«DOLCE ÁLTER EGO»: Pan de cerveza Modelo

En apoyo a las iniciativas sociales de Gastromotiva, la Cervecería Modelo y Manduca Pan Deli crearon en alianza un proyecto temporal denominado Panadería Especial Modelo, que consiste en vender, del 12 al 25 de junio, pan elaborado con sus cervezas Negra Modelo, Modelo Especial y Modelo Ámbar.

Tomando en cuenta los sabores propios de esas tres cervezas, los chefs José Miguel García, de Barraca ValencianaJessica Luna, panadera de Lalo!, Maximo Bistrot y Havre, se inspiraron para crear 9 panes salados y dulces “rompiendo los esquemas de lo tradicional para convertirlos en algo especial”.

El resultado fue esta oferta, variada e internacional:

Con la Modelo Especial (cerveza premium tipo american pilsner, de mucho cuerpo), los chefs elaboraron un “Brioche de plátano”, una “Concha de vainilla” y el “Pan de malta con pasas rubias y nueces”.

Con la Modelo Ámbar (que contiene aromas de lúpulo y granos de cebada, con ligero sabor caramelizado y tostado), crearon un “Danés de canela”, el “Bigote de avellanas” y la “Focaccia de jitomate deshidratado”.

Con la Negra Modelo (con aromas de malta oscura, caramelo, lúpulo y notas de chocolate), un “Croissant de chocolate”, el “Roll de café” y el “Pan negro de cebada”.

Dado que apenas esta semana tuve noticia del proyecto, acudí el miércoles. Al ver el pan fresco y dispuesto preciosamente en canastos con su ficha explicativa, se me antojó todo.

Fiel a mi adicción por el pan de plátano, decidí comenzar con el brioche relleno de crema de plátano. Una combinación de diez. La masa brioche (que es la misma con la que se prepara el Panettone navideño), rica en grasa, combinó perfecto con el sabor cálido del plátano. Con la primera mordida percibí el sabor a cerveza. La crema, suave y poco dulce, tiene un toque ligero a plátano, aunque perfectamente perceptible. Su sabor me transportó a mi niñez tropical, a un sitio confortable.

Ya encarrilada, respiré profundo y le hinqué el diente al croissant de chocolate que, a mi juicio, es el mejor logrado de los que probé. Muy esponjoso y con una nota bastante perceptible a cerveza oscura, coronado con un topping parecido al glacage de chocolate. Delicioso y adictivo.

Para compartir con los míos, me llevé a casa la focaccia de jitomate, un danés de canela y el roll de café.

La primera, y siguiendo la recomendación del mesero que me atendió, la disfruté a la hora de la comida con un poco de jocoque encima. En éste no pude identificar el sabor a cerveza, tal vez porque el pan de la focaccia de por sí sabe a levadura. El danés y el roll los saboreé como postre, junto con mi café de la tarde.

Aunque el pecado de carbohidratos fue mayúsculo, la oferta de Panadería Especial Modelo cumplió con mi máxima de que “si hay que engordar, hay que hacerlo con nivel”. Así que, si aman la cerveza y el pan, no pierdan oportunidad de disfrutar de estas delicias. Quedan sólo 3 días.

Y porque no es lo mismo “pan con cerveza” que “pan de cerveza”, iré nuevamente para disfrutar la tarde veraniega de este sábado con una taza de cappuccino y la Concha especial de vainilla.

La cita es en Nuevo León 125, Col. Condesa, hasta el domingo 25 de junio, de 7:00 a 22:00 horas; sábado y domingo de 08:00 a 16:00 horas. 

Comentarios

comentarios