«EL VERDADERO NORTE»: La contraofensiva de México y Canadá

La revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entra en la recta final y la sexta ronda de la renegociación en la ciudad de Montreal será crucial.

De manera sorpresiva, el lunes 22 de enero, el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, hizo una visita relámpago a Toronto para cerrar filas con la canciller canadiense Chrystia Freeland y delinear la estrategia a seguir en los siguientes días. En una reunión privada, en la capital económica canadiense, ambos definieron una contraofensiva.

México y Canadá acordaron llegar a la mesa con nuevas propuestas para hacer frente a las demandas radicales del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en temas como: Reglas de Origen, Solución de Controversias, Aranceles a Productos Subsidiados y la Cláusula “Sunset” que prevé una revisión del acuerdo cada 5 años con la posibilidad de cancelarlo, si a decir de alguna de las partes, no está arrojando resultados favorables a sus intereses.

Sin embargo, ambos países coincidieron en que si la Unión Americana no cede en sus posiciones, ninguna concesión que puedan ofrecer permitirá que las pláticas lleguen a buen puerto.

Como un elemento de presión para los negociadores norteamericanos, Canadá confirmó, el martes 23, su disposición para revisar, junto con México y otros 9 países, el Acuerdo Transpacífico (TPP). La noticia, dada a conocer por el propio Primer Ministro, Justin Trudeau, en el Foro Económico Mundial, tomó por sorpresa a la delegación estadounidense en Montreal, justo el día en que comenzaron formalmente las reuniones de la sexta ronda.

Canadá había congelado su participación en esa alianza comercial desde que Trump anunció la salida de su país del TPP.  No obstante, el mensaje enviado desde Davos, Suiza, fue claro: tanto Canadá como México están dispuestos a comenzar la diversificación de su comercio si Washington no modifica sus pretensiones.

En el mismo Foro Económico Mundial, el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, hizo su parte de la estrategia acordada con Freeland en Toronto. Ahí declaró que México está dispuesto a llevar las discusiones hasta julio, con lo que se le ofreció a Estados Unidos un nuevo plazo para reflexionar y lograr una verdadera negociación en la que los tres países salgan ganando.

México había promovido que la renegociación fuera exprés y que concluyera en diciembre pasado para evitar la politización del tema con motivo de las elecciones. Sin embargo, la complexidad e intransigencia de la administración Trump ha hecho que la liga se siga estirando y que la tensión llegue a su punto máximo.

Bajo este contexto, Guajardo y Freeland sostendrán pláticas informales con el Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer en Davos, Suiza. Después viajaran a Montreal para encabezar a sus respectivas delegaciones, tomar decisiones sobre los temas sensibles y comenzar a cerrar varios capítulos del TLCAN 2.0.

En los próximos días veremos si la estrategia entre México y Canadá, así como las temperaturas congelantes que imperan en la ciudad francófona de Montreal logran apagar las incendiarias amenazas de Trump de abandonar el mayor acuerdo comercial del mundo. Sin embargo, el pronóstico sigue siendo reservado.

 


Gabriel Ramírez. Periodista mexicano en Canadá.

Comentarios

comentarios