«DOLCE ÁLTER EGO»: Naranja dulce, limón partido

Ante el frío intenso en la CDMX y el norte del país, esta semana la Secretaría de Salud emitió una serie de recomendaciones para prevenir resfriados y complicaciones en las vías respiratorias.

Además de evitar cambios bruscos de temperatura, cubrir nariz y boca, usar al menos tres capas de ropa y mantenerse hidratado, la autoridad sanitaria recomendó consumir alimentos de temporada como guayaba, naranja, toronja, mandarina y limón. Frutas todas que, por fortuna, abundan en nuestra geografía.

De hecho, la citricultura es una actividad de gran importancia económica y social para el país. De acuerdo con la Sagarpa, “México se encuentra entre los primeros cinco países productores de estas frutas”, siendo la producción de naranja la más importante, seguida por la de limón mexicano y “persa”, la de toronja, mandarina y tangerina.

También esta semana se difundió la noticia de que México se colocó como el cuarto productor mundial de toronja, con poco más de 424 mil toneladas anuales. De la toronja mexicana se utiliza todo, pues no sólo es una fruta de consumo saludable, sino que también es muy requerida por la industria cosmética y farmaceutica. Su pulpa y cáscara se usan en la elaboración de aceites esenciales, perfumes y hasta en productos contra el insomnio.

De acuerdo con el blog de la Sagarpa, la toronja “contiene vitamina C, vitamina A, minerales, flavonoides y ácido fólico, que ayudan a reducir el colesterol, bajar de peso, hidratar la piel y a prevenir enfermedades, así como evitar el desarrollo del envejecimiento prematuro”.

Y qué decir de la guayaba, fruta nativa y polifacética. Con ella podemos preparar aguas frescas, jugos, licuados, atoles, mermeladas, dulces típicos, postres y hasta salsas saladas. Michoacán, Aguascalientes y Zacatecas son los principales productores. No en balde el delicioso rollo dulce de guayaba proviene de esos estados.

Con las mandarinas tengo una relación especial. En cuanto llegan a los mercados corro a comprarlas para adornar el centro de mi mesa y consumirlas como refrigerio. Me gusta añadir unos cuantos gajos a las ensaladas. Ahora mismo estoy haciendo mermeladas para no extrañar su aroma en el verano.

Con la maravilla de frutas con que disponemos se pueden hacer infinidad de platillos, pero hoy les dejo un menú de cítricos para sortear la onda gélida siguiendo las recomendaciones de la Ssa.

También les dejo una receta tomada de un recetario editado por la Sagarpa: “Muslos de pollo a la naranja”.

Los mexicanos no tenemos ningún pretexto para no cantar con orgullo: “Naranja dulce, limón partido…”.

Menú cítrico

Desayuno:

Atole de guayaba

 

Comida:

Muslos de pollo a la naranja

-Guayabas en almíbar

 

Cena:

-Ensalada de toronja y aguacate.

-Té de zacate de limón.

 

Comentarios

comentarios