aldf

 

«A LO QUE VOY»: Incuban próximos “políticos”

31 enero, 2018

Etiquetas:

Participar en revueltas y desobediencia civil puede traer beneficios como una inversión a largo plazo. ¿No me cree? Nada más volteé a ver quiénes nos gobiernan.

Analizando la reaparición en medios de Alejandro Echevarría, apodado el “Mosh”, me hizo recordar a muchos de nuestros “políticos” que actualmente gozan y han gozado del presupuesto nacional.

Hagamos un poco de memoria. En 1999, la huelga estudiantil en la UNAM en contra de la modificación al Reglamento General de Pagos, hizo visible y popular a uno de los integrantes del Consejo General de Huelga, y era precisamente el “Mosh”, quien entre otros desafíos a la autoridad y de acuerdo con denunciantes de aquel entonces, la madrugada del 6 de febrero del año 2000, el “Mosh” y sus compañeros sacaron a personal académico de la Dirección de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Algunas otras versiones periodísticas relatan que los académicos fueron obligados a salir a la intemperie, sin camisa y ropa interior, y los hicieron permanecer sentados en una explanada.

Apenas en estos días recientes, Alejandro Echevarría y otros siete integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), fueron detenidos en Michoacán por la toma de la sede de la Secretaría de Educación del estado. Pero rápidamente fueron liberados bajo medidas cautelares, tras pagar una fianza de mil 700 pesos.

En fin, el objetivo de este texto es demostrar y advertir, una vez más, que en México, el comportamiento pendenciero y belicoso, es premiado.

Recordemos a Pablo Gómez, fundador del PRD; Graco Ramírez, gobernador de Morelos; Gilberto Guevara, integrante del Instituto Nacional de la Evaluación de la Educación  (INEE) y exfuncionario de la SEP; Jesús Martín del Campo, dirigente de Morena, sin dejar de mencionar al propio expresidente de México, Ernesto Zedillo, todos, participando en el movimiento de 1968. Los defensores de estos temas argumentarán que eran revolucionarios o luchadores sociales (alegato que no niego, yo me centro en la actuación combativa en enfrentamientos y desmanes).

En otros ámbitos existen otros ejemplos, pero uno sólo es el del precandidato a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, un hombre que ha sido acusado de incendiar pozos petroleros en Tabasco (donde aseguran que causó pérdidas a Pemex por 63 millones de pesos) y bloquear vías de comunicación en el año 2006.

Retomando el caso del “Mosh”, ahora nos sorprende con un nuevo estilo de vida: dice ser maestro de secundaria y además imparte talleres de inglés en las primarias. Cualquier persona tiene derecho a cambiar y corregir el camino, así que no se nos haga raro ver al “Mosh” postulándose a un puesto de elección popular en no mucho tiempo.

Los mexicanos tienen poca memoria y lo aceptarán. Los políticos tienen muchas necesidades de integrar personajes y sería viable incluirlo en sus filas dentro de algún tiempo. ¿No me cree? Vuelva a leer esta columna hasta que le caiga el veinte.

 

 


Atalo Mata Othón. Egresado de la escuela de periodismo Carlos Septién García. Tiene 19 años en el ejercicio del periodismo. Conduce noticiarios en Excélsior TV y es profesor universitario.

Comentarios

comentarios

 

sedatu