«EL ARCÓN DE HIPATIA»: Señor gobernador, ¡el cáncer de mama no es gracioso!

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, estuvo otra vez en medio de la polémica, y no por su pretensión de dejar botado su cargo para buscar la Presidencia de la República como candidato independiente. Previamente fue duramente cuestionado por simbolizar los pechos femeninos con un par de melones, en la campaña de redes sociales para sensibilizar sobre el cáncer de mama. 

La estrategia tuvo que ser retirada de Twitter y Facebook por los comentarios y críticas que desató. Se condenó la falta de sensibilidad y el promover una falsa equivalencia entre tener senos grandes y la incidencia de esa enfermedad. 

Durante horas se leyeron las críticas hacia la campaña, hasta que fue retirada. El gobernador procedió a “postear” un comentario de solidaridad en sus redes, pero sin mencionar el incidente.

“Este mes reconocemos la lucha que día a día realizan las personas que padecen cáncer de mama, y les recuerdo que la prevención es la mejor arma para combatir esta enfermedad. A quienes hoy lo padecen, les recuerdo que son guerreras y no están solas, mucha fuerza”, escribió.

Inmujeres de Nuevo Léon emitió un pronunciamiento:

“El descuido y la falta de rigor en la comunicación, cosificando el cuerpo de las mujeres, tratándoles como objetos, es reprobable, no sólo porque violenta el derecho de las mujeres a la no discriminación, contemplado en nuestra Carta Magna y en los convenios internacionales de derechos humanos de las mujeres firmados por el Estado mexicano, sino también porque lastima y vulnera los esfuerzos que la sociedad mexicana lleva a cabo para prevenir el cáncer de mama”. 

Al día de hoy, ni Rodríguez Calderón o algún integrante de su equipo ha dado la cara públicamente para ofrecer de viva voz una disculpa. Lo más que hizo el gobierno de Nuevo León fue echarle la culpa al community manager por subir una propuesta de diseño supuestamente no aprobada y lamentar el “error humano” de publicarla, en respuestas dadas tanto al noticiero de Ciro Gómez Leyva en Imagen Noticias como al portal Verne del diario El País (este último, por cierto, hizo notar que la idea de los melones ni siquiera era original, sino que fue mal copiada de una campaña más inteligente lanzada en Canadá en 2015). 

Tal vez para El Bronco y su equipo esta anécdota no sea algo “relevante” y pensaron que “no pasa nada” si se le daba un tono ligero (y vulgar) a un tema como el cáncer. Tal vez olvidaron, por lo cual es necesario recordarles, que a nivel mundial el cáncer de mamá es el más común entre las mujeres y representa el 16 por ciento del total de los casos.

También debía saber que en México el cáncer de mama es la primera causa de muerte en el IMSS y la cuarta de mayor gasto, con 3 mil 143 millones de pesos en 2016. Por si no bastase, las entidades con mayor mortalidad por cáncer de mama son: Sonora, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Ciudad de México y Sinaloa.

Quizá para el gobernador sea muy difícil comprender la indignación. En lo personal, he vivido lo que implica el otro lado de la moneda. Yo también quisiera decir como usted, señor Jaime Rodríguez, que mi mamá está “buenota”, como lo dijo textualmente en un evento sobre la lactancia.

Mi madre es paciente en espera de remisión de cáncer de mama. Y, créame, el tema no es un chiste. Sería necesario que su equipo y usted se dieran una vuelta por los hospitales, públicos y privados, porque el dolor es el mismo. Que vaya a los departamentos de radiación y donde reciben la quimioterapia. No es un sitio que quiera visitar. Le adelanto que ahí no hay risas. Hay mujeres luchando contra la muerte, familiares tratando de disimular el dolor y el miedo tras palabras de ánimo, tragándonos las lágrimas, temerosos de no saber la reacción tras la quimio en la paciente. 

Y por último: ahí no hay mujeres exuberantes, ni “melones” o grandes “bubis”: muchas de ellas han sido sometidas a masectomías, han perdido peso y la sensualidad no es algo que se perciba (o importe) en el lugar. Entonces, tal vez, su equipo pueda diseñar una campaña digna de sus representadas.

Comentarios

comentarios