aldf

 

«LA HOGUERA DE LAS VANIDADES»: Locos por Mary, ¡ah, no! Locos por el 2018

Como en la película estadounidense que fue dirigida por los hermanos Bobby y Peter Farrelly y protagonizada por los actores Ben Stiller, Cameron Díaz y Matt Dillon, There’s something about Mary (Algo pasa con Mary en España y Loco por Mary en Hispanoamérica) los aspirantes al amor de Mary  (Cameron Díaz) como los aspirantes a la presidencia de la República Mexicana están dispuestos a todo,  al engaño, a hacerse pasar por lo que no son: a disfrazarse de lo que no son, a mentir  que son arquitectos, que tienen gustos similares a los de  Mary, a decir que aman a los perros y hasta gustar de pasar tiempo con ella y con su hermano ( que es lo más importante para ella); para engañar y/o traicionar a sus propios clientes, a mudarse a otro estado, a fingir amar a su vecina,  a hacer lo que sea para parecer dignos del amor de Mary (el voto para la presidencia ), en el caso mexicano indistintamente del partido al que representen, sea el PRI, PAN,  PRD, Morena e independientes, independientes fakes (falsos), o partidos de la chiquillada.

Y también como en el filme, una combinación de comedia romántica y humor escatológico, hay muchos protagonistas del 2018 que también están enamorados de Mary, digo de la  candidatura a la presidencia y/o de la  presidencia misma, pero por motivos insospechados o porque ven que no tienen posibilidad alguna, no lo revelan abiertamente y viven esa obsesión de manera fetichista como en la peli,  aquel amigo de Ted (Ben Stiller),  Dom (Chris Elliott) que también fue compañero de éste y de Mary en la secundaria,  por un lado le aconseja buscar a Mary (La candidatura y/o presidencia) y hasta le recomienda al investigador,  pero  subrepticiamente le roba zapatos a Mary y los guarda para alimentar su obsesión platónica y enfermiza.

El caso es que al final todos azules, tricolores, amarillos, morenos, y cromáticos  acaban mintiéndose, engañándose en su competencia por Mary y ¡oh, sorpresa! en el camino descubren que no son sólo ellos los únicos que toman medidas desesperadas para estar cerca de Mary y/o lograr ser los candidatos y obtener el voto ciudadano en el 2018 o el poder oculto en este caso.

Y por cierto, ¿ya se les habrá olvidado a los pretendientes de Mary (candidatura y presidencia 2018) que la ciudadanía exigió no querer gastos en propaganda basura, sino destinar los recursos a la reconstrucción  después de los sismos;  y que el mejor resultado de campañas, sería que para el año siguiente todos los damnificados tuvieran un techo dónde dormir? Ojalá lo tengan presente.

 

Cartelera semanal:

De un loco anda suelto a varios precandidatos andan desatados.

Entre pillos anda el juego.

Historias de navidad… sí, pero de terror.

Trabajo basura… ¡ah, no! Campañas basura.

 


Paloma Ruiz. Comunicóloga por la UNAM, con especialidad en Marketing por la Universidad de Berkeley. Ha combinado a lo largo de su vida profesional el análisis político en diversos medios de comunicación nacionales e internacionales, con el diseño de estrategias de comunicación y las relaciones públicas. Amante del mar y el buceo.

Comentarios

comentarios

 

sedatu