos de actividades pero evitar justificarlos con el “pobrecito, está muy agobiado”. “No te preocupes sino puedes, mejor has otra cosa”. O dejarlos horas con la tablet o el celular “para que no se aburra”.

6.- Que la madre trabaje fuera del hogar –aunque sea medio tiempo– .Según esta investigación de Business Insider este es un factor para el éxito. Una madre que lo hace, manda el mensaje especialmente a las niñas de que es normal que la mujer trabaje y tendrán mayores posibilidades de tener un empleo de mayor remuneración y rango. Una estadística de la revista dice que el 23 por ciento de las niñas que tuvo ese ejemplo materno tuvo un buen desempeño laboral.

Independientemente del tipo de familia  y de las condiciones socio económicas que se tengan, estas recomendaciones no están de más. Según Antillón las pequeñas pautas que se toman en casa son las que logran el cambio real. Estoy completamente de acuerdo.

Comentarios

comentarios