Ofrenda para muertos, gozo de vivos

El pan dulce más mexicano es, sin duda, el “pan de muerto”. Una delicia que disfrutamos los primeros días de noviembre, principalmente en el centro y sur del país, para celebrar y ofrendar en el Día de Muertos.

El pan dulce más mexicano es, sin duda, el “pan de muerto”. Una delicia que disfrutamos los primeros días de noviembre, principalmente en el centro y sur del país, para celebrar y ofrendar en el Día de Muertos.

 

Aunque la receta varía según la región, el clásico se elabora a partir de un pan de yema o brioche (harina, levadura, mantequilla, leche, huevos y yemas), el cual a veces se rellena o reboza con cáscara de naranja, nuez, semillas de  anís, romero o ajonjolí. O bien, se perfuma con esencias que le otorgan una "particularidad", como agua de azahar, lavanda, piloncillo, etcétera. Algunos supermercados lo ofrecen desde agosto, pero personalmente me reservo el gusto y el pecado para los días de todos los santos y los fieles difuntos –como dicta la tradición.

Nuestro pan de dulce marca ritos que nos acompañan desde el nacimiento y hasta la muerte; en el desayuno y en la merienda. El pan de muerto es como los tacos. Hay oferta para todos los bolsillos. Lo encontramos tanto en la panadería local de un barrio popular, como en la tienda gourmet más exclusiva. Las familias se reúnen a comerlo acompañado de una taza de chocolate caliente o café. En las oficinas las secretarias aprovechan la fecha para realizar una "reunión de trabajo" y relajar así la jornada laboral.

 

Los días 1 y 2 , las grandes panaderías no hornean otra cosa que pan de muerto. Por ejemplo, una sucursal grande de La Esperanza hornea hasta 5 mil piezas al día. Y como esta ofrenda exquisita sólo se come una vez al año, hay que meditar muy bien qué le vamos ofrecer a nuestros antepasados y a nuestro "templo". 

Aquí mis recomendaciones (incluyo precio de pieza individual):

 

Nivel premium:

 * La Boheme, con esencia de lavanda: 20.00 pesos

 * DaSilva, con esencia de flor de azahar: 23.00 pesos

 * Mayson Kayser, (con naranja): 24.00 pesos

* Ruta de la Seda, con naranja y jugo de naranja /opción con rellenos: 35.00 pesos

 

Nivel medio:

* Pan de Zacatlán, relleno de queso. En Pacífico 350, esq. Eje 10, Los Reyes, Coyoacán

 

Estándar:

* La Esperanza, con azúcar o con ajonjolí: 15.00 pesos

* Superama, extra special: 14.00 pesos

 

 

 

Para morir: el de La Boheme, elaborado con masa brioche perfecta, poco azucarado y con un toque de esencia de lavanda. Lo acompañé con el café de la casa, 100% orgánico de Chiapas. (Mi lema en estos casos, es: "hay que engordar con nivel", aunque claro, los políticamente correctos, dirían: “hay que enfermarse con nivel”.

| @gintly | Dolcealterego |

 

Comentarios

comentarios