«FICCIONES Y SUBVERSIONES»: Teresa Castell, ¿una alternativa para el Edomex?

Los mexiquenses tendremos que elegir gobernador el próximo 04 de junio, por lo que hoy estamos padeciendo campañas políticas tediosas, aburridas, caracterizadas por el cálculo y la táctica política.

Nuestros caminos y carreteras se han llenado de publicidad. Hacia donde miremos hay un “fuerte y con todo” tricolor, compartiendo el paisaje con otras alternativas partidistas. Las campañas políticas del Estado de México no han sido un periodo en que los ciudadanos podamos debatir los problemas que nos aquejan, ni un momento de información para los electores, y muy lejos estamos de que sean un espacio de escrutinio de las trayectorias políticas de los candidatos. Sea cual sea el partido o candidato, el modelo es exactamente el mismo.

Si hoy los partidos políticos están desacreditados y los electores no nos sentimos representados: ¿Habría una posibilidad de hacer política de forma distinta? ¿La candidatura independiente es una alternativa para los ciudadanos hartos de los partidos políticos? 

En el Estado de México no es así. La candidatura independiente que hoy aspira al gobierno estatal está sustentada en el mismo diseño, en el mismo discurso político, carente de respuestas contundentes a graves problemas. 

Teresa Castell es hoy la candidata independiente que aspira a la gubernatura de uno de los estados con mayor violencia en el país. En días pasados, tuve la oportunidad de escucharle; asistió a una Institución de Educación Superior a platicar con jóvenes. En su discurso resaltaban sus atribuciones como empresaria y su buena voluntad para gobernar. Quienes estábamos en el auditorio, esperábamos escuchar respuestas fuertes a graves problemas, pero no fue así. La candidata hace un uso sentimental de su origen social, repite una y otra vez que fue muy pobre, ¿En qué momento hacer política se convirtió en un manejo de emociones?

Al asistir al auditorio donde estuvo Teresa Castell, tenía la esperanza de conocer su proyecto político, conocer a través de su propuesta una alternativa que efectivamente brindara una posibilidad de ruptura  con la crisis de representación de los actuales partidos.  No lo fue. Escuché la voz de una mujer que por cada cinco palabras que decía, insistía en su perfil empresarial y en la necesidad de gestionar la política como si se tratara de una empresa. Un discurso hecho desde un escritorio y que carecía del conocimiento de muchas realidades de una entidad política tan compleja.

La candidata independiente copió la forma de hacer campaña de los partidos ya tan desprestigiados.

Hoy, necesitamos verdaderas alternativas, nuevas propuestas, otras formas de hacer política con y para los ciudadanos. Nuevas formas con respuestas contundentes a problemas fuertes, sustentados en la ética; políticos que reconozcan que su quehacer es por los ciudadanos.

Sin duda, las elecciones del Estado de México son muy importantes. Son el laboratorio y la antesala de las próximas elecciones presidenciales del 2018, y necesitamos urgentemente propuestas que convoquen a los ciudadanos a participar de los asuntos públicos, que por su fuerza reconquisten las urnas, que venza al abstencionismo.

Necesitamos propuestas en donde nos podamos sentir escuchados, representados. Que efectivamente el ejercicio electoral que se llevará a cabo en esta entidad, sirva para impulsar nuevos proyectos políticos que tengan la convicción de conquistar a los ciudadanos que estamos necesitados de rehacer lo público.

A los mexiquenses nos quedan unas cuantas semanas más de campañas políticas, y luego  reflexionar a quien le daremos nuestro voto; tarea difícil en el contexto de hoy.

Desearíamos  que los aspirantes al gobierno de nuestra entidad dejen de lado su táctica política de señalamientos personales y hagan propuestas al nivel que se requiere; soluciones a un Estado de México con un deterioro y descomposición social, violencia, impunidad, injusticia social, entre otros muchos problemas.   

Esperemos que el transcurrir de las campañas políticas nos facilite el razonamiento de nuestro voto.

 

Mayra Rojas es docente en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (Campus Estado de México), en la Universidad Iberoamericana (Cd. de México). Doctora en Ciencias Sociales y Políticas (Universidad Iberoamericana).   

Comentarios

comentarios