aldf

 

«LA HOGUERA DE LAS VANIDADES»: La Divina Comedia… del 2018

El proceso electoral para la sucesión presidencial del 2018 en México se torna en estos momentos con matices de grandes simbolismos, como sucede en la gran obra de Dante Alighieri, La Divina Comedia, la cual es considerada la obra maestra de la literatura italiana y una de las cumbres de la literatura universal, hoy vemos que las circunstancias y las acciones políticas de los candidatos o precandidatos a la presidencia de la República Mexicana, de los diferentes partidos, coinciden de algún modo con un libro que originalmente fue llamado simplemente “Comedia” por su autor, pues, de acuerdo con el esquema clásico, no podía ser una tragedia, ya que su final es feliz.

Se dice que fue el escritor y humanista Giovanni Boccaccio quién añadió el adjetivo “Divina” al título durante la época en la que la leyó y comentó  públicamente en un recorrido por  diferentes ciudades italianas.

La Divina Comedia contiene tres partes o cánticos: Infierno, Purgatorio y Paraíso,  algo similar a las situaciones que podrían darse o se han dado en la contienda electoral que están librando desde hace meses y/o años los suspirantes (aspirantes) al 2018.

Varios han pasado por el purgatorio, unos ya no alcanzarán el paraíso y  otros puede que se acerquen al infierno.

La Divina Comedia que hoy  parecen representar  estos  personajes  que buscan la presidencia del 2018, contienen igual que la obra literaria,   alegorías y simbolismos místicos, poco  descifrables a simple vista,  los mensajes en las todavía precampañas y/o campañas se cruzan entre el mundo material y un mundo que parece poco real, un mundo  de promesas y ofrecimientos poco posibles  a concretarse.

En la obra, el autor define tres mundos tal como los posibles escenarios del final del camino al 2018, el paraíso representa el saber y la ciencia divina. El Infierno representa al ser humano frente a sus pecados y sus funestas consecuencias. El Purgatorio, la lenta purificación de sus culpas hasta la liberación.

Además de tres personajes principales: “Dante, que personifica a la humanidad, representa la tentación del pecado, Beatriz, que personifica la Fe y llevará a Dante a cada una de las esferas del paraíso, hasta el Empíreo, espacio inmóvil, donde contemplará la Rosa mística formada por Dios y sus elegidos. Y Virgilio, que hace otro tanto con la razón”.

Las incógnitas en esta comedia del 2018 no tan divina a despejar, serán: ¿Quién se convertirá en el candidato humano? ¿A cuál de ellos terminará por tentarlo el pecado? ¿Una gran fe finalmente bastará para llevar a alguno de ellos al paraíso? ¿Trataran de convencer al electorado con esa historia que  sus incondicionales les repiten a cada instante, que son elegidos de Dios?

Infierno, Purgatorio y Paraíso es la travesía de aquí al 2018 para panistas, perredistas, priistas, frentistas, morenos, independientes y la chiquillada.

Tenía que ser… educación:

Carlos Olmos ingresó como Miembro de Número a la Academia de Educación A.C., con la ponencia: La educación, la salud y la comunicación. ¡Felicidades! Temas que siempre van entrelazados y que son primordiales en la vida diaria.

Cartelera Semanal:

Yo quiero, tú quieres, ellos quieren, todos queremos… ¿Será? Ser candidatos de lo que sea y por el color que sea, dicen todos, toditos.

The Hangover (2009) a la cruda del 2018.

Best in Show (2000) a el mejor en el show político del 2018.

 

 


Paloma Ruiz. Comunicóloga por la UNAM, con especialidad en Marketing por la Universidad de Berkeley. Ha combinado a lo largo de su vida profesional el análisis político en diversos medios de comunicación nacionales e internacionales, con el diseño de estrategias de comunicación y las relaciones públicas. Amante del mar y el buceo.

 

 

Comentarios

comentarios

 

sedatu