¡Todos de regreso al bistro de París!

Luego de tres días de luto nacional tras los atentados terroristas, la comunidad gastronómica en Francia –bajo la iniciativa de la prestigiosa revista Le Fooding– convocó al movimiento “Contra la barbarie, Todos al bistro”,

Luego de tres días de luto nacional tras los atentados terroristas, la comunidad gastronómica en Francia –bajo la iniciativa de la prestigiosa revista Le Fooding– convocó al movimiento “Contra la barbarie, Todos al bistro”, llamando a los parisinos a salir a los restaurantes, cafés y cervecerías la noche del martes 17. El objetivo fue “superar el miedo, rendir homenaje a las víctimas y apoyar a la industria restaurantera”.

 

El hermoso logo “Paz por París” que acompañó al movimiento culinario “Tous au bistrot” fue creado por el diseñador Jean Jullien y representa un servicio de mesa, cuyo plato al centro contiene el símbolo de la paz a partir de un dibujo de la Torre Eiffel.

 

El hashtag #tousaubistrot se hizo viral 24 horas antes de la cita señalada. Reconocidos chefs usaron sus cuentas oficiales para difundir la iniciativa, como hizo el joven y guapo pastelero Christhope Michalak (a quien seguimos casi medio millón de foodies) publicando en Facebook: “esta noche a las 21 horas, #tousaubistrot para manifestar nuestro apoyo a las personas que han sido afectadas y demostrar que no renunciaremos a la felicidad de vivir juntos”.

 

Periódicos como Le Monde y The New York Times dieron a conocer que la noche del martes 17, los jóvenes parisinos (la Generación Bataclan, como les ha llamado el diario Liberation) volvieron a sus restaurantes, bares y cafeterías en un “acto de resistencia” ante el terrorismo. Desde ahí postearon el hashtag #estoyenlaterraza para indicar que se encontraban en algún café y quizás chocaron sus copas de vino y champán en honor a las víctimas y por la libertad.

 

También el maestro pastelero Pierre Hermé publicó en su cuenta de Twitter la imagen de “Paz por París”, incluyendo los hashtags #ParisIsLife, #ParisIsLove, #NousSommesUnis. La metrópoli más hedonista, símbolo de la buena vida, poco a poco volverá a brillar.

 

Como amante del croissant y el brioche, entusiasta del merlot y el pinot noir, tras conocer el movimiento “Todos al bistro”, sentí la urgencia de acudir a uno y decidí desayunar en LA BOHEME.

 

Estando ahí, frente a la vitrina en la que muestran su repostería (tartas de frutas, almendras,  limón o chocolate; eclairs clásicos de chocolate o café y los exóticos de  maracuyá, fresa y mora, así como los muy franceses “pastel de mil hojas” y “ópera”), sentí que no debía “dar por hecho” la genialidad y los cientos de años de cultura culinaria representados en estas delicias y en honor a Francia, ordené un “croque madame”.

 

El logo que acompañó al movimiento culinario “Tous au bistrot”. Foto: Internet

 

Comentarios

comentarios