aldf

 

«SEXTO SENTIDO»: Lecciones vitales del sismo

Los sismos que sacudieron al país han dejado lecciones aprendidas: la resiliencia de una nación, la solidaridad en masa, la importancia de los simulacros, la valía de la juventud. México está anhelante de héroes y heroínas, y esta tragedia dejó una larga lista de ellos.

Sin embargo, es vital que esos violentos movimientos de la tierra dejen a la par una sacudida de conciencias. Hay una infinidad de lecciones por aprender.

Insistentemente se habla de una mochila salvavidas, que debe incluir agua, alimentos no perecederos, una frazada, copia de documentos importantes, botiquín, radio, etc. ¿La tiene lista y ubicada en un lugar específico que sea fácil de alcanzar en una emergencia? ¿Saben usted y los suyos cómo utilizarla? Imagine otro sismo fuerte en este momento, usted cuenta con su mochila, la agarra y se dirige al punto que anticipadamente eligió como seguro. ¿Cómo tomó la mochila? ¿Se la echó al hombro? La mochila debe colocarse en el pecho, al frente. ¿Qué hubiera pasado si usted queda atrapado en la escalera, el piso se viene abajo, se le cae una pared encima o tal vez el techo? Si usted sobrevive y permanece atrapado bajo los escombros, tendría quizás a la mano productos vitales.

Durante los recientes temblores quedó en evidencia la valía de una cultura preventiva con la que cuentan nuestros jóvenes, “millennials” como les llaman algunos. Ellos tienen otro chip mental, aprovecharon sus herramientas, sabían qué hacer y qué no hacer. Toda su energía, positivismo, conocimiento humano y tecnológico los usaron para salvar vidas. Enseñaron que México y el mundo cuentan con ellos.

Ahora lo que hace falta en los hogares es tener un Plan Familiar de Protección Civil, que todos conozcan el protocolo de actuación en emergencias, que incluya el rescate de los más pequeños y las mascotas. Los niños y jóvenes saben cómo actuar durante un sismo, lo aprendieron en la escuela, pero ¿y en casa?

En el México de la corrupción, con billetes se dan permisos de construcción, aunque sean estructuras riesgosas y lugares inadecuados. Esta tragedia enseña que la prevención incluye la construcción del edificio y su mantenimiento. Las autoridades tienen la obligación de actuar con pulcritud para proteger vidas en todo momento, ser escrupulosas en los permisos para construcción e instalación de edificios públicos y privados.

Uno de los grandes aprendizajes del pasado 19 de septiembre es la relevancia de un periodismo profesional y ético. La vocación de un medio de comunicación es el servicio ciudadano. Internet y las redes sociales no son un mar de reporteros con celular. Es importante, el informante ciudadano en el lugar de los hechos, pero el periodista profesional ofrece información y orientación, funge como vínculo para que las autoridades satisfagan necesidades ciudadanas.

Los equipos profesionales de la noticia sabían qué hacer, aunque los cristales y luminarias crujieran. Largas transmisiones ininterrumpidas. Conductores de noticias que nunca abandonaron el micrófono porque sabían su responsabilidad, podían dar tranquilidad a la gente y salvar vidas.

Los reporteros en la calle, pasaron horas bajo el sol o la lluvia informando sobre las necesidades de los rescatistas y damnificados, dando a conocer listas y ubicación de los heridos, recabando datos sobre desaparecidos. Sólo los profesionales marcaron pautas básicas: dar información confirmada y corroborada.

Las “fake news” o noticias falsas tanto en redes sociales como en algunos medios informativos, saturaron todo espectro y dejan un importante renglón para aprender todavía.

La solidaridad cuidadana, el compromiso del Ejército y la Marina con la población, la resiliencia de una nación dio al mundo una lección, atrás queda la imagen del mexicano con sobrero ancho, bajo el cactus, dormido. El ADN del mexicano es digno de análisis, ahí aflorará la herencia indígena que tanto se desprecia. Quedan tantas lecciones por aprender, porque una tragedia puede enseñarnos a valorar el mayor de nuestros bienes: la vida. 

Adriana Luna adriana@notiemp.com Periodista multimedia con 25 años de ejercicio profesional. Secretaria de Acción Femenil en el Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de Televisión y Radio, Similares y Conexos de la República Mexicana, (SITATYR) sección Guadalajara. Secretaria General del Club de Periodistas de Jalisco. Curiosa en todo, experta en nada. Mujer antagónica en sí misma, con el corazón parecido a la Madre Teresa y con un genio como el de Margaret Thatcher. 

Comentarios

comentarios

 

sedatu