¡Ánimo Juchitán!, “sanamos con la música el desastre”

Amigos, artistas y público en general se unieron desde la CDMX con el Istmo en un concierto a través de las redes sociales.

La música como un conducto de sanación para los vivos, para los que sobrevivieron en Juchitán a los sismos del 07 y del 19 de septiembre. La cultura y las tradiciones de “Todos Santos”, como llaman a los días en que recuerdan a sus muertos en este poblado del Istmo de Tehuantepec. La hermandad de un pueblo mexicano para sobreponerse a estos desastres naturales… Es así como la periodista y difusora cultural Regina Santiago presentó “¡Ánimo Juchitán! Un canto de amor y vida”.

Con un altar al estilo del Istmo a sus espaldas, Regina explica que además es especial porque niños de una escuela primaria de Iztapalapa donaron sus dibujos en los que plasman su sentir con respecto a los sismos que sacudieron tanto a Oaxaca como a la ciudad de México.

 

 

Poesía, música, arreglos florales, pan de muerto, chocolate, fotografías y principalmente amigos, fueron los elementos con los que, comenta Regina, se busca llevar un mensaje de solidaridad, fuerza y apoyo hasta Oaxaca.

Los artistas deleitaron al público que se dio cita en la Librería del FCE “Rosario Castellanos”:

El fotógrafo José Isabel Martínez dio su testimonio como brigadista voluntario en Oaxaca, “el día que guardó su cámara y se puso a trabajar”. El marimbero Roque Robles, con su ejecución, levantó de sus sillas a los espectadores. El cantautor Feliciano Carrasco hizo estremecer los corazones con el poder de su canto zapoteco. El guitarrista Marco Morel endulzó los oídos y las miradas con sus cuerdas. El grupo Colibrí hizo bailar a una pareja sobre el escenario y elevar las palmas. Alex Rubio y su banda dejaron sobre el aire el ritmo de la “Llorona” y otras melodías inspiradas por los temblores.   

Y al final del concierto, todos los artistas y amigos como Gabriela Saldaña, Mariana Vega, Esther Gurrión, Romina Bulhosen, entre otros, cerraron la velada entonando el son “La Martiniana”, del compositor oaxaqueño Andrés Henestrosa.

El pan artesanal degustado fue hecho por doña Jualianita en Sto. Domingo Ingenio.

 


Por: Ian Soriano

El estudio de la Comunicación y el periodismo (UNAM, FES Aragón) le revela su vocación literaria a la edad de 18 años. Es autor de los poemarios “Igual que los muros de naipes de un castillo sinfónico” y “Explotó todo el aroma de la sangre”. La fotografía y el video le representan otra forma de expresión poética. Convencido de que estar informado es algo valioso. @ianpoetico

Comentarios

comentarios