aldf

 

«FICCIONES Y SUBVERSIONES»: Las Universidades Mexicanas rumbo al 2018

29 noviembre, 2017

Etiquetas: , ,

Deben construir ciudadanos interesados en las decisiones colectivas.

La Universidad no solo es una de las instituciones más antiguas del mundo occidental, sino es considerada una de las creaciones más importantes: La Universidad se convertiría en un Instituto dedicado al mundo intelectual, al deseo de aprender, a la voluntad de enseñar, y a cultivar el saber.

Dicha institución nació como expresión del Renacimiento, y a lo largo de su historia ha luchado por su autonomía frente a las autoridades locales. Su expansión por el mundo hizo que América Latina adoptara los modelos que se estaban configurando en Europa.

Sin lugar a duda, la función de la Universidad ha sido primordial a lo largo de la historia, es ahí dónde se han incubado ideas que han cambiado el rumbo no solo de la ciencia, también del ámbito social y político, por las aulas han pasado grandes personalidades de la Historia.

¿Pero cuál es hoy la función de la Universidad? ¿Cómo contribuye hoy a la construcción de la necesaria Democracia Mexicana? Es una pregunta compleja que no intento responder en las siguientes líneas, pero sí es mi intención señalar que la realidad que hoy vivimos los mexicanos exige  generar espacios de reflexión y análisis de la situación mexicana, y considero que uno de ellos, debe ser la Universidad.

Los mexicanos no podemos negar las crisis por la que en este momento pasa el país, tan sólo las cifras de homicidios dolosos que se han ido incrementando en el presente sexenio, es un indicador que nos obliga a replantear el rumbo del país.

Los jóvenes y los adultos mexicanos han demostrado un gran hartazgo, un malestar con la vida política de nuestro país. Señala José Woldenberg: “hay un desencanto por la Democracia” y esta afirmación es confirmada por los resultados obtenidos en el Latinobarómetro 2017. Dicho documento es un estudio de opinión pública que investiga el desarrollo de la Democracia en América Latina.

Sus resultados constatan el deterioro de nuestra  Democracia. De los países de la región quien mayor pérdida porcentual tiene en relación al indicador de “Apoyo a la Democracia”, es lamentablemente México. Sólo el 38% de la población mexicana cree y apoya a la Democracia como la mejor forma de gobierno.

Esto tiene graves consecuencias, síntomas que están relacionados con nuestra construcción como ciudadanos, esta falta de credibilidad o indiferencia a la construcción de la Democracia mexicana nos va carcomiendo poco a poco como comunidad. Es necesario  y urgente comenzar una recuperación.

Estamos a meses de las próximas elecciones, señaladas como las más complejas de la historia, se renovaran 3,326 cargos de elección entre los que se encuentran 9 gobernadores y la Presidencia de la República, esta coyuntura será clave para la historia de nuestra Democracia.

Considero que las Universidades tienen una gran responsabilidad, cuenta con la inteligencia colectiva de sus comunidad y de sus académicos.

Las Universidades deberán de contribuir a la construcción de prácticas democráticas y de una cultura ciudadana. La Democracia sólo es posible en una sociedad participativa que se preocupe por los problemas colectivos, necesita una sociedad que se interese por su participación continua en los procesos políticos.

Por lo tanto las Universidades no solo deben de preocuparse por la formación de capacidades, habilidades o competencias para el trabajo, deben de construir ciudadanos completos, interesados en las decisiones colectivas.

Es necesario que las Universidades abran espacios de reflexión sobre el bien común, la importancia de vivir en una democracia, de reconocer los valores democráticos y la política como una forma de vida.

La formación ciudadana es un pendiente que cobra relevancia bajo el contexto que enfrentamos, esperaríamos que la Universidades se convirtieran en una foro de expresión y formación que nos permitiera a los mexicanos ver con mayor claridad el rumbo político del país.

México está necesitado de profesionistas, académicos, científicos exitosos; pero esto no tendrá sentido en una  sociedad que está fracasando.

 

 


Mayra Rojas. Docente en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (Campus Estado de México), en la Universidad Iberoamericana (Cd. de México). Doctora en Ciencias Sociales y Políticas (Universidad Iberoamericana).

 

 

Comentarios

comentarios

 

sedatu