«A CONTRALUZ»: Bienvenido a Hamilton, Mr. Trump

¿Por qué se enoja tanto Trump ante la crítica? 

Señor Trump: la vida no es un Relity Show, usted no controla todas las variables, ni lo que la gente dice o deja de decir. Esta semana ya vivió en carne propia el abucheo al salir de una entrevista en el New York Times, y hace unos días su compañero de fórmula, Mike Pence, escuchó en voz de uno de los protagonistas de “Hamilton”, en Broadway, lo que angustia a millones de estadounidenses: “estamos alarmados y ansiosos de que su nueva administración no nos proteja, ni a nuestro planeta, ni a nuestros hijos, ni a nuestros padres”.

 

¡Bienvenido a Hamilton Mr. Trump! Sus ataques contra los inmigrantes, contra las mujeres y contra diversas minorías están regresando a usted como un boomerang y lo seguirán haciendo en los meses por venir, en los que se enfrentará a la molestia, angustia y el abucheo de la gente.

 

Si espera alcanzar un mínimo de credibilidad o de respeto entre los norteamericanos, tendrá que esforzarse mucho más para reaccionar de forma civilizada y madura ante la crítica.

 

Lo digo porque fue casi cómico ver cómo, tras lo ocurrido en Hamilton, se dio por indignado y escribió en su cuenta de Twitter que a Pence lo habían “acosado” e incluso le exigió a los actores que se disculparan. ¿Disculparse por exigir que se respeten los derechos de las minorías en Estados Unidos? No lo creo.

 

¿Por qué se enoja tanto ante la crítica? Simple. Hay realidades de Norteamérica que usted no quiere ver, pero como presidente electo tendrá que hacerlo así que respire profundo… inhale, exhale… escuche y empiece a asimilar la realidad.

 

Una de esas realidades es la extraordinaria aportación que los mexicanos hacen a la economía de su país: “La mitad de los trabajadores del campo en Estados Unidos son indocumentados, mayoritariamente procedentes de México”, así lo dice el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA, desde 2009, en tanto que la organización Farmworkers Justice o “Justicia para los Agricultores”, asevera que 76% de los trabajadores agrícolas son latinos.

 

Pero los mexicanos no sólo están en la agricultura, sino en todos los sectores de su economía. La American Community Survey ha planteado que el 34.1% de los trabajadores en el sector Construcción son inmigrantes y de ellos el 52.8% mexicanos. Así, en 2015 había un millón 849 mil 815 trabajadores de la construcción, de los cuales 327 mil eran mexicanos.

 

Mr. Trump, le dejo estos dos ejemplos para la reflexión: sin los mexicanos la producción de alimentos y la industria de la construcción no serían lo mismo en su país. La retórica de las deportaciones masivas le funcionó muy bien en campaña, pero no funciona igual en la vida real. Como le decía al principio, esto no es un Reality Show.  

 

Georgina Olson. Reportera, apasionada por la investigación; afición que abarca desde reportajes de la Venezuela chavista, pasando por el tráfico de armas, la migración centroamericana, hasta la explotación del oro mexicano por los consorcios mineros internacionales. Es licenciada en Relaciones internacionales por la Universidad de las Américas, maestra en Periodismo por la Universidad del Rey Juan Carlos de Madrid-Agencia EFE. En 2010, The Woodrow Wilson Center y The Washington Post la becaron para realizar una investigación sobre tráfico de armas de EU a México, publicada en Excélsior.

 

Comentarios

comentarios