miércoles 14 abril, 2021
Mujer es Más –
PATY BETAZA

«MIRADA GLOBAL»: El riesgo de los Blancos

Cuauhtémoc Blanco es un símbolo del fracaso de los partidos políticos. 

Apenas cumplirá el primer año de “gobierno” y su nombre no deja de ganar reflectores, pero no precisamente por su desempeño en el cargo. Desde su postulación a la presidencia municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco ha estado rodeado de polémica. De patear el balón en las canchas llegó a la alcaldía de la capital de Morelos, sin más atributos que sus méritos futbolísticos. Quienes lo postularon sabían que el nombre era garantía de triunfo en las urnas. Hoy no es más que símbolo de escándalo y fracaso de gestión política. Fracaso también de los partidos políticos tradicionales cuya creciente antipatía ciudadana permiten la llegada de Blancos.

Gobernar nunca ha sido tarea fácil aún para los que tienen preparación y experiencia. ¿Habrá resuelto Cuauhtémoc algún asunto importante en un año de “gestión”? La sombra de irregularidades lo ha cubierto desde su postulación como candidato por el Partido Socialdemócrata: no haber tenido 5 años de residencia como lo exige la ley local, haber aceptado la candidatura previo contrato y favorecer a amigos.

 

 

La situación llegó a  tal grado que El Tribunal Superior de Justicia de Morelos admitió un juicio político para destituirlo a petición del Congreso de Morelos, el cual acusa al alcalde de violar documentos  relacionados con su residencia en Cuernavaca. 36 horas duró la huelga de hambre de Cuauhtémoc en el atrio de la Catedral de Cuernavaca. La Suprema Corte le concedió la suspensión temporal. Si usted pensó que alguna triquiñuela en papeles de residencia o incapacidad serían suficientes para quitarlo del cargo, resulta que no. El caso ya tomó el curso como el de muchos escándalos en este país: todo apunta a que quedará como llamarada mediática.

 

 

El ex futbolista ha acusado abiertamente al gobernador de Morelos y a su hijastro Rodrigo Gayosso, quien además es el líder estatal del PRD, de buscar su destitución. El propio Andrés Manuel López Obrador –quien sabe de desafueros– escribió en Twitter: “En el caso Cuauhtémoc Blanco, legalidad aparte, es evidente que se trata de una venganza. No al desafuero para inhabilitar en lo político”.

 

 

En sus redes sociales, Cuauhtémoc Blanco ha declarado que “es evidente que les estorba que yo gobierne, me persiguen porque he denunciado actos de corrupción y abuso de autoridad”.

 

 

Mientras las cámaras y micrófonos apuntan al alcalde Cuernavaca, algunos ciudadanos reclaman que llevan días sin agua. Por si fuera poco, Cuernavaca ocupa los primeros lugares en tasas de delitos violentos por cada 100 mil habitantes, según el Índice de Paz en México. El caso de Blanco es preocupante porque ha crecido la tendencia de votación para los candidatos apolíticos. En el fondo refleja el enfado ciudadano hacia los partidos tradicionales, aunque en la práctica resulten igual o peor de ineficaces. 

 

 

Artículos Relacionados

«MIRADA GLOBAL» Cuando los sentidos fallan: “El sonido del metal”

Paty Betaza

«MIRADA GLOBAL» ¿Error en la falsa vacunación?

Paty Betaza

«MIRADA GLOBAL» Ahí viene la ola… o un tsunami

Paty Betaza

«MIRADA GLOBAL» Las pandemias que vienen

Paty Betaza

«MIRADA GLOBAL» Semana Santa: ¿Nueva ola de contagios?

Paty Betaza

«MIRADA GLOBAL» A un año del primer caso de Covid19 ¿Cómo vamos?

Paty Betaza
Cargando....
Mujer es Más es un medio en el que todas las voces tienen un espacio. Hecho por periodistas, feministas, analistas políticos y académicos que hacen de este sitio un canal de expresión para compartir historias, opiniones, victorias, denuncias y todo aquello que aporte en la vida de quien nos lee.