aldf

 

«COLUMNA INVITADA»: Bye bye USA; Hola Asia-Pacífico

Los países de la AP son atractivos destinos para la inversión extrajera global; México es uno de ellos. 

La eventual renegociación del TLCAN y el fracaso del TPP con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos imponen un nuevo escenario comercial para México. ¿Cuáles son las opciones que tiene nuestro país para impulsar sus exportaciones? ¿Hacia qué mercados debe dirigirse la atención de empresas y gobierno ante la ola proteccionista norteamericana?

 

En 2012, México inició negociaciones con Chile, Colombia y Perú para crear un mecanismo de cooperación económica conocido como Alianza del Pacífico (AP). Más allá de profundizar la integración comercial de las economías participantes, la AP tiene como objetivo construir vínculos económicos estrechos con países de la región Asia-Pacífico.

 

Los miembros de la Alianza Pacífico, han logrado dar forma y operatividad a reglas que facilitan el comercio, inversión y el intercambio de servicios profesionales de una manera única en América Latina. Para México, la AP puede ser la ruta alterna para diversificar mercados y potenciar nuestras exportaciones hacia el nuevo polo de crecimiento mundial: la región Asia-Pacífico.

 

Lo bueno: Relación comercial dinámica

 

En 2015, los 4 miembros de la Alianza Pacífico exportaron al mundo 513 mil mdd en mercancías, concentrando más del 50% de las exportaciones de Latinoamérica hacia el mundo. México destaca al concentrar 37% de las exportaciones totales de la región, mientras el resto de los países AP alcanzan en conjunto 16%.

 

A pesar de que México, el mercado más grande de la AP, está geográficamente distanciado de sus contrapartes por miles de kilómetros, el intercambio comercial con sus miembros es dinámico y tiene potencial de crecimiento. En 2015, las exportaciones mexicanas a estos tres países sumaron 7,180 mdd. 

 

Colombia es nuestro segundo socio comercial en América Latina y primer destino de exportación; Chile es nuestro tercer socio comercial y segundo destino de exportaciones; Perú aún es un mercado por conquistar al ser quinto socio comercial y quinto destino para las exportaciones mexicanas.

 

El Potencial: Exportación de servicios 

 

Actualmente, el comercio de servicios entre países es una de las vertientes comerciales más dinámicas a nivel mundial. El intercambio de servicios relacionados con finanzas, turismo,  transporte aéreo y marítimo de mercancías, telecomunicaciones, franquicias, consultorías y servicios profesionales, tiene gran auge.

 

A nivel global, el comercio de servicios se ve potenciado cuando existe movilidad de personas entre fronteras. En este sentido, la Alianza Pacífico ha centrado gran parte de sus esfuerzos en facilitar la movilidad para realizar negocios, estudios o brindar servicios profesionales en los países miembros.

 

En 2015, las exportaciones mexicanas de servicios alcanzaron 22.6 mil mdd, siendo las mayores entre los países de la Alianza.

 

El éxito: la Inversión

 

Entre los miembros de la Alianza Pacífico, la inversión es un lazo económico sólido que se ha fortalecido gracias al intercambio comercial. México es un inversionista relevante para Chile, Colombia y Perú a través de empresas globales que operan en sectores como telecomunicaciones, minería, construcción, química, alimentos y bebidas.

 

Los países de la AP son atractivos destinos para la inversión extrajera global. En 2015, atrajeron 69.4 mil mdd que equivale al 41% de la inversión extranjera total captada por América Latina. Chile y México ocupan el segundo y tercer lugar como mayores receptores de inversión regionales al captar 30 mil y 20 mil mdd respectivamente, únicamente superados por Brasil.

 

La inversión puede ser la clave para estrechar los lazos económicos con Asia Pacífico. México ha trabajado para construir un clima de negocios atractivo a la inversión. Promover las condiciones favorables que ofrece a inversionistas asiáticos es una carta que nuestro país aún tiene por jugar.

 

El Reto: Integrarse para conquistar Asia

 

Según el Informe Global de Facilitación del Comercio 2016, las economías del Sudeste Asiático son un mercado más accesible para el comercio de bienes que la Unión Europea o EU. Este dato es prometedor para México y los países de AP.

 

Sin embargo, la importancia de los mercados asiáticos como destino de exportación no es la misma para todos los AP. Mientras Chile dirige la mitad de sus exportaciones a Asia y Perú el 30%, México dirige apenas el 4% de sus productos a ese mercado.

 

Para provechar las oportunidades comerciales en Asia, se debe profundizar la integración comercial. La Alianza Pacífico debe explotar la ventaja que le otorga el que 90% de las restricciones arancelarias entre sus miembros ya haya sido eliminada y encontrar áreas de oportunidad para aumentar el intercambio comercial intra-bloque.

 

Las exportaciones de México se concentran en productos manufacturados y las del resto de los miembros AP, en materias primas (productos agrícolas, agroindustriales y minerales). Estas diferencias en el perfil de las economías y su ámbito de especialización generan beneficios mutuos a través del comercio.

 

El futuro

 

Nuestro país enfrenta un cambio de paradigma comercial. Tiene el reto de construir una relación comercial y de inversión fructífera con la región que, en menos de 20 años, será la que lidere el crecimiento mundial. Llegó el momento de comenzar a mirar más allá de la frontera norte

 

Paola Palma Rojas. Articulista especializada en análisis de políticas públicas, macroeconomía, comercio internacional, competitividad e innovación. Maestra por el ITAM y por el IPN. 

 

Comentarios

comentarios

 

sedatu