«MIRADA GLOBAL»: El acoso sexual en… pañales

Recién leí una declaración de la actriz Ana de la Reguera de que en México estamos en pañales… en cuanto al acoso sexual. Eso tal vez explique que mientras en Estados Unidos parece imparable la cantidad de testimonios de mujeres acosadas y de hombres poderosos de la industria cinematográfica y la política cayendo, aquí sigamos escuchando de este problema, en su mínima expresión; a lo mucho dos que tres declaraciones y nada.

De la Reguera tiene razón. Una reciente encuesta hecha por Parametría que dirige Francisco Abundis sobre el acoso sexual en el trabajo, reveló lo siguiente: aunque un 91 por ciento de los encuestados dijo saber o haber escuchado que el acoso sexual es un delito en nuestro país, a la pregunta ¿cuál de las siguientes frases cree usted que es más cierta? Un 51 por ciento respondió que “La mayoría de las mujeres exitosas tienen buenos cargos por su capacidad y esfuerzo”; pero un 46 por ciento opinó que “La mayoría de las mujeres exitosas tienen buenos cargos porque usan su belleza y encantos para subir en el puesto”.  La diferencia de apenas 5 puntos entre esas dos consideraciones revelan que efectivamente casi la mitad de las personas tiene la certeza de que detrás de una mujer en la cúspide estuvieron sus artimañas físicas para conseguirlo.

Otro dato revelador: a la pregunta ¿Usted conoce o ha visto alguna vez a una mujer ser acosada sexualmente en el lugar donde ella trabaja? Un 73 por ciento dijo no haber visto, frente a un 27 por ciento que dice sí lo ha visto.  Y la mujer que fue acosada sexualmente en el lugar donde trabaja ¿denunció o no a la persona que la acosaba?  Un 51 por ciento dijo que sí denunció frente a un 44 por ciento que dijo no denunció.

En un país donde 7 de cada 10 mujeres, según una última encuesta, ha sufrido algún tipo de violencia a lo largo de su vida, resulta interesante lo que reveló la encuesta de Parametría. ¿Sabemos que es exactamente el acoso sexual? ¿Se tiene claro que para que esto se ejerza hay una relación con poder? ¿Será que es algo tan común qué pasa inadvertido como un posible delito?

En el acoso sexual hay un reiterado hostigamiento y hasta persecución para obtener favores sexuales a cambio de alguna recompensa.

Desde que estalló el escándalo en Hollywood en el que varias celebridades dieron sus testimonios de acoso contra el otrora poderoso productor Harvey Weinstein y que he escrito al respecto y compartido artículos en Facebook, me encontré con comentarios como “Y porqué se tardaron tanto en hablar”, “Claro, hablaron después de haberse convertido en estrellas”, “muchas son unas mosca-muertas”. Por eso la relevancia de esta última encuesta de Parametría, por lo menos ya se ha escuchado sobre el acoso sexual y que es un delito. Falta ahora que se tenga clarificado que siempre que hay alguien superior exigiendo un favor sexual a cambio de… no es producto -en su mayoría- de una estrategia para lograr algo. Y que no siempre viene de alguien demasiado poderoso. Basta con que tenga una jerarquía mayor en el más sencillo de los trabajos.

Comentarios

comentarios