«ACTOS DE PODER»: Las justificaciones de MORENA

Si no pasó nada extraordinario en la sesión de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al momento de leer estas líneas se estarán iniciando los trabajos en el Instituto Electoral del Estado de México.

La reunión del Consejo General del IEEM es para confirmar el triunfo de Alfredo del Mazo en la elección del 04 de junio para gobernador de la entidad.

La candidata de MORENA al cargo, Delfina Gómez, anunció que intentaría “reventar” la sesión. Argumentó la falta de sensibilidad del IEEM para agotar los tiempos y esperar que el TEPJF determinara si las impugnaciones de MORENA procedían.

Los argumentos de MORENA han resultado endebles para justificar la derrota que ellos mismos se propinaron. Con todo y el fraude, así llamado por ellos, que cometió el PRI y el gobierno en su contra, Delfina Gómez debió haberse convertido en gobernadora, pero sus más cercanos colaboradores la traicionaron a ella, a los militantes de ese partido y a su líder López Obrador.

Hay “argumentos” con los que los dirigentes estatales de MORENA quieren tirar la elección: el rebase de gastos de topes de campaña, que sí, todos vimos pero por ahí no los va a apoyar la autoridad; la firma de Alfredo del Mazo en reducir a la mitad esos gastos, que no vinculan jurídicamente a nadie y un fraude en cinco distritos del área rural de la entidad.

Los morenos quieren enlazar el número de afiliados a los programas sociales del gobierno con los votos obtenidos por el PRI en los distritos en pugna.

Por ejemplo, en Tejupilco. En Morena dicen que hay 239 mil 350 empadronados en SEDESOL, mientras la lista nominal es de 261 mil 202 electores. Las cuentas de MORENA dicen que el 91.32% de los empadronados en SEDESOL están en la lista nominal.

Para MORENA, se usaron más de 142 millones de pesos, que son recursos destinados a los programas sociales, para que en ese distrito votara el 62% de los electores. Según sus conclusiones, la tarea de José Ricardo López Pescador, funcionario de la SEDATU y Juan Manuel Verdugo, del ISSSTE, movilizaron a los electores para votar a favor del PRI usando los programas sociales.

Además de Tejupilco, los morenos dicen que en los distritos con cabecera en Valle de Bravo, Atlacomulco, Jilotepec e Ixtlahuaca (que en total comprenden 40 municipios) hubo una participación atípica de más del 61% de la lista nominal.

En esos municipios hay un millón 125 mil 810 beneficiarios de programas de SEDESOL. La lista nominal de esos cinco distritos es de un millón 229 mil 73 electores.

Para esos municipios, SEDESOL destina 671 millones 519 mil 521 pesos. Esa cantidad de recursos, presume MORENA, hicieron que la promoción del voto a favor del PRI en esos cinco distritos fuera la diferencia entre Del Mazo y Delfina Gómez.

No es nuevo el argumento. Parecería sólido a primera vista. EN MORENA dicen que la estrategia PENTÁGONO del PRI fue donde mayor compra del voto hubo el pasado 04 de junio.

Además, basan sus argumentos en que funcionarios de distintas dependencias federales fueron los responsables electorales en esos y otros distintos.

El asunto central es que, de esas estrategias se sabía no sólo en el comité estatal de MORENA sino también en el nacional.

De buena fuente sé que tanto a Horacio Duarte como a Andrés Manuel López Obrador les fue reportada esa estrategia.

¿La quieren presentar como nueva? No les queda. Sano sería que el comité estatal de MORENA presentara todas y cada una de las actas de cada casilla instaladas en esos distritos y en donde se hubiera plasmado las incidencias; es decir, las impugnaciones en el momento en que se efectuaban en cada mesa receptora de votos.

Convencido estoy de que hubo las peores artes de la política para que Delfina Gómez no fuera gobernadora. Pero esas triquiñuelas no sólo las hizo el PRI-Gobierno, las peores, fueron fraguadas y operadas por “operadores” políticos de MORENA.

Comentarios

comentarios