«MIRADA GLOBAL»: Redes: división y distorsión. ¿Balcanización?

El uso apabullante de las redes sociales es factor de división. La advertencia viene nada menos que de Barack Obama. Vaya que si el ex presidente de Estados Unidos sabe del impacto que tuvieron en las pasadas elecciones que llevaron al triunfo del magnate Donald Trump y que hoy tienen a la sociedad de su país en una franca división.

México vivirá una de las contiendas electorales más reñidas de su historia. Como ha sucedido en otros procesos, un papel relevante tendrán las redes sociales. Esperamos, como ya ha sucedido, más descalificaciones, fake news (noticias falsas) y demás perlas que se vomitan en Twitter y Facebook. Las preguntas son, ¿cómo impactarán en la contienda?, ¿cuánto pesarán en los resultados?

Sin referirse en el caso particular de Trump, Obama considera que hay un uso irresponsable de las redes. ¿Qué tan benéficas son en los procesos democráticos? Ya vimos el peso que tuvieron en la elección estadounidense, en el Brexit y en el No al proceso de Paz en Colombia. Las mentiras a medidas o medias verdades dan rienda suelta a la irracionalidad. Las redes, apunta Obama, distorsionan la comprensión ciudadana de asuntos complejos que derivan en la propagación de la información; “sobre todo los que ostentan cargos de poder”. Los comentarios del ex presidente fueron vertidos en una entrevista con el príncipe Enrique de Inglaterra. Obama fue más allá al vaticinar una especie de balcanización en las sociedades del mundo por el uso desmedido de las redes.

Para Obama y como muchos lo hemos advertido, el anonimato que cobija a las redes hace que los comentarios más negativos, virulentos y despreciativos logren eco inmediato sin que nada ni nadie pueda poner un alto. Ya hemos visto distintos casos de lapidación virtual que personajes conocidos y desconocidos sufren en cosa de minutos que son suficientes para quedar estigmatizados por el gran público anónimo que se regodea de propalar insultos y ofensas en la más completa impunidad. Es la nueva forma de “libertad” de expresión del siglo 21.

El proceso electoral de este año será un gran laboratorio y prueba para ver la respuesta de las instituciones hacia las nuevas formas de “comunicar” y difundir información. Seguro ya los equipos de los candidatos están preparados para ello. Como bien dice Obama, la irresponsabilidad es fuente inagotable de distorsión.  “Es más difícil ser tan ofensivos y crueles en personas como el anonimato que cobija a Internet”. ¿Qué veremos en este proceso electoral?

No solo Obama -quién conserva un liderazgo mundial- ha hecho este advertencia. Chamath Palihapitiya, quién fue un alto ejecutivo de Facebook, recientemente lamentó “haber participado en la construcción de herramientas que destruyen el tejido social”. ¿Así o más fuerte la declaración? No es cualquier cosa pronunciada por uno de los fundadores de la red más usada en el mundo.

Si ya en nuestro país se perciben signos preocupantes de división, habrá que estar preparados para lo que podría  venir. Los llamados medios tradicionales pueden tener un papel más preciso y confiable para la contienda que viene.

 

 

Comentarios

comentarios