«ABREVADERO DE LETRAS»: “El miedo a que triunfe la mujer genera agresividad”

Su forma de entender la actuación quedó marcada cuando todavía niña vivió cerca de dos actores no profesionales, sus abuelos paternos, quienes se conocieron en una compañía de teatro amateur:

Desde chiquita me encantaba bailar, disfrazarme, montar mis obras de teatro y hacer muñecos de peluche”, recapitula. Ahora mismo Daniela Schmidt es La Tequilera, espléndido montaje escénico que reúne cine, música, teatro, televisión y baile, el cual que se presentará hasta el próximo 2 de julio, en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

Revela, sin vacilar, que admira a Meryl Streep y a María Félix; luego explica cómo fue su encuentro con La Tequilera, puesta en escena dirigida por Antonio Serrano, escrita por la dramaturga Ximena Escalante, inspirada en la novela Me llaman La Tequilera, de Alma Velasco y en la que se cuenta la vida de Lucha Reyes, cantante mexicana de los años treinta, de voz excepcional, que vivió fuera de las normas sociales de su época desafiándolas día a día; pero que, también, enfrenta el desamor, la depresión, el abandono y el alcoholismo.

La sangre y los recuerdos ejercen su influjo, claro.

La primera vez que escuché cantar a Lucha Reyes tenía ocho años. Una amiga de mi madre cantaba idéntico a ella ‘La Tequilera’ y me encantaba escucharla”.

Daniela destaca que después hubo un concurso de talentos en su escuela, donde participó con una canción precisamente de Lucha Reyes. “No gané nada, pero había algo en la voz de esa mujer que se conectaba conmigo de alguna forma profunda”, admite.

Las palabras no pesan si las emociones las envuelven y Daniela sigue: “Años después, en el aeropuerto, rumbo a Nueva York, encontré el libro de Alma Velasco y de regreso a México se comenzó a desarrollar una serie para televisión”. Añade que la serie siguió su propio camino y que de pronto surgió la posibilidad de hacer una obra de teatro producida por la UNAM y se aprovechó el momento.

Desde el principio invité a Ximena Escalante para que hiciera la adaptación, tuvimos una plática sobre la persona idónea para dirigir el proyecto y ambas coincidimos en que era Toño Serrano; y creo que no nos equivocamos”.

Amable pero firme, la ex alumna de Raúl Quintanilla, Héctor Mendoza y José Caballero, relata cuáles fueron los retos que enfrentó para interpretar la dolorosa vida de Lucha Reyes. Habla de un proceso interesante, donde había que entender un espíritu que no lo llenaban las cosas mundanas, como el éxito, la fama y el dinero; pero que, por otra parte, tenía enormes carencias y sufrimientos emocionales. El simple hecho de tratar de imitar una voz maravillosa le resultó un gran reto, reconoce.

Contéstame como mujer. ¿Cómo alguien que estuvo rodeada de tantos fantasmas pudo vivir fuera de las normas sociales de su época y enfrentarlas día a día?

Gracias a su gran coraje y a la seguridad que le dio el éxito.

¿Es ésta la lucha para las mujeres que no termina nunca?

A Lucha Reyes le tocó vivir en un México muy machista, donde la mujer estaba mucho más reprimida, sobre todo en el mundo del espectáculo; esta actividad era muy mal vista y criticada.

Por eso cree que la intérprete fue una innovadora que abrió el camino para muchas cantantes de ranchero que siguieron después y un ejemplo para las mujeres de hoy: “Claro que seguimos en una lucha muy similar a la que vivió ella”.

Daniela Schmidt proclama categórica que el machismo sigue vigente como problema:

El miedo a que triunfe la mujer genera agresividad hacia ella, el miedo a que sea cómo es, el miedo a que se muestre. Y ese miedo está presente en la sociedad. Piensa que por eso, hoy más que nunca, es importante entender a mujeres como Lucha Reyes que son ejemplo de valentía, con todo y sus fantasmas ¿pero quién no los tiene?”.

Daniela finaliza destacando que tiene la inclinación de pensar mucho en el legado que desea dejarle al mundo, a sus semejantes. En este caso, se refirió al aporte de Lucha Reyes, a su estilo bravío para cantar, a la mujer que cambió muchas cosas en el tiempo que le tocó vivir; a la mujer apasionada, a la mujer auténtica, entre otras cosas.

Cut Domínguez. Es periodista cultural. Ha dirigido espacios como la jefatura de Prensa de Difusión Cultural de la UNAM; coordinador de Prensa en la Ciudad de México del Festival Internacional Cervantino; Subdirector de Difusión del Polyforum Cultural Siqueiros; Jefe de Prensa de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes. Asimismo, ha sido colaborador de diarios y revistas nacionales.

Comentarios

comentarios