«COLUMNISTA INVITADO»: México ante la nueva dinámica global

24 octubre, 2017

Etiquetas: , , ,

Hoy más que nunca se necesitan expertos que no solo opinen de los temas internacionales.

Se llevó a cabo durante los días 19, 20 y 21 de octubre en la Universidad del Mar, Huatulco, Oaxaca el 31 Congreso de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales (AMEI) que, dicho sea de paso, celebró sus 50 años de existencia. La temática central del Congreso fueron los nuevos nacionalismos y poderes hegemónicos, sin embargo, se discutieron muchos temas internacionales alrededor de las mesas y paneles de trabajo.

He acudido a muchos Congresos de la AMEI desde que era estudiante de Relaciones Internacionales; lo sigo haciendo hoy en día como académico. Sin duda, lo mucho de lo que ahí se discute, tiene una repercusión en el debate de los temas internacionales tanto en la academia mexicana como en los espacios donde se abordan estos temas. De igual manera, las sinergias entre los investigadores y ponentes en temas comunes enriquecen el trabajo intelectual de la disciplina.

A diferencia de otros Congresos de AMEI noté cierta tendencia, en los especialistas que escuché, a cerrar filas ante la incertidumbre provocada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) y los embates de Donald Trump. Pocas veces he visto eso. Hasta los ponentes que solían defender y apuntaban a profundizar la relación con América del Norte se mostraron abiertos y favorables a una mayor diversificación de la política internacional y comercial de México. Ante ello surgieron las voces del regreso a América Latina o generar un plan B pensando en Asia, lo cual no se vislumbra nada fácil por distintos factores; destaco la profunda integración sectorial con Estados Unidos y la multiplicidad de temas de la agenda bilateral (intercambio de inteligencia, narcotráfico, seguridad, aguas fronterizas, migración, comercio, inversión, etc.,).

Si bien es cierto buscar otros horizontes no será nada sencillo para la política exterior y comercial de México, es de suma urgencia sentar las bases para la instrumentación de una nueva estrategia internacional del país. Estoy convencido que en ello la AMEI, su renovada, joven y prometedora mesa directiva y sus miembros, tendrán un papel fundamental. Hoy más que nunca se necesitan expertos que no solo opinen de los temas internacionales, es una necesidad que intervengan en el diseño y ejecución de la política pública relacionada con la dinámica internacional.

No solo hablo de la cancillería, que tiene un gran grupo de expertos y miembros de carrera del Servicio Exterior muy destacados, me refiero a todos los órdenes de gobierno (Federal, Estatal y Municipal) que ya tienen un activismo internacional. La paradiplomacia, diplomacia parlamentaria, diplomacia económica del sector público – privado y diplomacia académica son los nuevos elementos que se deberán de considerar en la tan anhelada diversificación de México.

Nuestro país no solo tiene canicas suficientes para negociar con Estados Unidos y el mundo, cuenta con expertos internacionales (capital humano) de primer nivel. Felicidades a la AMEI en este su 50 aniversario y en especial al Dr. Alberto Lozano, su nuevo presidente que conducirá sus riendas en los próximos dos años. Nos vemos en Guadalajara, sede de su siguiente Congreso. En él, sin duda, se comenzarán a discutir de manera seria cómo México se relaciona y podría mejorar sus relaciones con las distintas regiones del orbe.

 

Adolfo Laborde. Analista internacional. Profesor Investigador de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Anáhuac.

Comentarios

comentarios